Cuando la depresión postparto se adelanta

Esta encuesta fue realizada entre más de 14 500 mujeres embarazadas cuyos partos estaban programados entre el 1 de abril de 1991 y el 31 de diciembre de 1992. Para investigar la presencia de síntomas depresivos, los psiquiatras de la Universidad de Bristol utilizaron el llamado cuestionario de Edimburgo, previamente utilizado para detectar la existencia de depresión posparto o de depresión durante el embarazo. Este nuevo test se centra en sus repercusiones afectivas y cognitivas. La escala de depresión se les presentó a las participantes del estudio a las 18 y a las 32 semanas de embarazo y nuevamente ocho semanas y ocho meses después del nacimiento del bebé. Una puntuación mayor o igual a 13 señalaba una probable depresión.

Más depresión durante el embarazo que después

Los resultados revelaron que hay al menos tantas mujeres deprimidas al final del embarazo como durante los meses posteriores al parto. Más sorprendente aún, en algunas mujeres deprimidas el parto estaría asociado a una mejoría del estado psicológico. Entre las 9028 participantes que respondieron a los cuatro cuestionarios, el porcentaje de mujeres con síntomas depresivos alcanzaba el valor de:

  • 11,8 % a las 18 semanas;
  • Se elevaba a 13,5 % a las 32 semanas;
  • Bajaba a 9,1 % ocho semanas después del nacimiento;
  • Y volvía a bajar a 8,1 % a los ocho meses.

Sólo el 1,6 % (146) de las mujeres mostraba signos de depresión a lo largo de los cuatro periodos estudiados.

Un problema a tener en cuenta

Estas cifras cuestionan la idea de que el riesgo de depresión es particularmente alto después del parto. Por supuesto, no se puede negar que en algunas mujeres el parto representa un estrés que favorece la aparición de un estado depresivo transitorio. Pero estos nuevos datos muestran los trastornos psicológicos que sufren las mujeres embarazadas. Incluso cuando el embarazo se desea, se trata de un período que no siempre es tan feliz como se tiende a creer.
Varios estudios han revelado que la depresión del embarazo puede tener repercusiones negativas para la madre y el niño. Estas mujeres, por ejemplo, tienden a controlarse menos durante la gestación y a menudo dan a luz a bebés prematuros. Incluso cuando los bebes nacen en término, su peso suele ser más bajo del considerado normal.
Estudios adicionales permitirían comprender mejor las causas de depresión en las mujeres embarazadas. También podrían determinar la necesidad de un programa de detección precoz para poder ofrecerles tratamientos de psicoterapia.

Dra. C. Tutin

Otros contenidos del dosier: Postparto

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test