Reeducación del perineo: la utilidad de las bolas chinas

No importa si el parto ha sido natural o por cesárea. En ambos casos es necesario que la madre reeduque el perineo durante los tres meses posteriores al parto. Las técnicas las practican fisioterapeutas o matronas y se estructuran en sesiones de 20 o 30 minutos una o dos veces por semana. Las sesiones “clásicas” se componen de ejercicios manuales que puede hacer la mujer por sí misma (contracciones de los músculos que rodean la vagina, el ano y la uretra) o de contracciones generadas mediante una sonda vaginal (electroestimulación o biofeedback). Sin embargo, a estas alternativas se suman ahora las bolas chinas.

Más que un juguete erótico

Las bolas chinas son dos esferas ligeras, unidas por un cordel, que se introducen en la vagina con el fin de estimular la zona. Un segundo cordel unido a una de las esferas (a modo de tampón) permite retirarlas. Cada bola contiene, bien una bolita más pequeña, bien un mecanismo de rotación.

Los profesionales de la salud que recomiendan la bolas chinas –también conocidas como bolas de geisha– tras el parto han constado que reeducan el perineo de manera suave. “Lo que es interesante es que la paciente elabora el programa con el profesional, en función de los resultados obtenidos y de su propia experiencia”, explica Sophie Frignet, matrona y educadora del Instituto Gasquet de Paris que prefiere referirse a las esferas como “bolas vaginales”.

Vibraciones y contracciones espontáneas del perineo

Las bolas se introducen en la vagina gradualmente, primero una y después la otra. “Durante los movimientos del cuerpo y bajo el efecto de las contracciones voluntarias del perineo, las bolas chocan entre sí. Esto resulta en una vibración que desencadena una contracción espontánea del perineo”, agrega Frignet. La consciencia perineal se desarrolla de manera paralela a la tonificación del músculo. La mujer toma consciencia de las presiones eventuales que ejerce sobre el perineo. Éstas corresponden a esfuerzos abdominales hacia abajo, que, a largo plazo, favorecen las fugas urinarias. Mediante los consejos del profesional, la paciente aprende a corregirlos. El trabajo que se realiza en la consulta también puede practicarse en casa, en el día a día y a largo plazo.

Matronas y fisioterapeutas, aliados de la reeducación perineal

Si el principio suena tentador, puedes procurarte unas bolas chinas en cualquier tienda erótica de tu ciudad. Los precios, según los modelos, oscilan entre los 8 y los 50 euros. Los más recomendables son los de silicona, pues requieren menor mantenimiento, y los inodoros, para evitar reacciones alérgicas. Un lubricante facilita la introducción de las bolas en la vagina.

Lo primero, sin embargo, es consultar con una matrona o un fisioterapeuta, quienes efectuarán una evaluación del perineo. En función del resultado el especialista recomendará o no el uso de bolas vaginales. El principal escollo es que existen pocos profesionales que sepan utilizarlas como herramienta de reeducación perineal y la supervisión es fundamental. “Para algunas mujeres, aguantar 15 minutos con las bolas requiere mucha vigilancia, mientras que otras pueden llevarlas tres horas seguidas sin inconveniente alguno (no se aconseja dejárselas más tiempo). Es por ello por lo que es importante que el profesional proponga un trabajo personalizado y adaptado”, explica Frignet.

“Las sesiones de reeducación perineal constituyen un momento especial en el que la madre puede hablar sobre el nacimiento del bebé y sus emociones, hacer preguntas sobre la contracepción, la alimentación o los ritmos del recién nacido”, concluye la especialista.

¿Y tú? ¿Has utilizado bolas chinas tras el parto? ¡Cuéntanos tu experiencia en el foro!

D. Bourdet

Fuente:

"Périnée, arrêtons le massacre" (Perineo, paremos la masacre), doctor Bernadette de Gasquet, ediciones Marabout 2011.

Otros contenidos del dosier: Postparto

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test