30 cosas que hacer antes de dar a luz

1. Las escapadas románticas serán más difíciles después de dar a luz. Se trate de Venecia, la montaña, un fin de semana cultural o navegar en un velero, el momento de hacerlo es ahora.

2. Aprovisiónate. Si tu pareja no tiene alma de chef y le escapa a los mercados, comienza desde ahora a llenar el congelador con alimentos saludables y de buena calidad. Ya sabes que el cinc favorece la producción de hormonas mientras que la vitamina C ayuda a combatir las infecciones, favorece la cicatrización y participa en la absorción del hierro.

3. Estudia la ruta para llegar de tu casa a la clínica y recórrela a diferentes horas del día para tener una idea del tiempo que tardarás con y sin tráfico. También familiarízate con una ruta alternativa, en caso de que el ´´Día D´´ alguna de las calles estuviera cerrada al tráfico.

4. Pelo, manos, pies y depilación. Pide hora con la manicura, la pedicura, la peluquera y la depiladora, para encontrarte impecable antes de dar a luz. Cuando llegue el bebé, te costará más encontrar el tiempo –y quizá la energía- para dedicarte a estar guapa.

5. Vete al cine. ´´Cine´´, quiere decir, fuera de casa, no alquilar un DVD para ver en el salón expuesta a todo tipo de interrupciones. Disfruta del ritual del cine tal como se creó: para experimentarlo en pantalla grande, con excelente sonido y rodeada en la sala oscura de ávidos espectadores como tú. La sala de cine no sólo te hará olvidar del mundo que te rodea por dos horas, sino que es una excelente excusa para salir. Las palomitas son opcionales…

6. Masajear el perineo te ayudará a aumentar la elasticidad y la flexibilidad de esta zona del cuerpo, lo que reducirá las probabilidades de desgarro durante el trabajo de parto. Los aceites con base de jojoba son muy eficaces. Te recomendamos masajear la zona diariamente durante cinco o 10 minutos durante 34 semanas.

7. Nunca es tarde para aprender a tejer y no contar solamente con la buena voluntad de las abuelas. Tejer no es solo una actividad relajante sino que te sentirás orgullosa de ver a tu bebé con modelitos tejidos por ti.

8. Masajes de estómago y de pecho. Al igual que los de perineo, estos masajes te ayudarán a mantener la elasticidad de la piel, lo que en estas zonas del cuerpo se traducirá en menos estrías. Masajéate o hazte masajear utilizando un producto con base de aceite de trigo, mandarina o lavanda.

9. Visita la maternidad donde nacerá tu bebé. Habla con el equipo médico, pídeles que te hagan una visita guiada por la sala de partos, entra en las habitaciones, … Cuando llegue el gran día, todo te resultará más familiar.

10. Comienza a instruirte. Infórmate sobre todo lo relacionado con ser madre: métodos de dar a luz, nutrición, cuidados del bebé, ejercicio físico adaptado pre y posparto, amamantar, etcétera. Relee los libros de cuentos clásicos y descubre a los nuevos autores de la literatura infantil, así cuando llegue el momento tendrás historias de sobra para contarle a tu pequeño antes de ponerle a dormir.

11. Tripa morena. Si no te sientes muy sexy en estos tiempos, verte la tripa blanca no juega para nada a tu favor. Para darle un poco de color no recurras a las camas de bronceado, altamente desaconsejadas. Úntate en cambio con una crema autobronceante natural y sin olor. Ésta te dará un saludable tono moreno sin efectos secundarios. Es el secreto de Madonna y Catherina Zeta-Jones.

12. Elige ropa cómoda, tanto para los meses del embarazo como para un tiempo después de haber dado a luz. Aunque no te quedes con kilos de más, la tripa no desaparecerá de un día para el otro. Ármate de una mini coleccion de prendas que sean prácticas para amamantar.

13. Música para relajarte. Acostúmbrate a relajarte en casa escuchando tu música favorita -en lo posible, que invite a la distensión-- y llévatela contigo a la maternidad. Si te sientes  nerviosa, ponte los auriculares y poco a poco recuperarás la calma.

14.Visita al dentista. Las fluctuaciones hormonales durante el embarazo pueden afectar las encías (que se hinchan o se ablandan) y crear un terreno fértil para las caries si no las tratas. Es importante hacerse un control con el dentista. En caso de que se te hincharan las encías, bebe una infusión de manzanilla.regularmente.

15. Explora las hierbas medicinales. La infusión de jengibre es excelente para calmar las náuseas mientras que la manzanilla calma y distiende. A partir de la semana 34 puedes comenzar a tomar infusión de hojas de frambuesa para tonificar el útero. Después de dar a luz, las infusiones de hinojo y de eneldo estimulan la producción de leche.

16. Sácale provecho a las nuevas tecnologías. Utiliza la red para informarte de todo lo que necesitas saber sobre el embarazo, el parto, el bebé recién nacido, la crianza. … . También puedes entrar en cualquiera de los múltiples foros de discusión para hacer preguntas, intercambiar experiencias, crear nuevas amistades y recibir o dar consejos a otras mujeres que se encuentran en tu misma situación.

17. ¡Viva la pereza! Si nunca has pertenecido al club del dolce far niente matinal, ¡éste es el momento ideal para solicitar entrada! Aprovecha antes de dar a luz, porque después será mucho más difícil. Almohadas suaves de plumón,  una bandeja de cama para los cruasanes, libros y revistas, ...

18. Todo listo para el bebé. Esto implica un verdadero equipo de cosas; cuna, sábanas, mantas, carrito de paseo, bañera y toallas, asiento para el coche, cremas,… Y por supuesto, biberones y una buena reserva de pañales y prendas para las primeras semanas. Compra con tiempo y con calma, no empujada por las prisas, para así poder elegir con buen criterio.

19. Distensión en baños de inmersión. Además de la opción de dar a luz en el agua, los baños de inmersión en casa a última hora del día te ayudarán a relajarte y a dormir mejor. Añádele al agua aceites esenciales o sales minerales para hidratar la piel. ¡Te quedará tan suave como la de tu bebé!

20. El osteópata para los dolores de espalda. A medida que la tripa crece, la presión sobre la columna vertebral se irá incrementando. Al adoptar posturas para compensar el peso de la tripa, la espalda podría comenzar a dolerte. La osteopatía es recomendable para aliviar este tipo de dolor muscular. Así pasarás un embarazo más agradable.

21. Un nuevo corte de pelo para acompañar tu nuevo estado: mamá. No olvides que los amigos y familiares paparazzi no se cansarán de sacarte fotos, las cuales no quedarán en la privacidad de tu álbum familiar sino que recorrerán el mundo vía correo electrónico o facebook. (Olvídate para siempre del control de tu propia imagen). Si te tiñes el pelo, evita que el tinte toque el cuero cabelludo, ya que las hormonas podrían afectar el resultado final. Las mechas son la mejor solución. El corte, que sea fácil de mantener, para que el glamur no te abandone a la semana de dar a luz.

22. Los sujetadores para mamás. Hacia los últimos meses del embarazo, compra por lo menos tres. Que sean de algodón y modelos que se puedan abrir fácilmente, que se ajusten correctamente a tus formas pero con las copas holgadas. Estos sujetadores te pueden servir durante varios meses después de haber dado a luz.

23. La agenda del bebé. En ésta podrás anotar todos los pensamientos que se te crucen sobre la maternidad y tu bebé durante los meses previos al parto. Una vez que el nuevo miembro de la familia haya llegado, esa misma agenda te servirá para poner sus fotos, la pulsera de identificación de la clínica, los mensajes de felicitaciones de familiares y amigos y cualquier otro recuerdo que se te ocurra.

24. Ayuda en casa. Una vez el bebé en casa, tendrás que bajar las ´´revoluciones´´. Si te lo puedes permitir, y salvo que tu pareja sea un mago del orden y la limpieza, recurre a la ayuda de una empleada doméstica. El orden exterior te ayudará a mantener el orden interior y así podrás disfrutar más del bebé y también del nuevo papá.

25. Si tienes más hijos, piensa en cómo organizar su cuidado cuando estés en la maternidad. Si están en edad de comprender, explícales claramente dónde estarás, cuantos días y la razón: la llegada del nuevo hermanito.

26. Prepara un pulverizador con agua fresca para el momento de dar a luz. Puedes llenarlo con agua común o con un producto hidratante o una esencia floral, como lavanda o aloe vera. Es algo muy simple pero que tendrá un poderoso efecto refrescante durante el trabajo de parto.

27. Aprovéchate de las compras electrónicas. Prácticamente todo lo que necesitas lo puedes comprar por Internet. La ventaja es el ahorro de tiempo y que puedes ver los productos y tomarte el tiempo necesario para decidir las compras. ¡Sin presión de los dependientes!

28. Tonifica el suelo pélvico en cualquier momento y situación. En el autobús, en el metro, en el coche o frente al televisor. Hazlos hasta que se conviertan en un hábito. Estos ejercicios te ayudarán a controlar la musculatura en el momento del parto y le dará mayor tonicidad, lo que se traducirá en una más rápida recuperación.

29. Cómprate una cámara de fotos digital, además deasegurarte de conservar siempre un recuerdo de sus primeras horas y días, podrás compartir tu felicidad enviando a toda la familia la primera foto de tu retoño.

30. Enséñale canciones de cuna a su hermanito mayor para que él mismo pueda ayudar a dormir al bebé, haz que se sienta lo más implicado posible en los cuidados del bebé para evitar posibles celos.

L. Juillet

TE RECOMENDAMOS:

Preparación al parto y parto en el agua

El parto sin epidural

Tocofobia, pánico al parto

Otros contenidos del dosier: Preparación al parto

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test