El canto prenatal: una herramienta terapéutica

Practicar ejercicio de forma moderada, liberar emociones y comunicar con el bebé son las preocupaciones comunes de la embarazada. Del canto prenatal a las nanas después del parto, cantar no tiene más que beneficios.

Un masaje sonoro

«Es excelente empezar el día cantando», afirma de entrada la Dra. Monfrais Fauwadel, foniatra. Excelente física y mentalmente. Cantar es un ejercicio suave, empezando por el rostro. En efecto, para emitir sonidos, la madre se ve obligada a articular correctamente, lo que hace que trabaje todos los músculos del rostro. ¡Un ejercicio ideal para preservar la juventud de tu rostro y la elasticidad de la piel! Más que un simple secreto de belleza, esta actividad activa la totalidad de los músculos, de la mandíbula a los glúteos, pasando por los dorsales, y todo ello, gracias a la postura. Además, oxigena y relaja. «Cantar obliga a respirar con el abdomen», añade la Dra. Y esta respiración que adoptamos al dormir, calma la tensión y garantiza una verdadera relajación. Al igual que con el yoga, al cantar podemos intentar visualizar el recorrido del aire y el sonido a lo largo de la columna vertebral.

Del canto al canto prenatal

El embarazo es un momento maravilloso, pero también es un período en el que solemos sentir estrés y emociones diversas. No dejes que las preocupaciones ensombrezcan tu embarazo, y ¡ponte a cantar! «Para las mujeres embarazadas, cantar hace que aumente la confianza en sí mismas», explica Marie-Jo Cardinale; «yo lo recomiendo a menudo cuando se presenta un cuadro de depresión», añade la Dra. Monfrais-Fauwadel. Cantar no actúa exclusivamente sobre el plano mecánico, también es una buena forma de expresar las emociones. Un ejemplo que hemos vivido todas: el nudo en la garganta que nos asfixia, pero del que no podemos deshacernos. Pues entonces, pon música y tararea una canción que te traiga buenos recuerdos. Cantar puede hacer que afrontes el día con una cara completamente distinta. Es lo mismo que sucede cuando alguien participa en una coral: no hay que preocuparse por la nota exacta, cada miembro pasa desapercibido entre la masa, así que puede entregarse a fondo y liberarse. «Dejándote llevar por los demás, recibirás un verdadero baño de armonía, como lo demuestran las mujeres embarazadas que lo practican», confirma, Marie-Jo Cardinale, especialista en psicología y fonética.

Del canto al canto prenatal solo hay un paso que algunas mujeres ya han dado. El canto prenatal, que no es una técnica a la que se recurra con frecuencia en los servicios de maternidad, nació en los años 70 gracias a la investigación en psicología y fonética llevada a cabo por la cantante Marie-Louise Aucher. En la maternidad de una pequeña localidad francesa, Pithiviers, reunió alrededor de su piano a mujeres embarazadas, dispuestas a ofrecer a su bebé una melodía. El punto clave de esta preparación al parto es un entrenamiento que se divide en diferentes etapas: trabajar la amplitud de la respiración, la relajación de la mandíbula, la postura (sentada o de pie) y la fonación al cantar de forma muy sencilla. El canto prenatal instaura también un intercambio emocional con el bebé.

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Preparación al parto

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test