Preparar el perineo con vistas al parto

La elasticidad del perineo puede trabajarse mediante masajes y ejercicios específicos como preparación al parto. Además, estos permiten a la mujer tomar consciencia de esta parte “oculta” de su cuerpo.

Preparar el perineo antes del parto: beneficios reales

En España, hablar de trabajar el perineo sigue siendo tabú. “Sin embargo, ya en ciertas sociedades de la Antigüedad, se preparaba el perineo en el momento del parto”, explica Valérie Supper, comadrona. Las mujeres, ayudadas por las comadronas, preparaban su perineo con aceite, antes y durante el parto. Esas técnicas se siguen empleando hoy en día en ciertos países europeos. Para Valérie Supper, “la ventaja principal es incalculable. Permite a las mujeres acceder a una zona secreta y sagrada de su cuerpo, vivir de otra manera la feminidad así como experimentar de diferente forma su capacidad de dar a luz”. Es exactamente lo que ha experimentado Sandra, de 35 años y mamá de Alejandra, de 18 meses: “Esta preparación me permitió llegar muchísimo más relajada a la sala de partos. Por un lado porque me ayudó a ver mejor por donde iba a pasar el bebé y, por otro, porque yo misma sentía que mis tejidos estaban mucho más flexibles”.

¿Segundo beneficio? “Es una manera de ayudar a las mujeres a dilatar, puesto que el perineo es un canal que se abre para dejar paso al niño antes de cerrarse de nuevo. Cada día que pasa, la mujer sentirá su perineo más flexible al tocarlo. Y cuanto más flexible lo note, más capacitada se sentirá para traer un niño al mundo. Se contabilizan muchas menos lesiones, tanto episiotomías como desgarros perineales”, insiste la comadrona. “E incluso si hay una lesión, esta será mucho menos importante y menos dolorosa en el caso de mujeres que hayan trabajado el perineo ya que el tejido es capaz de cicatrizar mucho más rápido”, añade.

¿Cuándo debemos empezar a preocuparnos por esa zona? “Un perineo se prepara en tres semanas”, explica Valérie Supper. Se recomienda empezar con los masajes y los ejercicios a partir del octavo mes o desde el principio de la baja de maternidad y repetirlos diariamente. “No existe ninguna contraindicación que impida comenzarlos antes. Sin embargo, debes saber que ello no influirá en la elasticidad del perineo. La infección vaginal es la única contraindicación que hay que tratar imperativamente para hallar la integridad de la mucosa antes de empezar con los masajes”, precisa nuestra especialista.

Preparar el perineo antes del parto mediante masajes

La primera técnica para ablandar el perineo es el masaje. Para practicarlo, Valérie Supper estima que una mujer a gusto con su cuerpo no tendrá problemas para hacerlo sola con una guía explicativa. De lo contrario, la futura mamá podría necesitar una consulta o unas clases prácticas. Se recomienda utilizar un aceite, ya que además de facilitar el masaje, permite también nutrir la piel exterior (los labios inferiores, por ejemplo). Pero, ¡cuidado, no vale cualquier aceite! Necesitas una fórmula compatible con las mucosas. Practica el masaje todos los días entre dos y cinco minutos. “Algunas mujeres prefieren dejar que sea su pareja la que se encargue de los masajes”, comenta Valérie Supper. ¿Por qué no proponérselo a tu chico? Eso es exactamente lo que hizo Almudena, de 32 años y mamá de Pablo, de 7 meses: “Mi marido me masajeó el perineo con un aceite especial todos los días a partir del octavo mes siguiendo los consejos de mi comadrona. Fui yo la que se lo pedí, pero él estaba encantado con la idea de poder ayudarme. No tuve desgarros ni tuvieron que hacerme la episiotomía así que volveré a hacerlo, sin duda, la próxima vez”.

Ejercicios para preparar el perineo durante el parto

“Durante el parto, también puedes practicar ejercicios para el perineo a fin de trabajar y relajar el músculo”, indica Valérie Supper. “Cuanto más trabajas tu perineo, más impregnado estará de hormonas del embarazo, que no hacen sino aumentar la elasticidad de los tejidos a medida que avanza el embarazo”, precisa. ¿En qué consisten esos ejercicios? “El archiconocido pipí-stop (pero sin orinar) o contracciones y distensiones del ano”, indica la comadrona. En realidad, se trata de trabajar los esfínteres. Puedes entrenarte sola realizando ejercicios simples o pedir ayuda a una comadrona o a un fisioterapeuta si deseas entrenarte un poco más a fondo.

¿Otros consejos para preparar tu perineo? “Los baños de asiento pasando del agua fría a la caliente y viceversa son muy eficaces dado que contraen y relajan los músculos del perineo”, anuncia Valérie Supper. Vigila y presta atención a tus hemorroides, no las descuides. Otra opción es la tisana de hojas de frambueso, en Alemania se utiliza mucho para preparar el perineo. En el apartado de homeopatía, la árnica granulada o en disolución es útil para prevenir hemorragias y lesiones. Y, por último, “el sexo prepara igualmente el perineo”, explica la comadrona.

A.S. Glover-Bondeau

Fuente:

Entrevista a Valérie Supper

Otros contenidos del dosier: Preparación al parto

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test