¿Cómo se eligen los donantes de semen?

Precisar el número de nacimientos que se producen en España fruto de una donación de semen no es fácil: por una parte, no existe un registro nacional de donantes,  por otra, no todos los centros reportan los datos al registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), que en 2011 ha censado 12.652 intervenciones con semen de donante, entre inseminaciones y fecundaciones in vitro.
Como dato orientativo, el doctor Ferrando señala que IVI, el grupo que más tratamientos de reproducción realiza en España,  efectuó en 2012 un total de 1.745 inseminaciones de este tipo.

Perfil del donante: universitario de 24 años y soltero

El perfil medio del donante de semen que acude a los centros IVI es el de un estudiante universitario de entre 18 y 30 años (la edad media es de 24), soltero y con una salud de hierro. En España, la ley que regula esta práctica obliga, entre otros aspectos, a pagar al donante unos 50 euros por las molestias y gastos que pueda acarrear acudir a la clínica. Pero “el incentivo económico es lo de menos”, puntualiza el dr. Ferrando, “vienen movidos por las ganas de ayudar”.
Ellos son “la única opción” para muchas parejas y mujeres que sueñan con tener un hijo y no disponen de gametos masculinos de calidad, algo que le ocurre a una de cada tres parejas en tratamiento de fertilidad. El semen de donante es también el recurso idóneo en los casos en que el padre puede transmitir alteraciones genéticas a sus hijos a través de sus espermatozoides.

¿Todos los donantes son aptos?

“Ni mucho menos. Solo una de cada 10 personas que quieren serlo, llegarán a donar”, afirma el director médico de los centros IVI en Bilbao y Santander. “Las causas por las que se descartan son, o bien calidad seminal no perfecta, alteraciones en las analíticas y pruebas realizadas o enfermedades hereditarias en la familia.
También habrá un pequeño grupo que, tras ser informado del proceso, no desee continuar con el mismo”.

Requisitos para ser donante de semen

Para ser donante hay que tener menos de 35 años, buena salud física y mental y un buen semen, en cantidad y calidad, capaz de ser congelado y descongelado conservando sus cualidades. “Si todas las pruebas son correctas, el donante puede empezar a donar una vez por semana durante 6 meses.
En cada donación deja una muestra de semen tras un período de abstinencia sexual de entre 3 a 5 días. Puede donar hasta que se haya conseguido con su semen el número de gestaciones que marca la ley: seis recién nacidos vivos”, explica el director médico de IVI Bilbao y Santander.

Análisis físicos y psíquicos y abstinencia sexual los días previos a la donación

Durante el proceso de la donación, asegura el dr. Ferrando, “se puede llevar una vida completamente normal, exceptuando esos días previos a la muestra en que debe hacer abstinencia sexual”. 
Con la primera muestra de semen se analiza la calidad seminal: si es óptima, el candidato pasa a una segunda fase en la que se le realiza una completa historia clínica para descartar antecedentes familiares  de enfermedades genéticas, hereditarias o congénitas transmisibles. Además, un psicólogo clínico realiza una valoración psicológica exhaustiva del candidato.
Posteriormente, se hacen una serie de analíticas para descartar la presencia de enfermedades infecciosas como hepatitis B y C, VIH, sífilis, clamidias; y se incluye un cultivo del semen para descartar gonorrea. Por último, se realiza un cariotipo y una prueba de fibrosis quística para detectar la existencia de alteraciones genéticas en los donantes.
Una vez superadas todas estas pruebas, el semen permanece congelado seis meses antes de su uso, para poder realizar una nueva determinación de VIH y así evitar que algún donante se encuentre en ‘período ventana’ de alguna infección y pueda transmitirla a algún paciente.

Los riesgos de Internet

La demanda de esperma se ha duplicado en los últimos años, principalmente por el retraso en la maternidad, el empeoramiento en la calidad del semen y el aumento en la demanda de atención relacionada con la infertilidad.  Paralelamente a esta realidad, ha nacido en Internet un mercado tan poco fiable como peligroso en el que hombres y mujeres piden y ofrecen gametos a título particular, sin ninguna garantía médica ni legal.

Tanto si eres donante como si vas a someterte a un tratamiento de fertilidad, es importante incidir en la necesidad de acudir a centros médicos homologados. La donación siempre ha de realizarse en un Banco de Semen con acreditación oficial, como tiene el IVI. Te aconsejamos consultar el listado completo de Centros de Reproducción Asistida autorizados por el Ministerio de Sanidad.

Otros contenidos del dosier: Fecundación in vitro

Comentarios

Artículos destacados

8 posturas para dar el pecho
8 posturas para dar el pecho

¿Has elegido dar el pecho a tu bebé? Descubre las distintas posturas y las normas básicas para darle de mamar...

Aprende a darle un baño seguro a tu bebé
Cómo decorar una habitación infantil
¿Qué debe saber tu hijo si se pierde?
Tips para estar guapa durante el embarazo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test