Donación de óvulos: menos fecundas pero más altruistas

La fertilidad y la donación de óvulos en España

Dos aspectos saltan a la vista cuando se habla de reproducción en nuestro país: el número considerable de parejas que tiene dificultades para concebir y el hecho de que nuestro país cuente con una de las mayores tasas de donación de óvulos.

Los problemas de infertilidad afectan a entre un 15 y un 17 por ciento de las parejas españolas, según datos de la Policlínica Miramar de Mallorca. Una cifra preocupante que responde, de acuerdo con los expertos, a la maternidad cada vez más tardía de nuestros hogares. En este sentido, el Estudio Clearblue "El reloj biológico de la Mujer" reveló recientemente que dos de cada tres mujeres encuestadas –de un total de 1500– considera que hay tiempo para tener hijos después de los 45 años.

Como resultado de este retraso en la búsqueda de un embarazo, “la calidad y la cantidad de óvulos propios se vuelve deficiente”, recuerda Graciela Kohls, ginecóloga del IVI Madrid. Y agrega que, por este motivo, “muchas mujeres necesitan óvulos donados para lograr la gestación”.

En España, la ovodonación está regulada por la Ley de Reproducción Asistida de 2006, una de las más favorables a este tipo de actividad ya que establece el anonimato de la donante y la no restricción del número de embriones que pueden ser fecundados. En consecuencia, nuestra tasa de donación de ovocitos es una de las más elevadas, con cifras que se estiman rondan las 8000 donantes por año, entre españolas y extranjeras. Y es que, como efecto del carácter restrictivo de las leyes europeas, “muchas mujeres de otros países vienen a realizarse los tratamientos aquí”, puntualiza Kohls.

Donar óvulos: en qué consiste

Donar es sencillo, basta con satisfacer los requisitos que establece la ley: ser física y psíquicamente sana, sin antecedentes familiares de importancia, tener entre 18 y 35 años y no haber dado a luz a más de seis hijos.

Sin embargo, a la hora de donar, ¿todas las mujeres lo hacen por igual? “Hay una gran variedad de mujeres que hoy en día se acercan a los centros de reproducción, pero lo más frecuente es que lleguen estudiantes muy jóvenes, solteras y sin hijos, de entre 20 y 25 años”, precisa Kohls. Después, en el proceso de selección de los óvulos, se elegirán los de las donantes que tengan la máxima similitud fenotípica e inmunológica (grupo sanguíneo y RH) con la pareja receptora y su entorno familiar”, concluye.

Una vez superados los requisitos, la paciente se somete a un proceso que dura unos 10 o 12 días. Éste comienza con un tratamiento hormonal que aumenta la producción de óvulos y finaliza con una punción folicular para extraer los ovocitos maduros producidos por los ovarios. Aunque la punción exige anestesia general, la hospitalización no es necesaria y la mujer puede irse a casa un par de horas o tres más tarde. Los óvulos extraídos serán conservados en fresco o vitrificados (congelados), para poder ser utilizados a largo plazo y poder preservar así sus condiciones iniciales.

Efectos secundarios de la donación de óvulos

Los efectos secundarios son poco frecuentes y las donantes suelen hacer vida normal durante la estimulación ovárica. Aunque a veces “pueden experimentar cefaleas y molestias abdominales tolerables sin analgésicos”, puntualiza la ginecóloga.

Las relaciones sexuales quedan prohibidas, dado el riesgo de gestación múltiple y de torsión ovárica. Esto último es “una rotación espontánea del ovario sobre su pedículo vascular; y para volverlo a su posición original se requiere de cirugía. Cuanto mayor es el tamaño ovárico mayor es el riesgo de torsión”, detalla Kohls.

Otras complicaciones –aunque muy esporádicas, enfatiza la médica– pueden ser las relacionadas con el procedimiento anestésico, la estimulación y la punción ovárica: “Puede ocurrir que haya una hiperestimulación ovárica, que vuelve los ovarios más grandes de lo deseable y produce un líquido que se retiene por algunos días en el abdomen, y sangrado del ovario tras la punción”.

Pese a todo, los expertos recuerdan que se trata de un proceso sencillo e indoloro que posibilita la maternidad de miles de mujeres.

Compensación económica: ¿se cobra por donar óvulos?

La ley estipula que la donación no debe tener carácter lucrativo o comercial. Sin embargo, la pacientes sí reciben una remuneración, no por la compra de óvulos, que está prohibida, “sino como compensación por el tiempo dedicado y las molestias generadas”, detalla Kohls. La cuantía que pagan los centros varía entre los 600 y los 900 euros, siguiendo las recomendaciones de la Sociedad Española de Fertilidad.

Pero aunque el incentivo económico puede empujar a muchas mujeres a donar sus células sexuales, Kohls asegura que “ésta no es en ningún momento la única motivación: la donación es un acto de tremenda generosidad”.

Para más información:

ivi.es

nuevo.sefertilidad.com

Otros contenidos del dosier: Infertilidad

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test