Genética y herencia

Nociones básicas

La genética, que es la ciencia de la herencia biológica, estudia la transmisión de las características hereditarias (por ejemplo, el color de la piel). Para comprender sus mecanismos es necesario adentrarse en una dimensión minúscula, hasta llegar al núcleo de la célula. El núcleo de cada célula alberga el conjunto de la herencia genética, que es única en cada persona, y está formado por 46 cromosomas agrupados en pares. La forma de un cromosoma es similar a la de una X o dos palos cruzados cuyos brazos constituyen una molécula de ADN (ácido desoxirribonucleico).
Los genes son segmentos de ADN El ADN es una molécula en forma de doble hélice, algunos de cuyos segmentos son los genes. El ser humano posee cerca de 35 000 genes diferentes que determinan una parte de los rasgos principales de cada persona, como mínimo los hereditarios. El conjunto de todos estos genes constituye el genoma humano.
La transmisión de la herencia Al igual que las demás células del cuerpo humano, la célula sexual (el óvulo en la mujer y el espermatozoide en el hombre) está formada por cromosomas cuyo ADN contiene miles de genes. Su particularidad es que sólo contiene 23 cromosomas que, durante la fecundación, se agrupan en pares para formar la primera célula con 46
cromosomas del ser humano. Cada par está compuesto por un cromosoma paterno y otro materno.

¿Se parecerá a mí?

La mitad de la herencia genética de un bebé procede del padre, y la otra mitad de la madre, pero esto no significa que el hijo deba parecerse a partes iguales al padre y a la madre. En efecto, tanto en la mujer como en el hombre, la formación de las células sexuales constituye una verdadera mezcla genética de la que pueden resultar miles de posibilidades. De este modo, un hijo es la versión reformulada de los genes del padre y de la madre, lo que explica que pueda parecerse muy poco a uno de sus progenitores, o que exista muy poco parecido entre los hermanos de una misma familia.
Genes recesivos y genes dominantes En líneas generales, podemos decir que cada gen define un rasgo concreto del individuo, cuya función puede ser, por ejemplo, determinar el color de los ojos o definir la forma de las orejas. Dentro de cada par de cromosomas existen dos ejemplares de cada gen: el del padre y el de la madre. Estos genes equivalentes, que reciben el nombre de alelos, no siempre son idénticos: los genes (o alelos) dominantes son los que se imponen sobre los genes (o alelos) recesivos. Observemos, por ejemplo, lo que sucede con el gen que determina el color de los ojos: si tú das un alelo «ojos azules» a tu hijo y su padre le da un alelo «ojos marrones», tendrá los ojos marrones, ya que el gen «ojos marrones» es dominante respecto al gen recesivo «ojos azules». Y así, sucesivamente.

¿Niño o niña?

En una persona de sexo femenino, el par de cromosomas que determina el sexo está formado por dos cromosomas idénticos, XX, mientras que en una persona de sexo masculino está constituido por dos cromosomas de forma y tamaño diferentes, los cromosomas XY. Todos los óvulos de la mujer llevan un cromosoma X, mientras que en el hombre, la mitad de los espermatozoides llevan X y la otra mitad Y. En el momento de la fecundación, el sexo del futuro bebé viene determinado por el tipo de espermatozoide que fecunda el óvulo: si el espermatozoide es del tipo X, el bebé será niña, y si es Y, será un niño. La combinación XX corresponde a las niñas, y la XY, a los niños. Esto significa que el sexo del futuro bebé viene determinado por el padre… y por el azar. La lógica indica que deberían nacer el mismo porcentaje de niños que de niñas, un 50% de cada uno, pero lo cierto es que, de manera inexplicable, nacen más niños, unos 105 por cada 100 niñas.

Otros contenidos del dosier: Prepararse para ser madre

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test