Quiero un hijo y mi pareja no, ¿qué hacer?

Vivimos en un mundo en el que casi todo se programa, incluido el embarazo. Desde que existen los anticonceptivos, la maternidad es, en la mayoría de los casos, un acto voluntario. 

La maternidad: una decisión que necesita reflexión

“Me siento preparada y él me dice que necesita tiempo”, se queja Estefanía, en pareja desde hace tres años. Cuando las condiciones ideales parecen haberse reunido (estabilidad económica y afectiva), la llegada de un bebé forma parte del contexto de construcción de la familia. Una evidencia para la futura madre pero no siempre para su pareja. Antes de abordar las razones que frenan el deseo de paternidad, es necesario tener en cuenta que éste raramente llega de forma simétrica. “Si no querer tener un hijo es un sentimiento que no se controla, querer tenerlo al mismo tiempo que la pareja, mucho menos”, subraya la ginecóloga Irène Borten-Krivine.

Querer ser padre no es un sentimiento espontáneo

“Quizás es egoísta y algo inmaduro pero un niño significa perder la libertad y dejar de salir…”, se lamenta Julián, al igual que muchos otros hombres, so pretexto de no sentirse preparado. “Tengo una relación muy carnal con mi mujer y renunciar a ella sería insoportable”, admite Esteban. Detrás de cualquier excusa masculina, se esconde una dificultad legítima: la del paso hacia la paternidad. “La mujer lleva el deseo de ser madre en el vientre, el hombre, no”, asegura la experta, que apunta al centro del problema al afirmar que “el instinto de ser padre no es espontáneo en el hombre”.

El psicoanalista J.P. Winter sostiene que “hay dos situaciones que intervienen en la forma en que un hombre ocupa su lugar de padre: una es la historia personal; la otra, la de su propia generación”.

Confrontado a esta nueva aventura para la que no está necesariamente preparado, el hombre pone un freno, ¡lo que no significa un “no”!

Tú quieres un bebé, él no

Admitir y comprender que un hombre puede no compartir al cien por cien el entusiasmo de un hijo y fundar una familia es un primer paso. Pero falta hacerle partícipe del proyecto. Los hombres necesitan tiempo para hacerse a la idea de la paternidad. Los que están listos pero no lo saben de entrada suelen emocionarse con la llegada del bebé y estar muy atentos después. A aquellos que no están tan preparados, implicarles sin forzarles a dar el paso es más sencillo de lo que parece: “se trata de quitar la traba de la contracepción”, sugiere Borten-Krivine, que anima a las mujeres a asumir plenamente su deseo de ser madres y a interrumpir la toma de anticonceptivos orales: una manera indirecta de hacer al hombre partícipe. Llegados a este punto, depende de él decidir cuándo querrá correr el riesgo de mantener una relación sexual sin protección. La clave reside en la idea de sacudir algunas estructuras establecidas. “Despertarle las ganas” podría ser otro camino a seguir. Todo es cuestión de crear la atmósfera adecuada, siendo siempre consciente de sus miedos, que son comprensibles.

Cuando el “no” es un “no” de verdad

Luisa decidió tener un hijo sin el acuerdo de su pareja y la relación comenzó a degradarse en cuanto nació el bebé. “Pensaba que el nacimiento cambiaría su actitud pero me equivoqué”, admite. Algunos “no” deben tenerse muy en serio. “Tengo dos hijas de 5 y de 8 años de un primer matrimonio y debo admitir que la idea de volver a estar rodeado de pañales no me hace saltar de la emoción”, confiesa Hugo. En el caso de las familias recompuestas, el “no” adquiere otro significado y decidir tener un bebé sin el apoyo del compañero tiene sus riesgos. Frente a una decisión crucial, sobre todo cuando se involucra el reloj biológico, no hay reglas, afirma Borten-Krivine. “Es sólo cuestión de seguir el propio instinto”, concluye.

C. Maillard

Actualizado en febrero de 2017

Otros contenidos del dosier: Prepararse para ser madre

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test