Síndrome de Couvade: cuando él también está “embarazado”

Cuando él está “embarazado”: los tiempos han cambiado

En el pasado, la mujer solía afrontar el embarazo con el apoyo de sus familiares y amigas, sobre todo en los trámites más comunes, como revisiones médicas o citas con el especialista. Hoy en día, los hombres, es decir los futuros papás, están cada vez más presentes en las vidas de sus parejas, implicándose tanto a nivel práctico como emotivo en el embarazo. Esto les lleva a tener comportamientos “extraños”, como por ejemplo, que se encarguen de convertir la casa en un lugar seguro para el bebé, que se emocionen con una película romántica, que tengan dolor de riñones, engorden, sufran cambios de humor y tengan sensaciones muy similares a las náuseas matutinas típicas del embarazo. En los casos más extremos, a que tengan incluso dolores casi tan fuertes como los de las contracciones al final del noveno mes de embarazo. Esto sucede porque entran en sintonía con las exigencias de su pareja y comprenden en profundidad sus necesidades y estados de ánimo, tanto que llegan a volcarse por completo en su papel de padre.

¿Qué puede experimentar un hombre durante el embarazo?

A este trastorno se le conoce como Síndrome de Couvade y abarcaría estos cambios particulares en los hombres “en estado de buena esperanza”. El psiquiatra inglés W. H. Trethowan introdujo el estudio de este trastorno ya en 1965, asociando los síntomas no solo a los futuros papás, sino también a las personas que rodean a la futura madre, como amigas, suegros, u otros familiares.

El sentido de la paternidad en la sociedad actual está aumentando y los papás modernos están cada vez estás más pendientes de las necesidades de su pareja y, sobre todo, del bebé. Esto demuestra que el hombre, que antes huía socialmente de sus responsabilidades paternas -estar presente en la vida de los hijos a veces significaba pagar solo las facturas y traer dinero a casa-, hoy en día está dispuesto a asumirlas con empeño y con plena conciencia, sintiendo cada vez más el deseo de querer participar desde un punto de vista emocional en la vida de su prole, algo que antes estaba esencialmente relegado al papel de la madre.

Un estudio neocelandés ha confirmado científicamente la existencia de este síndrome: la investigadora Irene Lichtwark, de la universidad de Waikato, ha demostrado durante un estudio sobre el estrés en el embarazo que no solo las mujeres, sino también los hombres, sufren situaciones de tensión y ansiedad provocadas por la llegada de un bebé.

El punto de vista del hombre durante el embarazo

Sin embargo, este síndrome del embarazo masculino también puede nacer de una situación psicológica particular: puede ser la consecuencia de una especie de “envidia” hacia la capacidad generativa de la mujer y querer identificarse con ella es una manifestación de este sentimiento de frustración por no poder dar luz a un niño. Según algunas opiniones, se debe a la no resolución del complejo de Edipo, en particular relativo al miedo a la castración masculina. Por lo tanto, no se puede vincular una búsqueda de atención por parte del hombre durante el embarazo, o a una somatización, dicen los expertos, sino a una situación de estrés provocada por el hecho de prepararse psicológicamente para la llegada de un bebé. Los estudios dicen que entre el 25% y el 50% de los futuros papás sufre este síndrome, que empieza a manifestarse en el primer trimestre de embarazo y que se intensifica hacia el octavo o noveno mes de embarazo. Afortunadamente, en la mayor parte de los casos, los síntomas desaparecen después del parto. Existen algunas variables que pueden hacer aumentar la incidencia de la aparición de este síndrome, como la flexibilidad de los roles sexuales dentro de la pareja y el hecho de que la mujer se encuentre en una posición dominante.

El Síndrome de Couvade se puede definir como el primer paso hacia la construcción de un vínculo importante entre padre e hijo, vínculo que perdurará en el tiempo y que es muy importante para el crecimiento psicoemocional del niño.

L. Fioravanti

Otros contenidos del dosier: El futuro padre mes a mes

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test