Perder poco a poco los kilos de más

Has llevado a tu bebé durante nueve meses y es normal que los kilos de más no desaparezcan del día a la noche. Pero no dejes que te acompañen más de lo necesario.

No todas reaccionamos igual a los kilos de más, incluyendo los acumulados durante el embarazo. Un aumento de peso de 11 kg a 13 kg es normal, pero algunas mujeres muy delgadas a veces aumentan hasta 18 kg y consiguen perderlos rápidamente tras el parto. Otras, en cambio, engordan menos pero tienen más dificultades en recuperar la línea.

Juntar fuerzas

Si estás dando el pecho tus necesidades son casi idénticas a las del final del embarazo. Debes consumir suficientes ácidos grasos insaturados esenciales para el desarrollo neurológico de tu hijo y proporcionarle de 1g a 1,2 g de calcio por día. No te preocupes si tienes más apetito, la lactancia materna a largo plazo ayuda a quemar la grasa almacenada durante el embarazo.

Le des el pecho o no, no te fijes metas poco realistas. Recuerda que si adelgazas muy rápidamente también recuperarás rápidamente lo perdido. Además, una dieta desequilibrada te agotará físicamente en un momento en que necesitas recuperar las fuerzas, especialmente si el embarazo y el parto han sido difíciles.

Por último, cuidar al bebé todos los días requiere una gran cantidad de energía. Eso no significa que tengas que dejar que los kilos se asienten, especialmente si tenías unos cuantos de más antes de quedar embarazada.

Objetivo: Dos kilos por mes

Empieza a cuidarte desde el nacimiento de tu bebé armándote de paciencia y siguiendo nuestros consejos:

  • No es necesario que cuentes calorías (evita alimentos grasos y los dulces). Fíjate más bien en el valor nutricional de los alimentos que consumes. Una dieta sana y equilibrada te hará perder peso gradual y naturalmente.
  • No te saltes comidas. Prepárate un buen desayuno (pan integral con un poco de mermelada, productos lácteos, frutas y una bebida caliente). Un buen desayuno te mantendrá con energía hasta la hora del almuerzo.
    Aumenta el consumo de frutas y verduras para el aporte de vitaminas y minerales.
  • Modera el aporte de grasas (no más de una cucharada de aceite por comida), pero no las elimines de la dieta. Escoge alimentos preparados al vapor o a la plancha con un poco de aceite en vez de fritos.
  • Consume tres o cuatro productos lácteos al día (leche y quesos blancos desnatados o semidesnatados, yogur natural, queso no demasiado graso) para cubrir el déficit de calcio inherente al embarazo.
  • Come alimentos feculentos al menos en una de las dos comidas. Escoge cereales integrales (arroz integral, pan integral) ricos en fibra, sin olvidar las legumbres (lentejas, garbanzos, soja). No destierres los almidones de la dieta, ya que son la principal fuente de energía de tu cuerpo.
  • Come proteína en cada comida. Se sabe que del 30 % al 40 % de las mujeres tienen deficiencia de hierro después del parto; las carnes rojas y los pescados son ricos en hierro. Los pescados grasos, las nueces y las avellanas contienen ácidos Omega 3, ácidos grasos esenciales que son muy necesarios después del embarazo.
    Bebe mucho, sobre todo si estás dando el pecho: agua, té caliente o frío, caldo de verduras, infusiones...

¡No te descarriles!

La depresión posparto suele ir acompañada de antojos que te impulsan a comer lo que sea a la hora que sea. Para evitar estos descarrilamientos planea una colación equilibrada por la mañana y por la tarde. Por ejemplo, un yogur y un par de galletas o dos piezas de chocolate negro y fruta.

Si a pesar de seguir estos consejos nutricionales todavía tienes kilos que perder seis meses después de la llegada del bebé, consulta con un nutricionista, quien elaborará una dieta a tu medida. Y no te olvides de que una vez terminada la rehabilitación perineal puedes reanudar tus actividades físicas para ganar músculo.

Christine Angiolini con la colaboración del doctor Jacques Fricker, nutricionista y autor del libro Bien manger pour être au top (Comer bien para estar en la mejor forma), Ediciones Odile Jacob, París, Francia.

Otros contenidos del dosier: En forma tras el parto

Comentarios

Artículos destacados

Cosméticos básicos para el bebé
Cosméticos básicos para el bebé

La piel de los bebés es muy distinta a la de los adultos, lo que hace que sea imprescindible aplicarle unos cuidados...

El suelo pélvico tras el parto
Guía Doctissimo de los pañales
Malformaciones ginecológicas: ¿afectan al embarazo?
Pérdida de un bebé: cómo superarlo
¿Qué tipo de padre será tu pareja?

Valorando algunos comportamientos de tu pareja sabrás si será buen padre. Si los resultados de este test no son positivos,...

Hacer otros Test