¿Son las cremas solares realmente eficaces?

¿Las cremas solares nos protegen realmente de los rayos UV? Algunas menos que otras, según la Prof. L. Coiffard, Directora del Laboratorio de Farmacia Industrial y Cosmetología de la Universidad de Nantes, que publica los resultados de las pruebas que realizó en 32 cremas solares. Y es ahí donde aprieta el zapato: entre el 25 y el 30% del total de las cremas sometidas a test, no tenían la eficacia que anunciaban.

Las pruebas “in vivo” provocan cada vez menos confianza

Una crema solar que indica un FPS (factor de protección solar) de 45 tiene una eficacia protectora* teórica de 45. Ahora bien, después de haber pasado por la criba de las pruebas de la Prof. Coiffard, se comprueba que el FPS es de 22. ¿Cómo explicar esta diferencia? Según la especialista, por la naturaleza misma de las pruebas realizadas.
En efecto, para determinar el FPS**, los industriales utilizan el método de Colipa, un test que se realiza “in vivo”, en persona. En resumen, se trata de calcular la relación que existe entre el tiempo que toma un bronceado repentino con y sin el producto, sobre una superficie de piel de la espalda de 10cm por 10cm, en un grupo de voluntarios que se exponen a una dosis creciente de UVB. La dosis de producto solar utilizada es de 2mg/cm²*.
Ahora bien, según la Prof. L. Coiffard, estas pruebas “in vivo” presentan el problema de que es posible “torcer” los resultados (agregando antiinflamatorios, sospecha…). Para ella, deberían primar las pruebas “in vitro”, realizadas en laboratorio sobre células de cultivo (o sobre pedazos de piel de cerdo, por ejemplo), expuestas a rayos UV.

Condiciones poco realistas que pueden inducir a error

Ya en 2002, una fundación francesa había denunciado la opacidad de las pruebas aplicadas para determinar el factor de protección solar, denunciando una diferencia importante entre la protección resultante de las pruebas de laboratorio y el nivel de protección alcanzado en situación real. Además de los factores externos tales como el sudor, la fricción de la ropa, etc., en condiciones reales, el consumidor utilizaría entre 3 y 4 veces menos de crema que en la pruebas…
Por otro lado, las autoridades también habían reconocido el problema ya que en un informe sobre los productos de protección solar publicado en 2006 por la AFSSAPS se destaca que la “dosis aplicada a los ensayos (2mg/cm²) es de alrededor 3 veces más elevada que la cantidad utilizada en general por los consumidores”. Los expertos sugerían especialmente revisar los modos de determinación de los FPS para comprender mejor la variabilidad individual. Al final, los expertos internacionales reconocían las ventajas e inconvenientes de cada uno de los dos métodos, in vitro e in vivo y recomendaban una mejor evaluación de los primeros y ciertos ajustes para los segundos.

Ajustes necesarios no efectuados

Las pruebas también son objeto de cuestionamientos a nivel europeo. En 2006, la CE aconsejaba la utilización “del método de ensayo in vitro que da resultados equivalentes, pues los métodos in vivo suscitan preocupaciones de orden ético. La industria debería acrecentar sus esfuerzos con el fin de desarrollar métodos de ensayo in vitro para la protección contra los rayos UVB y UVA”. La Prof. Coiffard destaca que esto no se ha hecho.
Para C. Bertolotto, Directora de Investigación del INSERM, en el equipo “Biología y Patología de las células melanocitas: de la pigmentación de la piel a los melanomas” en el Centro Mediterráneo de Medicina Molecular de Niza, las pruebas in vitro realizadas actualmente, “no tienen en cuenta la estructura de la piel, el fototipo y la reacción del organismo”. En cuanto a las pruebas in vivo, no tienen en cuenta de forma suficiente “la heterogeneidad en los fototipos. Para definir plenamente la eficacia de las cremas que serán compradas por individuos de todos los fototipos, parece quizás importante efectuar previamente pruebas sobre esos diferentes fototipos”.

La prevención sigue siendo esencial

Aunque las pruebas actualmente en vigor son mejorables, siguen siendo la referencia por el momento. Es de esperar que vayan acompañadas de pruebas suplementarias actualmente en desarrollo para, al final, mejorar la seguridad de las protecciones solares y proteger lo máximo posible la salud de los consumidores. Para la Prof. Coiffard, “la reglamentación cambiará naturalmente con los nuevos datos”.
Cada año se diagnostican cerca de 80.000 casos de cáncer de piel. Con 9.780 nuevos casos estimados en 2011, la incidencia de los melanomas (el cáncer de piel más grave debido a su potencial de metástasis) se ha más que triplicado entre 1980 y 2005.
Recordemos que la crema solar es indispensable para proteger la piel de los rayos de sol, sobre todo en los niños. No hay que exponerse entre las 11 y las 16 horas, hay que aplicarse una crema adaptada al propio fototipo y renovarla tantas veces como sea necesario (especialmente después de un baño). Es también y sobre todo indispensable proteger a los niños con un sombrero, gafas y camiseta, sobre todo entre las 11 y las 16 horas.” Seguir estos consejos es indispensable para reducir los riesgos de cáncer de piel.
Y. Saïdj
* Si, por ejemplo, una persona sufre un bronceado repentino al cabo de 15 minutos sin protección, significa que con un índice de protección 10 necesitará 150 minutos, o sea 2 horas y media, para obtener el mismo bronceado con crema solar.
** El FPS mide la protección contra los rayos UVB y no contra los UVA (lo cual jamás se indica en el producto). Generalmente, la protección UVA corresponde a alrededor de un tercio de la protección UVB.
Fuente: Artículo del periódico francés Libération, "¿Hay que acabar con las cremas solares?", publicado el 14 de agosto de 2012.

Otros contenidos del dosier: Protege tu piel

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test