¿Existe una alternativa al SPF?

El abanico es amplio en lo que a protección solar se refiere: SPF 15, 30, 50, 50+, etc. Pero desde hace algunos años, se ha constatado la aparición de cremas solares sin SPF. ¿Es una nueva tendencia? ¿Qué esconde?

Los SPF, un indicador incompleto

En primer lugar, hay que saber que la indicación SPF de una crema no es obligatoria. "Pero, por ahora, es la única escala conocida y reconocida por el gran público. Si los fabricantes no indican el índice SPF, les resultará difícil explicar el nivel de protección", precisa Pierre Cesarini, director general de la Asociación Seguridad Solar en Francia.

Y las marcas que se lanzan a favor del "No SPF" se apoyan en una debilidad del indicador: los SPF sólo tienen en cuenta la quemadura que producen los rayos UV. "El SPF no es un índice perfecto. Sólo evalúa la protección contra los rayos de sol", explica el especialista.

Y este el argumento central de algunas marcas. "En Institut Esthederm, nuestras protecciones solares no tienen índice SPF, ya que están concebidas para aportar una protección completa que tiene en cuenta el nivel de insolación, de riesgo de envejecimiento y la fotosensibilidad de cada piel", explica Isabelle Benoit, directora de de Innovación de la marca. "Disponemos de 4 categorías de cuidado en función del tipo de piel frente al sol y 4 niveles de protección según la intensidad del sol", prosigue la científica. Para Pierre Cesarini, "tener en cuenta tanto el tipo de piel como los rayos solares tiene sentido", ya que no todos reaccionamos del mismo modo ante el sol. Las pieles morenas no necesitan el mismo índice de protección que las pieles blancas o pelirrojas. De la misma manera que exponerse al sol de Escandinavia no requerirá la misma protección que la exposición al sol de los trópicos.

El futuro de los SPF

Los SPF todavía tienen futuro, ya que el trabajo de comunicación de los fabricantes y los actores de la sanidad pública han tenido un fuerte impacto en la población. "Y aunque no es un indicador perfecto, es un dato muy anclado en la conciencia colectiva. Será necesario invertir mucho tiempo y medios para educar a la población con una nueva nomenclatura", reconoce Pierre Cesarini.

La educación es precisamente el caballo de batalla de una marca como Institut Esthederm, que, tras muchos años, informa sobre su visión positiva del sol: "El sol es indispensable para nuestra salud y para la belleza de nuestra piel. Y pensamos que, para aprovecharlo al máximo, hay que saber controlarlo y, sobre todo, reenseñar a la piel a autoprotegerse", aclara la directora de Innovación. La idea de que la piel se autoproteja en un cierto tiempo y no resulte necesario buscar a cualquier precio la hiperprotección es un nuevo enfoque que deja de lado muchas creencias y que necesitará cierto tiempo para imponerse en el público. Por otro lado, Isabelle Benoit reconoce que es necesario "explicar la marca a las consumidoras". Por su parte, el editor de Soleil.info previene: "será difícil deconstruir una creencia colectiva."

Sin embargo, imagina otro futuro (lejano) para los indicadores de protecciones solares. "El SPF es una noción limitada, no siempre es clara para el consumidor. La idea falsa más extendida es que un índice de protección 10 permite estar bajo el sol 10 veces más de tiempo", lo que evidentemente es falso. La protección no debe incitarnos en ningún caso a permanecer más tiempo bajo el sol.

¿Cómo funcionan los SPF?

Recuerda: Utiliza tu crema correctamente en el momento oportuno. Una protección solar no nos autoriza en ningún caso a exponernos más tiempo y no debe sustituir a la mejor protección, la ropa.

Los SPF nos protegen de los rayos UV, mayoritariamente de los UVB.  Pero desde una reciente recomendación de la Comisión Europea, las protecciones solares deben integrar 1/3 de protección contra los rayos UVA.

El SPF es un índice que indica entre cuánto es dividido el índice de UV absorbido. Por ejemplo, una crema "SPF 15" dividirá entre 15 el índice de UV absorbido por la piel. "Pero esto corresponde a los test realizados en laboratorio", previene Pierre Cesarini. "Utilizan 3 o 4 veces más de producto de la cantidad que se utiliza en la realidad. El resultado es que se puede dividir entre 4 el nivel de protección real: una crema de índice 50 en laboratorio no será más que una protección 12 en realidad". Dicho de otro modo, cuando en la playa nos embadurnamos de una crema de índice 50, sólo se divide en entre 12 el riesgo de quemadura e insolación, ¡y no entre 50!

Por último, no hay que olvidar que ninguna crema puede frenar todos los rayos UV. De ahí la reciente prohibición de la mención "pantalla total", que puede generar confusión.

Se puede pensar que, tras un largo trabajo de educación e información, algún día podremos contar con indicadores simplificados que tengan en cuenta el fototipo y el nivel de insolación, "con categorías de 0 a 4, como en el caso de las gafas, que evitarían interpretaciones erróneas", imagina Pierre Cesarini. "Pero, antes de centrarnos en una idea preestablecida, hay otras cosas para hacer en el campo de la prevención", concluye.

"Así pues, debemos hacer un uso coherente y reflexivo de nuestra crema solar", explica Pierre Cesarini. "No es necesario aplicar una capa espesa; es mejor renovar la aplicación a menudo, tras sudar, bañarse o frotarse con alguna cosa. Si no, hay que ir tapado y buscar la sombra."

Jessica Xavier

Fuentes: entrevistas con Pierre Cesarini, director general de la Asociación de Seguridad Solar, centro colaborador de la OMS y con Isabelle Benoit, directora de Innovación de Institut Esthederm.

Otros contenidos del dosier: Protege tu piel

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test