La cirugía estética del brazo: el lifting de brazo o braquiplastia

La molestia que comporta tener los brazos flojos o arrugados puede afectar a la confianza en uno mismo. Camuflar los brazos inestéticos limita considerablemente las posibilidades de vestuario.
Cuando se produce una relajación importante de los tejidos, un exceso de piel y un excedente de grasa en la cara interna de los brazos, puede que la cirugía estética os ayude.

Factores que explican la relajación cutánea de los brazos

La piel de la cara interna de los brazo se ve muy solicitada por los movimientos repetidos de los brazos, por la gravedad, pero también por otros factores que contribuyen a la aparición de una ptosis cutánea.

  • La edad

El envejecimiento induce de forma natural una infiltración de grasa y una pérdida de firmeza.

En general, el brazo no recupera su forma original, dado que la piel puede tardar muchos meses en volverse a contraer ajustándose a los nuevos volúmenes tras el adelgazamiento. Cabe señalar que también puede tratarse de una mala retractación cutánea tras una liposucción del brazo, donde se requiere un lifting de la piel.

  • La herencia

También juega un papel importante en esta relajación de los brazos.

El lifting de brazo suele asociarse a una liposucción

  • En caso de exceso adiposo, se realiza una primera liposucción como complemento del lifting. Práctica frecuente y fiable, la liposucción extrae los excedentes grasos (lipomerías) reticentes a las dietas alimentarias y actividades deportivas.
  • Cabe señalar que a veces, especialmente en los sujetos jóvenes donde la piel elástica presenta un buen potencial de retracción, una simple liposucción puede bastar para conseguir unos brazos bien moldeados y eliminar un aspecto pesado y voluminoso: la piel puede retraerse hasta cierto punto de manera natural y entonces no es necesario proceder a un lifting de brazo, es decir, crear cicatrices.
  • Aunque el brazo esté relajado y arrugado, sin exceso de grasas, no es necesario un procedimiento de lipoaspiración y sólo se realiza el lifting del brazo.

Tres técnicas de lifting de brazo

Cada técnica se adapta a la figura de cada caso. Se han descrito diferentes técnicas. La localización de la cicatriz así como su longitud dependerán de la importancia de la distensión cutánea a corregir.

  • Lifting de brazo con incisión horizontal en la axila

Se trata de casos raros donde el exceso de piel es menor. Entonces, la retirada del excedente cutáneo se efectúa mediante una pequeña cicatriz de incisión disimulada en un pliegue de la axila.

  • El lifting del brazo “clásico” con incisión longitudinal sobre la cara interna del brazo

Se trata del lifting de brazo que se lleva a cabo con mayor frecuencia. Se retira el exceso de piel en el eje longitudinal y transversal de la cara interna del brazo.

  • El lifting de brazo combinado

Este lifting se reserva a los pacientes que presentan brazos muy dañados y combina las dos cicatrices de incisión comentadas anteriormente (en este caso la cicatriz tiene forma de "L" o "T").

Lifting de brazo: las cicatrices

Como cualquier cirugía, la braquioplastia comporta una cicatriz. Esta cicatriz dependerá de la técnica utilizada (ver más arriba). De este modo, la intervención debe aportar una mejora significativa para estar justificada.
El aspecto definitivo de la cicatriz es apreciable un año después de la intervención. Se requerirá un cuidado minucioso y se deberá evitar la exposición de la cicatriz a los rayos ultravioleta (o protegerla con pantalla total de factor 50) durante todo un año.

Antes de la intervención

Se requieren de una a dos consultas con el cirujano plástico. Se realiza un examen clínico, se lleva a cabo un chequeo completo preoperatorio según las prescripciones y se realiza una visita con el anestesista al menos 48 horas antes de la intervención.

Se debe preparar un presupuesto así como debe firmarse un consentimiento informado. Se prohibirá fumar al menos durante todo un mes antes de la intervención, así como tampoco podrán tomarse aspirinas ni antiinflamatorios durante al menos 10 días antes de la braquioplastia. Es obligatorio que transcurra un plazo de reflexión de 15 días entre la primera consulta y la braquioplastia. Asimismo, se realizan fotografías médicas de forma sistemática antes de la intervención.

La intervención en la práctica

La anestesia siempre es general en caso de una intervención de braquioplastia. La duración de la operación puede ser de 1,30 a 2 horas. La hospitalización se realiza de forma ambulatoria, es decir, se entra y sale el mismo día de la intervención.
Sin embargo, en algunos casos, la hospitalización a veces requiere 24 horas (con una noche de hospitalización) si el cirujano plástico lo considera necesario.

Riesgos

Como cualquier intervención quirúrgica, con intención estética o no, la braquioplastia es una intervención que puede presentar riesgos.
Aunque son raros, el cirujano y el anestesista deben plantear todos los riesgos de forma conjunta en las consultas preoperatorias: accidente tromboembólico (flebitis, embolia pulmonar), hematoma que puede justificar la vuelta urgente al quirófano, una infección que puede requerir un drenaje quirúrgico y un tratamiento mediante antibióticos, retraso de cicatrización debido a una desunión cicatrizal o a una necrosis cutánea, problemas transitorios de la sensibilidad...
Los exámenes preoperatorios y un control regular postoperatorio permiten anticipar estos riesgos.

Consecuencias y resultados

Tras la intervención, es posible una falta de socialización que no sobrepase una semana. Dejar de trabajar dependerá de la profesión que ejerza el paciente. El paciente deberá llevar una prenda compresiva durante 3 semanas para que las zonas tratadas se dibujen lo más rápidamente posible.
Los dolores de leve a moderados se atenúan con la toma de analgésicos simples. Aparecen hematomas (morados) y se difuminan en unos diez días. Se prescriben anticoagulantes para 15 días.
La vuelta a las actividades físicas puede hacerse al cabo de un mes y medio. El resultado empieza a definirse al cabo de 15 días, pero habrá que esperar 3 meses hasta que se complete, el tiempo necesario para que los tejidos se flexibilicen y se reabsorban los edemas posteriores a la intervención.

Dr. Picovski, cirujano plástico y estético en París

Otros contenidos del dosier: Cirugía estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test