Lipólisis: las técnicas más eficaces

En abril de 2011, las autoridades sanitarias francesas prohibían el uso de la lipólisis con el fin de destruir las células de grasa para, tiempo después, suspender esta prohibición. ¿Cuál es la situación actual en Francia?

"Todas las técnicas de lipólisis están autorizadas de nuevo. Pero ¡cuidado! Se trata de una suspensión del decreto, todavía no ha sido derogado. Las autoridades retomarán esta cuestión en los próximos meses", precisa Bernard Mole, cirujano plástico.

Esta técnica ¿representa un peligro real para la salud?

"Sólo se ha cuestionado el peligro que podría suponer para la salud la lipólisis hipoosmolar que es una técnica de lisis mediante la inyección de una solución hipoosmolar. No se ha puesto en duda ninguno de los otros métodos. Se ha podido constatar que algunos pacientes sufrieron necrosis cutáneas a raíz de su tratamiento con lipólisis hipoosmolar. Estas necrosis no representan un peligro real pero conllevan verdaderos daños para la piel. Y esto se debe al hecho de que la técnica funciona bien, incluso demasiado bien… Estamos ante una técnica de destrucción de células y el problema es que con la lipólisis hipoosmolar, se destruye no sólo la grasa sino también las células cutáneas que la rodean", explica el especialista.

¿Existen complicaciones concretas?

"No, en todo caso no más que ante las situaciones típicas (mujer embarazada, riesgo de flebitis, anticoagulantes…)".

¿Cuáles son las grandes familias de la lipólisis?

"Existen cinco técnicas:

- La criolipólisis destruye la grasa aplicando un frío extremo. La congelación de las células adiposas conlleva su disolución. Se obtienen resultados desde la primera sesión pero sólo se tratan pequeñas superficies, no más grandes que una mano.

- Los ultrasonidos, que son similares a la criolipólisis: se obtiene una destrucción física y real del adipocito. Este método actúa varios centímetros bajo la piel. Pero las sesiones son largas y serán necesarias, al menos, dos veces más que con la criolipólisis para obtener un resultado similar.

- La energía de la radiofrecuencia calienta la piel pero no va más allá de los 40 grados para no quemar al paciente. También existen aparatos que actúan bajo la piel para destruir la grasa; en este caso, la temperatura puede ser más elevada ya que es controlada mediante infrarrojos. Sin embargo, con la radiofrecuencia obtenemos la destrucción del adipocito, no una reducción de grasa.

- La lipólisis mediante inyecciones (lipolítica, mezclas mesoterapéuticas) provoca, una vez más, la destrucción pero no la eliminación de la grasa. La grasa será evacuada por las vías naturales en cuestión de unos días.

- El láser subcutáneo. Se trata de un acto quirúrgico invasivo que provoca una destrucción térmica de la grasa. Es muy potente y existen riesgos de necrosis. Para limitarlos, hay que combinar  láser y radiofrecuencia. Y, una vez más, el láser no destruye la grasa sino que elimina la grasa liberada".

¿Cuáles son los métodos más eficaces?

"Entre los métodos no invasivos, la criolipólisis y los ultrasonidos son los métodos más eficaces. Se obtienen verdaderos resultados objetivos que se pueden constatar con una resonancia magnética. Las inyecciones de fosfaltidilcolina ofrecen igualmente buenos resultados pero ahí es donde se encuentra la incertidumbre jurídica. Este medicamento, relativamente barato, no está autorizado por las autoridades sanitarias francesas ya que no está presente en la farmacopea oficial aunque tampoco está prohibido. De ahí que, pese a sus resultados comprobados, pocos facultativos lo utilicen" precisa Mole.

¿Qué resultados debemos esperar para que estos métodos no nos decepcionen?

"El problema con estos métodos, es la inconstancia de los resultados. Para obtener resultados hay que orientar correctamente a los pacientes: hay que actuar en una masa de grasa localizada y una pequeña superficie que no sobrepase el tamaño de una mano. Se puede, por ejemplo, tratar la celulitis en la cara externa del muslo, la cadera o la rodilla".

¿Eso quiere decir no podremos deshacernos de nuestras cartucheras sólo con estos métodos?

"Sí y no", precisa el cirujano. "No, porque la superficie que abarcan las cartucheras es muy grande para cubrirla por completo. Y con estos métodos, como ya he dicho, no se pueden tratar superficies más grandes que una mano por razones de coste, de duración y de repetición de las sesiones. Y sí, porque en realidad sería posible. Pero para tener los mismos resultados que con una liposucción, haría falta un número indefinido de sesiones, lo que podrías convertirse en un proceso largo y costoso. No es razonable".

¿Podemos esperar que la lipólisis actúe sobre la piel de naranja?

"Seamos claros", recalca Mole."Estos métodos no pueden reemplazar a la liposucción (que no tiene efecto directo sobre la piel de naranja). No son métodos de adelgazamiento. Si tenemos que perder una gran cantidad de grasa, la liposucción es el método más rápido y más eficaz. Estas técnicas pueden, no obstante, combinarse con el acto quirúrgico para mejorar la continuación. Y ofrecen verdaderos resultados si buscamos, ante todo, una mejora cutánea".

J. Xavier

Entrevista al Dr. Bernard Mole realizada el 8 de febrero de 2012

Otros contenidos del dosier: Medicina estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test