Redondeces a raya

Por supuesto, aquí no hay nada definitivo, pero tampoco en cirugía. Antes y después de los tratamientos, la paciente debe prepararse. Además, si se quieren prolongar los resultados, llevar un ritmo de vida saludable es fundamental. No hace falta correr diez kilómetros diarios, pero si cuidar la piel y el tejido muscular para mantenerlo tonificado.

Criolipólisis

El poder del frío. Se trata del primer tratamiento no invasivo que destruye la grasa localizada.
Llegado de Estados Unidos, el Zeltiq es una herramienta que administra frío para eliminar las células grasas de la zona a tratar sin dañar los tejidos circundantes. La sesión dura entre una y tres horas. La paciente se deshace de esos adipocitos o células grasas a través de la orina.
Dicho tratamiento está indicado para personas que ya están delgadas pero que tienen grasas localizadas en el abdomen o la espalda. Es muy importante que el paciente comprenda que no es una alternativa a la liposucción, que la grasa se elimina poco a poco y que la criolipólisis no tonifica la piel, por tanto, habría que combinarlo con otras técnicas de radiofrecuencia.

Radiofrecuencia bipolar

Esta técnica calienta las capas internas de la piel provocando la formación de colágeno y elastina, creando así un efecto lifting. Sus efectos se notan desde la primera sesión, pero es recomendable realizar varias repeticiones separadas entre 15 y 30 días para que los resultados se prolonguen durante un año.

Accent

Esta técnica combina dos tipos de radiofrecuencia: la unipolar y la bipolar. El objetivo es estimular la producción de colágeno y eliminar la piel de naranja. Al igual que la Fotobioestimulación, este tratamiento resulta muy efectivo en aquellas personas que han sido sometidas a liposucciones que han dejado hoyuelos y otras consecuencias de una mala praxis en la piel. Para notar sus beneficios se necesitan alrededor de seis sesiones, separadas por quince días cada una.

Cavitación

Son ultrasonidos que llegan a las células grasas para llenarlas de burbujas de vacío, rompiendo así la fibrosis para eliminar la grasa sin tocar los órganos. Por tanto, llega a esas zonas mullidas que no se va ni con dieta ni ejercicio físico. Este tratamiento requiere que la paciente beba dos litros de agua diarios y cuide su alimentación. Son necesarias de siete a doce sesiones (dependiendo la zona a tratar) y deberán darse una vez por semana. Otra técnica de ultrasonidos que requiere de un número similar de sesiones es el Ultralipo. La diferencia estriba en que esta última aumenta la vascularización por un efecto masaje controlado que tensa las fibras de colágeno y elastina. Además, su precio es menor.

Cyclone

La técnica revolucionaria para esculpir el cuerpo. Esta máquina llegada desde Gran Bretaña está considerada el ‘todo en uno’ en remodelación corporal. Une en un solo aparato varias técnicas tales como radiofrecuencia, cavitación, ultrasonidos y un sistema de Vacum Rotatorio. Pero lo que la convierte en la reina para eliminar la grasa localizada es su sistema de ultrasonidos HIFU. El resultado requiere de paciencia y sacrificio, pues son necesarias unas doce sesiones, beber litro y medio de agua antes de cada una y realizar un ejercicio físico moderado durante los veinte minutos posteriores.
Sin embargo, a pesar de ser el más novedoso, no es el único tratamiento que combina varias técnicas. Ultraslim, por ejemplo, utiliza la tecnología de ultracavitación con ultrasonidos de baja frecuencia y el método Accent, que unifica la radiofrecuencia unipolar y bipolar.
Además, Velasmooth sigue siendo el mecanismo predilecto de las españolas a la hora de combatir la celulitis. Todo gracias a su cabezal que anuda cuatro de las tecnologías más eficaces en medicina estética: rediofrecuencia, rodillos, infrarrojos y vacumterapia. Al igual que sus competidoras, esta técnica precisa de doce sesiones, pero su precio es menor, ya que se encuentra más extendida.

‘Pro-lifting’

Este aparato reafirma y moldea el cuerpo. En algunos institutos de belleza realizan previamente una exfoliación completa y, tras el tratamiento, aplican una mascarilla reafirmante a través de un masaje.

Pulsos magnéticos o freeze

Un doble beneficio. Este aparato innovador viene con un beneficio extra. Y es que al mejorar la circulación sanguínea durante el tratamiento, además de reducir el volumen y combatir la celulitis, provoca un efecto antiedad. Son necesarias varias sesiones para comenzar a notar la disminución del contorno y mejorar la elasticidad y textura de la piel.

CO2 Reafirmante o la Carboxiterapia

Favorece la formación de colágeno y elastina por medio de pequeñas infiltraciones de dióxido de carbono a un nivel superficial. Su uso está recomendado para la zona de los muslos y su eficacia es más rápida y mayor si se combina con unas sesiones de Accent.

Aura

Reafirmar los tejidos a través de la luz: esta técnica novedosa se basa en un sistema de luz inteligente que reafirma la piel donde ésta lo necesita. Selecciona las áreas a tratar y calienta las capas profundas de dichas zonas para generar colágeno y elastina. Cada sesión dura unos 90 minutos y son necesarias un número de seis a ocho.

Otros contenidos del dosier: Medicina estética

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test