Consejos para una sonrisa hipnótica

Una sonrisa bonita pasa por una higiene perfecta

El primer paso para conseguir una sonrisa bonita es tener una dentadura sana y cuidada. Sometido constantemente a agresiones exteriores (alimenticias, bacterianas), el esmalte de los dientes se resiente. Tal y como recuerda el Ministerio de Sanidad, es imprescindible lavarse los dientes al menos dos veces al día. Lo ideal sería cepillárselos después de cada comida, con un movimiento vertical muy específico: se empieza desde la encía y después se desciende hacia abajo. Los movimientos horizontales maltratan los dientes y debilitan la encía.

No te olvides de cambiar de cepillo de dientes cada tres meses. Pasado ese tiempo, ya no es eficaz. Piensa que un cepillo de dientes nuevo retira el 30% más de placa dental que un cepillo utilizado, ¡así que no dudes en cambiarlo cuando llegue el momento!

Además del doble cepillado diario, también puedes complementar la limpieza con un hilo dental, que elimina la placa y los residuos alimenticos que quedan entre los dientes (puesto que, a largo plazo, los dientes pueden acabar por desconcharse). Por último, para tener un aliento fresco, recuerda cepillar también la lengua. También se pueden realizar lavados bucales mentolados.

Y, desde luego, no te olvides de pedir una cita anual con el dentista. Apúntatelo en la agenda y no te saltes la visita porque gracias a ella el cirujano y dentista podrá detectar problemas eventuales y proponer soluciones eficaces. 

Una sonrisa bonita pasa por una boca cuidada

La piel que recubre los labios es muy fina y, por lo tanto, sensible. Puedes enriquecerla e hidratarla utilizando un bálsamo labial clásico a diario y escoger un cuidado más rico en invierno o si vas a esquiar. Lo mismo si tomas el sol durante las vacaciones: recuerda utilizar barras de labios con protección solar. Una ligera exfoliación de vez en cuando eliminará la piel muerta de los labios, que siempre otorga un aspecto descuidado y que debes hacer desaparecer si sueles utilizar barra de labios (porque ese relieve en los labios no es en absoluto bonito).

Después llega la fase de embellecimiento. En este momento, empieza por escoger un lápiz de labios de un color más oscuro que la barra que quieras utilizar. Después, traza una ligera línea (haz punta al lápiz) empezando por la V del labio superior hacia el exterior (las comisuras). Perfilar los labios puede parecer absurdo, pero te permitirá diseñar una boca con curvas perfectas. Además evitará que la barra o el gloss quede por fuera del contorno.

Una vez superada esta etapa puedes aplicar la barra de labios. Puedes hacerlo como te apetezca y escoger el color que más te guste. Un único consejo: cuánto más oscuro sea el color, más endurece el rostro.

Empieza por aplicar color en el centro de los labios (si es posible con un pincel fino para obtener un acabado más limpio), y después continúa hacia el exterior. Utiliza un pañuelo de papel doblado por la mitad para retirar el excedente de barra de labios. Así, el tono quedará más uniforme. Por último puedes acabar aplicando un ligero toque de gloss en el corazón de los labios para lograr un efecto glamuroso y seductor. Un pequeño truco de profesional: aunque muchas barras de labios prometen larga duración, puedes reforzar su efecto aplicando sobre los labios unos polvos o base de maquillaje muy clara.

Y, por supuesto, si deseas un efecto aún más intenso también puedes dibujar una boca rojo pasión digna de las estrellas más célebres de Hollywood.

Dibujar una sonrisa que nadie olvidará es bastante sencillo. Basta con seguir una serie de buenos hábitos día a día y conocer algunos trucos de maquillaje, sin olvidar que “una sonrisa no cuesta nada”…

J. Xavier

Otros contenidos del dosier: Consejos para mejorar tu imagen

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test