Todo sobre el aceite de argán

El aceite de argán, un verdadero regalo de la naturaleza, se extrae de los frutos del argán, un árbol que crece principalmente en la región sudoccidental de Marruecos. El hueso del fruto, parecido a una nuez, encierra una almendra de la que se extrae en frío el aceite cosmético de argán. 

Como apunta Michel de Sarrieu, se necesitan de 6 a 7 árboles de argán para producir un litro de argán, teniendo en cuenta que cada árbol representa un promedio de 6 a 8 kilos de nueces. Por tanto, el aceite de argán se considera un recurso escaso y suele calificarse de aceite "milagro".
Sin embargo, todos los beneficios que se le asocian no están demostrados. Propiedades hidratantes, terapéuticas, calmantes... ¿Cuáles son las verdaderas propiedades del aceite de argán? Michel de Sarrieu nos ayuda a discernir lo verdadero de lo falso.

El aceite de argán posee un poderoso efecto antienvejecimiento: ¡verdadero!

Gracias a su alto contenido en ácidos grasos (omega 6 y 9) y vitamina E, el aceite de argán se distingue por sus propiedades hidratantes, reconocidas científicamente. Al ser altamente nutritivo, ayuda a combatir los signos del envejecimiento cutáneo, mediante la activación de la regeneración celular y el restablecimiento del manto hidrolipídico de la piel.
Asimismo, el aceite, ideal para mejorar la elasticidad y la firmeza de la piel, protege contra las agresiones externas, como el viento y el sol. Se utiliza a diario, concentrado o mezclado con una crema, y de preferencia por la noche debido a su textura grasa.

El aceite de argán ayuda a combatir las enfermedades de la piel: ¡verdadero y falso!

Pese a que los resultados varían de una persona a otra, se ha demostrado que repercute positivamente en determinadas enfermedades de la piel, como el eccema, el acné, la varicela o el agrietamiento de la piel.
Según Michel de Sarrieu, ello se explica por su alto nivel de omega 6, un ácido graso que contribuye a calmar las quemaduras y alivia las irritaciones de la piel. Un sinfín de efectos que lo convierten en un tratamiento ideal para la piel seca o las quemaduras solares superficiales.

El aceite de argán alivia los dolores reumáticos y articulares: ¡falso!

Según Michel de Sarrieu, el aceite de argán no alivia el reumatismo ni los dolores articulares como la artrosis.
A diferencia del omega 3 (el aceite de argán contiene una cantidad ínfima), los ácidos omega 6 y 9 no poseen propiedades antiinflamatorias.

El aceite de argán es un tratamiento excelente para el cabello: ¡verdadero!

El aceite de argán es tan beneficioso para la piel como para el cabello. Lo aconsejable es aplicarlo como una mascarilla y dejarlo actuar toda la noche para lucir un cabello resplandeciente al despertar. El aceite, perfecto para el cabello estropeado, nutre el cabello en profundidad y lo deja mucho más suave.
Por otro lado, el aceite de argán puede utilizarse para nutrir y fortalecer las uñas escamosas, frágiles o quebradizas. Sumérgelas en un baño de aceite de argán de forma regular para protegerlas de las agresiones cotidianas.

Todos los aceites de argán son iguales: ¡falso!

Para empezar, no hay que confundir el aceite de argán comestible y el aceite de argán cosmético. A diferencia del cosmético, el aceite comestible procede de las almendras tostadas. Por tanto, el olor y el aroma no son iguales.
Un aceite de argán cosmético de calidad es amarillo limón, de color claro y desprende un aroma ligero. Michel de Sarrieu recomienda desconfiar de las "trampas para turistas" y los aceites que se venden en los mercados, que suelen mezclarse con aceite de oliva. Asegúrate de comprobar la composición.

A. Garcia

Otros contenidos del dosier: Mima tu cuerpo

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test