Entrevista a Carla Royo-Villanova: la princesa que ha revolucionado la cosmética española con la rosa de Bulgaria

Su filosofía de ofrecer cosmética de calidad a precios asequibles es ya una realidad que cuenta con clientas en toda Europa. Licenciada en Derecho, ha sido premiada como empresaria del año por la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas y Profesionales.
Madre de tres pequeños: Mirko, Lucas y Tirso, fruto de su matrimonio con Kubrat de Bulgaria, compagina el trabajo con el cuidado de la familia numerosa que ha formado.

Cuéntanos Carla, ¿cuál es el secreto de esta línea de belleza que has introducido en el mercado?

He traído a España una línea de cremas que tiene la mayor concentración de agua de rosas que existe actualmente en el mercado.
El agua de Rosa Damascena se obtiene de la destilación de los pétalos y tiene múltiples propiedades, equilibra los niveles de la grasa de la piel hidratándola como es debido, es fantástica para pieles con acné, bolsas hinchadas, como after-sun y para todo tipo de quemaduras.

Te lanzaste a crear tu propia empresa en plena crisis, ¿te consideras una mujer valiente?

Trabajo mucho y tengo una ilusión muy grande en mi empresa, hemos emprendido este proyecto en plena crisis porque es lo que toca.
Tenemos un índice altísimo de fidelización, clientas por toda Europa por las que sentimos que tenemos que seguir al pie del cañón. No son los mejores tiempos pero ni para mí ni para nadie.

¿Que significó para ti ser distinguida como empresaria del año?

Todo un honor, le estoy muy agradecida a la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas y Profesionales, pero el verdadero premio son todos esos clientes, muchos de ellos ya amigos, que me apoyan día a día con su fidelidad y que me animan con su cariño a seguir adelante.

¿Cómo surgió la idea de comercializar en España la rosa de Bulgaria?

En Bulgaria hacen muchísimas cremas con agua de rosas, allí las probé yo y siempre que podía traía unas cuantas para regalar a mis amigas, gustaron tanto que siempre me pedían más, así que decidí formular una línea exclusiva que se basara en el principio del agua de rosas.
Quería hacer algo mágico y único, algo que no existiera aún. Si quería tener un hueco en el mundo de la cosmética que está dominado por las grandes marcas tenía que ofrecer algo realmente diferente.

No es un momento fácil...

Es un momento de mucho esfuerzo y mucho trabajo, pero yo no pierdo nunca la ilusión. Tengo una familia estupenda, que al final es lo que más importa.

¿Cómo están tus pequeños?

Muy bien, estudiando ya, que es lo que les corresponde a su edad.

¿Qué valores les estás inculcando?

Que sean buenas personas y respeten el trabajo de los demás. Trabajamos los dos y no siempre podemos estar en casa cuando vuelven del colegio, nos echan mucho de menos y queremos que vean que sacar adelante una familia y trabajar para ello no es plato de gusto para nadie, han de saber lo que cuesta y que requiere un gran esfuerzo.
Queremos que sean personas responsables, trabajadoras y buenas, que no le hagan daño a nadie y se acuesten cada día con la conciencia tranquila por no haber pisoteado a los demás.

¿Con qué sueñas en estos momentos?

Mi mayor ilusión ahora es que la empresa siga adelante, pero para eso tengo muy claro que más que soñar hay que trabajar.

¿Cuánto tiempo le dedicas a tus clientas?

Todo el que puedo, me gusta contestar a todas las dudas y estar pendiente de ellas. Contesto todas sus cartas, mantengo al día el blog y me gusta escuchar todas las sugerencias que me hacen.
Me gusta que las clientas no sólo estén comprando mi crema, sino que además me tengan a mí cerca para cualquier duda que puedan tener o sugerencia que me quieran hacer.

¿Te has llevado algún sin sabor en esta aventura?

Ninguno especialmente, lo peor es renunciar a estar con mis hijos y mi familia cuando tengo que viajar, eso es lo que más me cuesta. Está siendo un camino muy difícil. Ya tenemos 400 puntos de venta, pero el consumo en general ha bajado muchísimo y la subida de impuestos no nos está favoreciendo.
No se está estimulando el consumo nacional, tan importante porque es el consumo de nuestras propias empresas, pero el Gobierno y las instituciones políticas no lo están fomentando. Los ciudadanos se sienten muy asfixiados por tantos impuestos y eso repercute en miles de familias.

¿A qué público va dirigida tu marca?

Hay productos para hombres, pero sobre todo a las mujeres. En principio pensamos en mujeres de entre 25 y 40 años, sin embargo al tener productos para el acné la edad se ha reducido muchísimo.
Un porcentaje bastante alto de nuestros clientes son adolescentes. El abanico también lo hemos ampliado a más de 40 años porque lanzamos un producto antiarrugas que ha funcionado muy bien. Así que ahora nos dirigimos a todas las edades.
Además la marca está pensada para mujeres que fueran inteligentes, es decir, que saben lo que cuestan las cosas, les gusta investigar productos novedosos y de calidad, pero no quieren gastarse mucho dinero. Nuestra filosofía es demostrar que se pueden hacer cosméticos de calidad, pero a un precio razonable.

¿Cómo te cuidas?

Tengo un cuidado muy sencillo. Mi piel se ha acostumbrado a mis productos y se queja si no los utilizo. Utilizo limpiador, tónico y desmaquillante por la noche. Y la crema que más utilizo es la antiarrugas.

¿Utilizas mucho las redes sociales?

Sí, las tengo todas, “Twitter”, “Facebook”, “Instagram” ... Toda mi ilusión por las redes sociales es para que las clientas me sigan de cerca y me pregunten si se les plantea algún problema.
Es más trabajo, a veces me quedo hasta las seis de la mañana contestando, pero es una satisfacción saber que llego a mis clientas.

Irene Díaz (EP)

Otros contenidos del dosier: Trucos de las celebrities

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test