Depílate las cejas en un abrir y cerrar de ojos

Las tendencias actuales nada tienen que ver ya con las cejas extra finas. Ahora, lo que se estila son los arcos más naturales. “Se llevan las cejas más anchitas”, explica Elisa, esteticista de una conocida cadena de salones de belleza. No hay más que echar un vistazo a las pasarelas. La mayoría de las modelos lucen unas cejas naturales y pobladas.

Pero modelo es quien puede y no quien quiere. ¿Cómo saber entonces qué forma nos conviene? ¿Cómo conseguir darles forma sin hacer un estropicio? “Confiando en tu esteticista”, advierte Elisa. “Lo mejor es ir al salón de belleza para darles forma, de manera que, luego, tú puedas arreglarlas en casa”. De esta forma, la experta estudia la morfología de tu rostro antes de delinear unas cejas que estén en armonía con tus rasgos.

Para ello, utilizará un bastoncillo de boj que colocará pegado a la aleta de la nariz para determinar dónde situar el nacimiento de la ceja. A continuación, hará lo mismo pasando el bastoncillo por el lado externo del ojo y determinar así dónde debe terminar la ceja. Por último, depilará la parte baja de la ceja y la retocará, si fuese necesario, con un lápiz, “que debe ser siempre del mismo color que la ceja”.

Para las que se pregunten si se depila o no la parte de arriba de la ceja, la respuesta de Elisa es firme. “Cada vez tenemos más clientas que nos piden que les limpiemos la parte de arriba de la ceja, pero no se dibuja una ceja depilando esa zona. Normalmente, las cejas se delinean depilando la parte de abajo únicamente”. Sólo en determinados casos y por razones de asimetría, la esteticista decide depilar un poquito la zona de arriba.

Depilarse las cejas: ¿Cera o pinza?

Si entre la cera y la pinza no tienes ninguna duda al decantarte por una de ellas, ten presente que para unas cejas perfectas debes utilizar… ¡las dos! Como lo oyes. La pinza de depilar te ayudará con el diseño de las cejas y la cera será tu aliada para erradicar todos esos pelitos que no eres capaz de quitar con la pinza.

Y si tu problema es que no consigues decidirte entre las de punta oblicua o las de cangrejo, no te preocupes. Elisa recomienda “que cada una utilice aquellas con las que más cómoda se sienta”. El uso de una pinza o de otra no influye en el resultado final. Sin embargo, el kit necesario para unas cejas siempre perfectas se compone de una pinza de depilar (la que tú prefieras), unas toallitas desinfectantes (para limpiar la pinza antes y después de cada uso) y un cepillito para poner cada pelo en su sitio antes de comenzar la sesión de depilación.

Depilarse las cejas: Nuestros trucos

Has depilado más de la cuenta: has querido ganar tiempo arrancándote varios pelos a la vez y, al final, lo único que has conseguido es una calva en medio de la ceja. Que no cunda el pánico. Podrás disimularlo con la ayuda de un lápiz de ojos del color de tus cejas. Si la calva es pequeña, un poquito de lápiz debería bastar para tapar los desperfectos mientras que no nacen otros pelitos. Si, por el contrario, has hecho un gran estropicio, puedes arriesgarte y depilar igual la otra ceja. Sin embargo, como advierte Elisa, “yo no aconsejaría intentar rectificar la asimetría, ya que al modificar la línea de tus cejas, estarás cambiando también los rasgos de tu cara. Es preferible camuflar los agujeros con un lápiz” y tomárselo con paciencia.

Tus cejas se rizan: si tus cejas tenden a encresparse, cepíllalas bien y corta los pelitos que sobresalgan demasiado. O, si no quieres correr riesgos, puedes también “utilizar una máscara de pestañas transparente y asegurarte de que no se moverán de ahí”, aconseja Elisa.

Tienes las cejas poco espesas: De mucho depilar las cejas demasiado finas, algunas acaban por no crecer, lo que hace que haya zonas menos pobladas que otras. Para rellenar esos espacios, te animamos una vez más a utilizar el lápiz de ojos.

Depilar las cejas: lo que nunca debes hacer

Elisa nos recuerda las tres cosas a tener en cuenta si no queremos arruinar nuestras cejas:

  • No fiarse nunca de las fotos de las revistas. El que una famosa tenga unas cejas perfectas no quiere decir que depilándolas igual vayamos a obtener el mismo efecto. Ante todo, debemos respectar la armonía de la cara y el equilibrio de los rasgos.
  • No intentar dar forma a las pestañas sola. Hay un 50% de posibilidades de que cometamos un error y el resultado no nos guste.
  • No utilizar bandas de cera fría con la intención de ganar tiempo ya que “inevitablemente acabarás chafándolas”, afirma Elisa.

¡Listo! Si has tomado buena nota de todos los consejos, ya puedes ponerte manos a la obra para presumir de cejas. Y ten en mente el consejo de Elisa: “las cejas un tanto separadas son símbolo de amabilidad, mientras que las cejas muy juntas (o las que llegan a unirse en medio de la frente) son más bien sinónimo de severidad”.

Agradecimientos: a Elisa, nuestra esteticista.

J. Xavier

Otros contenidos del dosier: Cuidados de la mirada

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test