Cuidados de las pieles secas

Conviene distinguir la piel seca patológica de la piel seca fisiológica. Ésta última, constitutiva y genética, puede también estar relacionada con la dieta o el clima. En invierno, entre un 30 y un 40 por ciento de las mujeres sufre de sequedad cutánea, aunque se trata de un problema que afecta a personas en los cincos continentes.

La piel seca significa que la epidermis sufre. Su aspecto general es pálido y triste. Está seca al tacto, puede presentar escamas, estrías blanquecinas en la superficie y zonas rojas que se traducen en inflamaciones o irritaciones.

Contrariamente a lo que se cree, las mujeres jóvenes de menos de 20 años (a menudo víctimas del acné y del exceso de sebo) también pueden padecer sequedad de la piel.

Pieles secas, pieles maduras e ideas preconcebidas

Al igual que la piel seca, fácilmente identificable gracias a la multitud de signos que la caracterizan, las pieles maduras se determinan a partir de dos grandes categorías de criterios:

  • La aparición de arrugas en torno a los ojos, las cuales van extendiéndose en función de la musculatura y la arquitectura ósea.
  • La pérdida de firmeza y, a veces, la heterogeneidad del color de la tez, que puede presentar manchas.

Para Veronique Delvigne, directora científica de Lancôme Internacional, es difícil decir a partir de qué edad se puede empezar a hablar de piel madura, ya que “se puede tener una piel estupenda a los 50”. Según la especialista, las pieles maduras no necesariamente son más secas que las pieles jóvenes. Más que establecer una edad para la piel madura, sería oportuno diferenciar el tipo de envejecimiento cutáneo. Podemos distinguir dos categorías:

  • El envejecimiento intrínseco designa el envejecimiento natural de los órganos, el cual se caracteriza por la degeneración celular y las mutaciones derivadas de la muerte de células.
  • El envejecimiento extrínseco reagrupa, como su nombre indica, al conjunto de factores externos que intervienen en el envejecimiento de la piel, tal como la sobreexposición al sol, el abuso de tabaco o alcohol, las carencias alimentarias u hormonales, etc.

Para la científica, en lo que concierne a la piel seca no hay diferencia entre una piel joven y una piel madura. Sólo los síntomas del envejecimiento cutáneo como la pérdida de firmeza, la heterogeneidad del color y las arrugas son específicas de la piel madura.

¿Cómo cuidar la piel seca?

Las pieles secas muestran más rápidamente los signos del paso del tiempo que las pieles grasas o espesas. Para retardar al máximo los signos del envejecimiento, es importante utilizar diariamente una crema hidratante y acompañarla de sueros activos antimanchas y de productos antiedad específicos: DHEA, AHA, derivados de la vitamina A (retinol), ácido hialurónico, Resvératrol, Pro-Xylane… También es posible optar por los cuidados dos en uno, que actúan tanto sobre la sequedad como sobre el envejecimiento cutáneos, como la crema Génifique Nutrics Crème Activatrice Jeunesse et Nutrition de Lancôme.

Además del rol esencial de los lípidos en la prevención de la sequedad cutánea, la investigadora de Lancôme resalta el valor de las proteínas al demostrar que hay 10 genes (dos lípidos –ceramidas– deficientes y ocho proteínas) implicados en la sequedad de la piel. Así, la crema Génifique Nutrics Crème Activatrice Jeunesse et Nutrition de Lancôme estructura la célula proteica y actúa sobre la matriz lipídica, ausente en las pieles secas. Como resultado de ello las pieles secas jóvenes se normalizan y las pieles maduras mejoran su aspecto al verse activados dichos genes. ¡No hay edad para retrasar los signos de… la edad!

A.F. Gaspar-Lolliot

Otros contenidos del dosier: Cuidados de la piel

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test