Los riesgos de usar sujetador

¿Son peligrosos los sujetadores?

A menudo, muchas mujeres, sobre todo las que tienen el pecho grande, prefieren escoger un sujetador que no sea precisamente “cómodo” para que contenga además de sostener. Sin embargo, según los antropólogos Sydney Ross Singer y Soma Grismaijer, esto sería extremadamente peligroso para nuestra salud.
En el libro de investigación Dressed To Kill: The Link between Breast Cancer and Bras, estos expertos han comparado aquellas culturas en las que las mujeres llevan sujetador con otras en la que no lo llevan como la de las aborígenes australianas, y han llegado a la conclusión de que las mujeres que utilizan sujetador, sobre todo si es ajustado y con aro, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama.
La explicación que dan Singer y Grismaijer es muy sencilla: el pecho está lleno de vasos linfáticos que, entre otras muchas funciones, también se encargan de eliminar las toxinas. Si el sujetador aprieta, el flujo dentro de estos canales se bloquea y no permite la elminación natural de las sustancias nocivas. Para que nos hagamos una idea más clara, podemos pensar en cuando se atasca el desagüe de nuestro lavabo y el agua no circula como debería.
El sujetador tendría el mismo efecto sobre los productos “residuales” de las mamas. Si bien esta es la conclusión a la que ha llegado la antropología, la medicina por su parte no se pronuncia y, pese a que invita a las mujeres a evitar ropa que pueda bloquear su normal circulación, sigue a la espera de nuevos estudios.

Utilizar el sujetador adecuado

¿Podemos entonces llevar el famoso y seductor push up o, por el contrario, deberíamos quemarlo como sugerían las feministas en los años 60? A pesar de no haberse demostrado la relación existente entre el sujetador y el cáncer de mama, es verdad que llevar ropa demasiado apretada, ya sea ropa interior o no, afecta a nuestra circulación y, por lo tanto, a nuestro organismo, y la medicina lo defiende desde hace tiempo. Así como no deberíamos llevar zapatos con tacón demasiado altos durante todo el día cada día, también el push up se debería usar en pequeñas dosis.
Está claro que es una prenda que no puede faltar en una noche especial, así lo creen especialmente algunas mujeres, pero estaría bien evitar usarlo diariamente, incluso cuando volvemos a casa del trabajo y nos sentamos en el sofá a ver una película.
Esta recomendación también se puede aplicar a sujetadores que aprieten menos que el push up. Siempre es mejor quitárselo al llegar a casa y por la noche mientras dormimos, así permitiremos que nuestra piel respire y que los tejidos se regeneren. Asimismo, es importante escoger bien la medida del sujetador, sobre todo cuando se trata de modelos que “comprimen” más. Lo ideal, propuesto también por los dos antropólogos, es que quepan dos dedos tanto debajo de los tirantes como a los lados de las copas, mientras que el contorno debajo del pecho se tiene que ajustar a nuestra circunferencia torácica para que no sean solo los tirantes los que sujeten nuestro escote.
Si no queremos prescindir del aro, debemos prestar especial atención a que encaje de la manera adecuada, es decir, que abarque toda la circunferencia del pecho y que no deje marcas en la piel ya que, además de ser antiestéticas, son una señal de que el aro está demasiado apretado.
Cuando llega el momento de escoger sujetador sería suficiente guiarse por el mismo sentido común que nunca nos llevaría a comprarnos unos zapatos dos números más pequeños y que hagan que nuestros pies pidan “clemencia” solo con mirarlos. ¿Por qué tratar a nuestro pecho de la misma manera?
Si lo que quieres es un sujetador que recoja mejor tu pecho, apuesta por los sujetadores deportivos en lugar de optar por una talla más pequeña. Tu salud depende de ello.
G. Danz

Otros contenidos del dosier: Busto firme

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test