¡Socorro! ¡Tengo pelos encarnados!

Regla número uno cuando se tienen pelos encarnados: ¡no sacarlos! Los cuidados locales permiten atenuar las lesiones en la piel. La única solución definitiva para este problema es la depilación láser.

Sobre todo, ¡no tocar!

“Los pelos encarnados son un motivo frecuente de consulta”, afirma la doctora Roos. Y aparecen cuando la curvatura del pelo cambia: “El pelo empuja de manera enredada bajo la piel”, explica la dermatóloga. ¿Las zonas del cuerpo que se ven más afectadas? Las piernas y las ingles en las mujeres y el área de la barba en los hombres.

La primera idea que viene a la cabeza cuando aparecen pelos encarnados es quitarlos. Mal hecho. “No hay que arañar la piel para que el pelo salga y mucho menos hurgar con las pinzas de depilar”, advierte la doctora. Cuando hacemos esto, corremos el riesgo de dejar cicatrices, sobre todo en la piel fina de las piernas. Además, “intentar quitar el pelo no es una solución duradera, pues hay otros que seguirán creciendo bajo la epidermis”, agrega Roos. “Para mejorar la lesión se puede aplicar una pizca de arcilla, dentífrico o una compresa humedecida con alcohol de 90°”, aconseja la especialista. Después, hay que tener un poco de paciencia: “El pelo encarnado termina por destruirse”.

¿Y si hay infección?

“Cuando el pelo encarnado crea un quiste, hay que consultar”, señala la dermatóloga. El médico prescribirá antibióticos locales o incluso orales. Si sueles tener quistes en las ingles, las axilas o en el perineo, probablemente no es sólo un problema de pelos encarnados. Podría tratarse de la enfermedad de Verneuil, problema crónico que se manifiesta mediante nódulos y abscesos.

¿Y si la extracción del pelo deja marcas?

“Para eliminar las pequeñas marcas pigmentadas podemos aplicar cremas exfoliantes o con ácidos de frutas AHA; también cremas antiacné, éstas últimas siempre bajo receta médica”, propone Roos. Para las pieles mate, el uso de despigmentadores locales también es útil. “Hay que saber que las manchas se van solas, normalmente al cabo de los dos años”, indica. En cambio, “las marcas que dejan surco sólo pueden mejorarse con láser”, precisa la médica.

¡Evítalos en la medida de lo posible!

“Podemos luchar contra los pelos encarnados utilizando cremas exfoliantes – indica Roos­–, aunque eso no resuelva el problema completamente”. También hay que cuidar la higiene: no prestes tu máquina de depilar, desinfecta el cabezal y elimina todos los pelos que puedan quedar en él, pues son un nido de microbios. Y si de verdad no quieres que los pelos se te encarnen, entonces debes afeitarte… ¡o no volver a depilarte! Otra solución definitiva es destruir los folículos pilosos de las piernas y las ingles con ayuda del láser. “También es posible depilar la barba: en este caso no se destruyen los folículos, simplemente se procede a despoblar un poco la zona”, concluye Roos.

A.-S. Glover-Bondeau

Otros contenidos del dosier: Depilación

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test