Manos de princesa en invierno

 Unos pocos minutos al día son suficientes para cuidar tus manos y lucirlas suaves y bonitas.

La piel de las manos, muy frágil

La piel de las manos es muy delgada y frágil. Aunque seca por naturaleza, contiene pequeñas glándulas sebáceas que crean una película protectora natural. Más vulnerables debido a una menor síntesis de sustancias naturales de hidratación (4 a 5 veces inferiores a los de la cara), la piel de las manos requiere continuamente del uso de productos que pueden compensar esta carencia y así detener la aceleración del envejecimiento de las manos.

Las cremas hidratantes consiguen esta objetivo gracias a su riqueza en ingredientes hidratantes. Con dosis altas de activos suavizantes, como la alantoína y la glicerina, que dejan una película protectora en la superficie de la piel, emolientes como la malva y el malvavisco, hidratantes como la urea, aceite de silicona protector y extractos de limón para blanquear la piel, cuando estas cremas se utilizan cotidianamente restauran la suavidad y la flexibilidad de la piel.

Nútrelas mientras duermes

Los baños de parafina realizados en el salón de belleza se pueden hacer en casa con parafina de petróleo, germen de trigo o de almendras. Estos aceites transformarán tus manos agrietadas en una sola noche. Muy indicado para cutículas secas, deshidratadas o dañadas, este tratamiento regenerador dejará tu piel más flexible y revitalizada.

Para comenzar, lávate las manos con jabón graso y sécate bien con una toalla. Aplícate el aceite y masajea hasta su total absorción. Aprovecha para masajear las articulaciones y las cutículas.
Completa el tratamiento con el uso de un par de guantes de algodón. Gracias al calor constante generado por los guantes, las manos absorberán mejor el aceite hidratante. Los resultados a la mañana siguiente te sorprenderán. Refuerza el cuidado nocturno aplicando una crema hidratante.

No hay manos bonitas sin uñas cuidadas

Si tus uñas son muy largas, de forma irregular y tienen un color que va del blanco al gris oscuro, es el momento de actuar. En cinco minutos te encontrarás con manos y uñas nuevas…

Comienza por limar las uñas desde el exterior hacia el interior, siguiendo su forma natural. Si prefieres utilizar un cortaúñas o tijeras pequeñas con bordes redondeados, el resultado será menos preciso que con la lima, pero nada impide cortar y luego limar. Luego, sumerge los dedos en un cuenco de agua con jabón tres o cuatro minutos para ablandar las cutículas. Limpia debajo de las uñas con un palito de madera de boj o con un cepillo de uñas. Con un bastoncillo de algodón o el palillo de madera de boj cubierto con algodón, empuja suavemente las cutículas. Sécate bien las manos y termina aplicándote una crema hidratante.

La manicura francesa

Inventada en Estados Unidos, consiste en colocar esmalte blanco en las puntas, cubrir toda la uña con esmalte rosa natural y finalmente aplicar un fijador brillante. Este año, la manicura francesa se centra en las uñas cortas y redondeadas.
Para hacerla en casa hay una técnica rápida que consiste en definir con tiras adhesivas el área que se pintará de blanco. El esmalte entonces se aplica de forma horizontal sobre la punta de la uña. Deja secar y aplica una capa de laca transparente ligeramente rosada.

10 consejos para mantener uñas de reina

  • Para mantener las uñas blancas, masajearlas con regularidad con gajos de limón
  • Para tener un bonito contorno de uñas masajea las cutículas con una crema especial para suavizar la piel y favorecer la irrigación.
  • Para tratar las uñas quebradizas, remójalas 10 minutos en aceite de oliva tibio dos veces a la semana.
  • Para limar las uñas sin abrirlas, mueve la lima siempre en la misma dirección. Ten a mano una lima de grano más fino para el pulido final.
  • Para hacer que las uñas brillen naturalmente, frota con un pulidor. Además de darle más brillo, el pulido estimula el flujo de sangre y por consiguiente, el crecimiento de las uñas.
  • Para aumentar la salud de las uñas, come productos lácteos, soja, pescado y mariscos o incorpora suplementos con vitamina H.
  • Para evitar la formación de padrastros, esas pequeñas pielecillas alrededor de las uñas, cepíllalas diariamente con jabón hidratante de aceite de karité o de almendras dulces.
  • Para un secado rápido de uñas pasa las manos por agua fría dos minutos después de haberte aplicado el esmalte.
  • Para retocar unas uñas pintadas que comienzan a perder brillo, aplícales una capa de laca transparente.
  • Para evitar que tus manos envejezcan prematuramente, hidrátalas por la mañana y por la noche, al igual que con la piel de la cara.

S. Richou

Otros contenidos del dosier: Manicure

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test