Cómo eliminar efectivamente los callos en los pies con remedios caseros

Los callos de los pies son uno de los problemas más comunes, son una capa gruesa de piel, muy dura y de color amarillento, que se forma cuando una parte del pie sufre un roce prolongado con el zapato o se encuentra presionado.

Pueden aparecer cuando no se utilizan calcetines para hacer ejercicio, por una mala postura, por llevar un calzado inadecuado o por una deformación de los huesos. En cualquier caso, si el callo del pie no es muy severo, existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a eliminar los callos por completo.

Piedra pómez. Antes que probar cualquier remedio casero para eliminar los callos de los pies, lo ideal es raspar la callosidad utilizando una piedra pómez, que sirve hasta para las zonas más delicadas del pie. 

Vinagre blanco. El vinagre blanco es un remedio efectivo para eliminar los callos de los pies gracias a su alto contenido de ácidos, que ayudan a suavizar la piel dura de los pies. 

Este remedio también actúa como  antibacteriano y anti-fúngico, reduciendo el riesgo de infección en la zona afectada.

Bicarbonato de sodio. Este producto, que seguramente tienes en casa, también es un gran aliado para deshacerse de los callos.

El bicarbonato actúa como un exfoliante natural, capaz de remover la piel muerta y gruesa del callo facilitando su eliminación. También tiene propiedades anti-fúngicas y antibacterianas que protegen la piel ante las infecciones.

Limón. El ácido cítrico del limón ayuda a suavizar la piel endurecida del callo, favoreciendo su eliminación.

Ajo. El ajo tiene propiedades antioxidantes, antibióticas, antibacterianas y anti-fúngicas que favorecen la eliminación del callo, previniendo a su vez diferentes infecciones en la piel.

Tratamiento de tomate. Otra forma de ablandar y eliminar los callos naturalmente es utilizando las propiedades del tomate. Este ingrediente ayudará ablandar la dureza y facilitará la eliminación del callo.

  • Lo único que debes hacer es extraer la pulpa de tomate y aplicarla directamente sobre el área afectada.
  • Posteriormente cubre con un vendaje y deja que actúe toda la noche.
  • Repite el tratamiento a diario, antes de ir a dormir.

Tratamiento de cebolla, limón y sal. Este tratamiento ayuda a eliminar las bacterias y células muertas que puede haber acumuladas en el callo. 

El limón y la cebolla ayudan a limpiar profundamente la piel para ablandarla, mientras que la sal ayuda a exfoliarla naturalmente. ¿Cómo hacerlo?

  • Simplemente corta una rodaja de cebolla y agrégale por encima unas gotas de jugo de limón y sal.
  • Cúbrelo con una venda o adhesivo para que sujete el callo toda la noche.
  • Repite el procedimiento todos los días.

Sin lugar a dudas, la mejor forma de prevenir la aparición de callos en los pies es utilizando un calzado adecuado y cómodo, así como realizando ejercicios para caminar correctamente.

Así mismo, llevar a cabo una rutina de hidratación y cuidado de los pies es esencial para evitar la formación de capas de piel endurecida, sequedad o talones agrietados.

Otros contenidos del dosier: Pedicure

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test