El uñero: una infección leve

La mayoría de las veces, clavarse una espina o una astilla que se ha podido extraer limpiamente, o un corte sin importancia no traen consecuencias. Pero si después de de 12 a 48 horas la herida se pone roja, hinchada y dolorosa, es probable que se esté formando un uñero, una infección causada por la bacteria Staphylococcusaureus con mayor frecuencia.

¿Dónde se localiza el uñero?

El uñero máscomún se localiza al nivel de las uñas y los dedos, las manos y los pies. Los casos más raros son los uñeros que afectan la primera y segunda falange y que pueden extenderse hasta la vaina del tendón, Se trata de "un flemón de la vaina" el cual ocasiona dolores punzantes cuando se flexiona el dedo afectado.

Reaccionar rápidamente frente al invasor

Lo primero que se debe hacer si el dedo se hincha y se pone rojo es no dejar que la infección avance. En efecto, si el uñero se cura fácilmente, cuando la infección no se trata de inmediato puede generar un dolor constante y pulsátil al punto de no dejar dormir.

"Sin tratamiento temprano, un dedo con uñero se puede volver blanquecino por la presencia de pus bajo la piel", explica el doctor  Christian Terlaud, miembro de la Sociedad Nacional de Medicina Interna. La infección puede llegar a afectar los huesos y las articulaciones.

Tratamiento de acuerdo a cada caso

Una uñero pequeño y sin absceso purulento se puede tratar con baños antisépticos repetidos varias veces al día. No hay que dudar en pedir consejo al farmacéutico, o incluso al médico de cabecera, quien repasará la cartilla de vacunaciones contra el tétanos y prescribirá antibióticos. Si la herida es por mordedura de un animal, el consejo del médico es esencial.

Hay uñeros que requieren intervención médica. "La supuración alrededor de la uña puede ser tratada con una aguja, pero si afecta la pulpa del dedo se debe recurrir a la cirugía", explica el doctor Terlaud.

Las precauciones

Normalmente, el sistema inmune ayuda a luchar contra las bacterias infecciosas y evitar su proliferación. Pero en caso de fatiga o enfermedad, el cuerpo está más frágil y por lo tanto es más susceptible de contraer infecciones. La primera precaución es fortalecer el sistema inmune manteniendo un estilo de vida saludable.

Además, se recomienda no morderse las uñas o las pieles de alrededor (padrastros). En el caso de hacer trabajos manuales como jardinería o bricolaje, es aconsejable usar guantes. Por último, hay que seguir las normas de higiene para la manicura: tijeras y cortauñas deben estar bien lavados.

Un uñero poco común

Ciertos trabajadores, como carniceros, cocineros o pescadores, están más expuestos a sufrir un tipo de uñero llamado erisipeloide. Este es consecuencia de la erisipela porcina. Se trata de una infección causada por una herida o pinchazo después de haber estado en contacto con animales (cerdos, crustáceos,…). En este caso hay que tomar antibióticos.

Es importante recordar que el uñero es una inflamación benigna de la piel que se puede tratar rápida y eficazmente. Pero si la inflamación continúa, no hay que dudar en consultar al médico.

D. Bourdet

Fuente:
* Entrevista con el doctor Christian Terlaud, miembro de la Sociedad Nacional de Medicina Interna y coautor del libro 20 diagnostics à ne pas manquer (120 diagnósticos que no deben escaparse), publicado por Ediciones Masson , (2009).

Otros contenidos del dosier: Pedicure

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test