Caspa: ¡acabar con ella!

¿Qué provoca la caspa?

En circunstancias normales, la piel del cuero cabelludo, al igual que la del resto del cuerpo, se renueva una vez al mes: las células nuevas se forman en las capas profundas de la dermis y, posteriormente, eliminan las células muertas, empujándolas hacia el exterior de la epidermis.
Pero ese proceso se altera cuando un hongo microscópico (la pitiriasis) empieza a reproducirse en el cuero cabelludo. Como resultado, el proceso se acelera y las células muertas no tienen tiempo de separarse lentamente, así que se adhieren las unas a las otras y se concentran en forma de escamas en la superficie del cuero cabelludo.
Estrés, desequilibrio hormonal, sudoración excesiva, alimentación demasiado ácida o agresiones repetidas al cuero cabelludo (champús, decoloraciones, permanentes, tintes…), un sinfín de factores que pueden provocar la caspa.
Algunas personas que padecen eccemas, psoriasis o tienen el cabello graso presentan una mayor predisposición a tener caspa. Se distinguen dos tipos de caspa: la caspa seca (que se hace visible especialmente en los hombros) y la grasa (placas grandes adheridas al cuero cabelludo).

Tipos de caspa

Se distinguen dos tipos de caspa, en función de la estructura y la adherencia al cuero cabelludo:

  • La caspa seca son unas escamillas blanquecinas que no se adhieren al cuero cabelludo. Es la caspa que cae como “copos de nieve en los hombros” mientras te estás peinando. Las escamas suelen estar pobladas de microorganismos, parásitos y hongos minúsculos que acentúan el picor en el cuero cabelludo.
  • La caspa grasa son unas escamas grasas de mayor tamaño que la caspa seca, puesto que se agrupan aprovechando la presencia de sebo. Se adhieren al cuero cabelludo y forman una especie de capa compacta que lo asfixia y provoca la caída del cabello a la larga. Cuanto mayor es la secreción de las glándulas sebáceas, menos respira la epidermis. Es un círculo vicioso.

Qué hacer para que desaparezca la caspa…

Es indispensable utilizar un tratamiento anticaspa. Para que sea eficaz al cien por cien, el champú debe contener al menos uno de los 3 principios activos siguientes: un antifúngico y antibacteriano, como el piritionato de zinc o el sulfuro de selenio (para reducir el número de hongos); alquitrán de hulla (que ralentiza la producción anormal de células dérmicas); o un activo queratolítico, como el azufre o el ácido salicílico (para desincrustar las escamas, puesto que despega y elimina la capa de queratina de la superficie de la piel).

Además de los champús, se puede recurrir a un tratamiento completo al menos una vez por semana (dejar actuar 20 minutos antes o después del champú) para que el cuero cabelludo pueda respirar.

Asimismo, puedes aplicarte un tratamiento de vitaminas o complementos a base de provitaminas A, vitaminas B, C y E, o selenio.

... y evitar que vuelva a aparecer

  • Utiliza un champú anticaspa o antipicores. Elígelo teniendo en cuenta el tipo de cuero cabelludo (graso, seco, escamoso, irritado), de cabello (fino, teñido, estropeado) y de caspa (grasa, seca, duradera, esporádica).
  • Dejar de "maltratar" el cabello: masajéalo, acláralo y péinalo con suavidad.
  • Aclara siempre el cabello con agua tibia abundante y termina con un chorro de agua fría.
  • Lava el peine o cepillo con regularidad para evitar que el hongo vuelva a infectar el cuero cabelludo.
  • Reduce al máximo la utilización de la gomina, la espuma o la laca, así como el uso del casco.
  • Deja que pase el tiempo entre cada permanente, alisado o tinte (una vez al mes).
  • Mantén una alimentación equilibrada, ni demasiado rica en grasas, ni demasiado ácida.

A-F Gaspar-Lolliot

Otros contenidos del dosier: Caspa

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test