¿Qué champú utilizar en función de tu pelo?

Para ayudaros a sentiros más guapas, vuestra cabellera debe ser luminosa y estar sana. Para obtener un resultado así, todo empieza con un buen lavado realizado con un champú adaptado a cada tipo de cabellos.

Para escoger el champú, primero debe determinarse el tipo de cabellos

  • Tus cabellos son normales si no tienen ningún problema concreto y por supuesto cuentan con el sebo adecuado.
  • Tus cabellos son grasos si al final del día las raíces brillan mucho y el pelo se ve decaído.
  • Tus cabellos son mixtos si las raíces brillan mucho al final del día mientras que las puntas y la melena se ven secas.
  • Tus cabellos están secos si se rompen, les falta brillo y cuando los tocas se notan ásperos.
  • Tus cabellos están debilitados si son opacos y muy difíciles de desenredar cuando están mojados.

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos normales?

Los cabellos normales son my fáciles de mantener porque están protegidos de forma natural por el sebo. Para mantener su equilibrio, es necesario utilizar un champú con agentes limpiadores suaves. Cécile Leveque, experta científica capilar de Timotei también aconseja optar por champús que contienen una pequeña dosis de silicona "puesto que protegen los cabellos de las agresiones exteriores: sol, contaminación o incluso el cepillado cotidiano."
El champú perfecto: un producto equilibrado que endulce y purifique los cabellos. Tu mejor aliado, un champú de almendra dulce (para la suavidad) enriquecida con extractos de plantas aromáticas como el té verde o la soja (para tonificar). Para un resultado óptimo, no dudes en utilizar en cada lavado un acondicionador para cabellos normales. Si tu presupuesto es un poco ajustado, también puedes optar por un champú 2 en 1. Las fórmulas aliadas a los agentes de limpieza y cuidado están perfectamente adaptadas a las necesidades de los cabellos normales.

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos grasos?

Los cabellos grasos carecen de brillo y ligereza, especialmente en las raíces. Pero, aunque puede resultar tentador lavarse el pelo cada día, es preferible optar por un champú purificante que, en última instancia, permitirá espaciar los lavados.
Además, aunque su naturaleza incita a abandonar la etapa del cuidado, al menos deben nutrirse: “un exceso de sebo no significa que la fibra capilar esté demasiado nutrida, sino que es una simple desregulación que no exime de cuidados. Para que la cabellera esté brillante y se vea sana, la melena y las puntas deben mimarse”, explica Cécile Leveque.
El champú perfecto: un producto muy concentrado en agentes limpiadores suave que purifique el cabello sin excitar las glándulas sebáceas. Para hacerlo, optad por champús a base de extractos de limón, uva o té verde. Estos activos son ricos en virtudes tonificantes, purificantes y refrescantes. En cuanto al cuidado, optad por un acondicionador adaptado a los cabellos grasos que sólo os pondréis en la parte de la melena.
Si con esto no basta, pero no queréis lavaros el pelo cada día, no dudéis en utilizar un champú para cabellos secos. Entre dos lavados, purifica las raíces y permite mantenerlo hasta el lavado siguiente. Debe aplicarse en las raíces, dejar reposar dos minutos y después cepillar el cabello para eliminar los posibles residuos.

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos mixtos?

Los cabellos mixtos pueden dar ganas de arrancarse los cabellos: grasos en las raíces y secos en las puntas, su cuidado puede comportar un quebradero de cabeza.
Sin embargo, según la experta de Timotei, no son más difíciles de cuidar que cualquier otro tipo de cabello: “Para equilibrar unos cabellos mixtos, lo ideal es optar por un champú que trate las raíces grasas y después aplicar un acondicionador para cabellos secos. Con este simple gesto, los cabellos reciben exactamente lo que necesitan.”
El champú perfecto: como en el caso de los cabellos grasos, un producto concentrado en agentes limpiadores suaves que purifique las raíces del cabello, sin excitar las glándulas sebáceas y sin resecar la melena. Lo ideal sería que su fórmula también incluyera siliconas o polímeros que identifiquen las zonas a reparar.
Para un resultado a la altura de vuestras expectativas, podéis aplicaros también un acondicionador para cabellos secos, que sólo pondréis en las puntas y la melena. Este duo de activos permite a los cabellos mixtos estar nutridos y purificados.

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos secos?

Los cabellos secos pueden serlo por naturaleza o llegar a serlo por múltiples agresiones: la contaminación, los tintes o las exposiciones al sol. Quebradizos y a menudo debilitados, necesitan nutrirse en profundidad. Según la profesional, “resulta esencial ofrecer a los cabellos secos un champú rico en nutrientes puesto que le devolverán la suavidad y el brillo.”
El champú perfecto: un producto con una fórmula muy hidratante que nutra el cabello desde el interior al tiempo que sublima la envoltura externa. Optad por champús a base de aceite (coco, aguacate o nueces de macadamia) o mantequilla (karité). Estos champús muy nutritivos cierran los poros y otorgan a tus cabellos un brillo renovado. Para completar el efecto, aplicar también en cada lavado un acondicionador adaptado, así como una mascarilla nutritiva al menos dos veces a la semana.

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos teñidos?

Los cabellos teñidos se ven agredidos por las repetidas exposiciones a los productos químicos. Con el paso del tiempo, pierden su brillo y se secan, por lo que resulta esencial nutrirlos. Según el experto de Timotei, debe optarse por champús que cierren las escamas y ayuden a la fibra capilar a mantener el color y a devolverle un mayor brillo."
El champú perfecto: un producto suave y nutritivo que le devuelva al cabello su brillo original y le proteja el color. Lo ideal sería que estuviera enriquecido con aceite o baya Acai, un activo de origen vegetal muy conocido por sus virtudes protectoras y antioxidantes. También contiene siliconas que maximizan el retorno de luz y cierran los poros. Como complemento, podéis utilizar champús repigmentantes.
Aplicados con cuidado, devuelven todo el brillo a vuestro tinte. Muy eficaces, estos champús los venden los profesionales de la peluquería y son caros. Si vuestro presupuesto está más ajustado, podéis sustituirlos por champús que contienen alheña (para los cabellos morenos) o manzanilla (para los cabellos rubios).

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos debilitados?

Los cabellos debilitados son opacos y quebradizos puesto que necesitan nutrirse en superficie pero también en el corazón de la fibra. ¿La única solución para cuidarlos y devolverles el brillo? “Adoptar un ritual de cuidado completo, champú + acondicionador + mascarilla, para reforzar sus defensas naturales y reparar las proteínas internas del cabello que están dañadas”, explica Cécile Leveque.
El champú perfecto: un producto rico en activos hidratantes para nutrir los cabellos en profundidad. Optar principalmente por champús enriquecidos con keratina o arginina, dos activos conocidos por reforzar las defensas naturales.
En cuanto a los cuidados, no dudéis en invertir en acondicionadores y mascarillas especializadas que contienen proteínas y aminoácidos que penetran en el corazón de la fibra. Si contáis con un presupuesto pequeño que no os permite dos cuidados diferentes, no temáis, podéis utilizar un 2 en 1 (acondicionador + mascarilla), que también resultará eficaz.

¿Qué champú utilizar en caso de cabellos rizados o encrespados?

Los cabellos rizados y encrespados son secos por naturaleza y necesitan que los mimen con champús muy nutritivos. Para Cécile Leveque, “para que tengan una bonita textura, dulce y sana, resulta esencial aplicarles champús a base de activos tan nutritivos como envolventes".
El champú perfecto: un producto extremadamente nutritivo a base de aceite (de aguacate, nueces de macadamia, argán) y mantequilla (karité) que nutre la fibra capilar en profundidad. Estos ingredientes hidratantes deben complementarse con activos envolventes como la silicona para poder eliminar el encrespamiento.

¿Qué champú utilizar en cabellos a los que se ha realizado un alisado brasileño, japonés o coreano?

Aunque parezca que los cabellos a los que se les ha hecho un alisado brasileño, o cualquier otro tratamiento químico, están muy sanos, en el fondo no es así. Según Cécile Leveque, “la estructura interna del cabello se ve afectada, por lo que el cabello se verá debilitado, antes o después. Para evitar los estragos, aconsejo empezar los cuidados en el primer lavado tras el tratamiento”.
El champú perfecto: un producto específico para cabellos sensibilizados puesto que, aunque no tengan aire, han sido sensibilizados por tratamientos químicos.

¿Cómo hacer un buen lavado?

Para lavarse correctamente el cabello, no olvidéis nunca cepillar el cabello antes de lavarlo puesto que así se elimina cualquier resto de polvo. Es mejor utilizar agua tibia o caliente para abrir los poros del cabello y permitir que los cuidados penetren mejor.
Masajear el cuero cabelludo con dulzura, siempre con la yema de los dedos, para despegar la suciedad, sin excitar las glándulas sebáceas. Una vez hayas aclarado el cabello, no dudes en aplicar un chorro de agua fresca: los poros se cierran y la luz vuelve a los cabellos. Por último, en el momento del secado, secad un poco los cabellos con una toalla, pero no los aprisionéis demasiado puesto que así se acentúan las puntas abiertas.
A.S. Savenier

Fuente: Entrevista con Cécile Leveque, experta científica capilar de Timotei.

Otros contenidos del dosier: Consejos para cuidar tu cabello

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test