Remedios caseros para terminar con las puntas abiertas

Es cierto que con un corte de pelo el problema de las puntas abiertas se arregla, pero también es posible sanearlas e hidratarlas en casa para evitar pasar por la peluquería y mantener un cabello sano y suave. ¿Quieres saber cómo?

Rutina básica de cuidados anti puntas abiertas

Tener un pelo sano y cuidado no es tan complicado. De entrada, basta con ser constante y llevar una rutina de cuidados básica. En primer lugar, tienes que tener en cuenta que es importante que utilices un champú y un acondicionador específicos y, al menos una vez a la semana, que apliques una mascarilla. Si sueles secarte el pelo con secador y eres asidua a las planchas o el rizador, también es imprescindible que te acostumbres a aplicar un producto protector del calor antes de peinarte.

Aceite de coco: el ingrediente estrella

Tanto si ya sufres las temidas puntas abiertas, como si quieres evitarlas, puedes preparar tú misma una mascarilla de coco. ¿Cómo? Muy fácil: pon un poco de aceite de coco en un bol (más o menos el tamaño de una castaña) y añade cinco o seis gotas de aceite esencial de lavanda y cinco o seis gotas de esencia de romero. Mezcla todo bien y aplícalo sobre las puntas. Déjalo actuar durante una hora y aclara con abundante agua. 

Aceite de romero: ideal para cabellos finos

El aceite de romero es perfecto para nutrir tu cabello, especialmente si es fino. Basta que añadas unas cinco o seis gotas de aceite puro o esencial a unos 10 mililitros de aceite de oliva y lo apliques en las puntas. Déjalo actuar durante aproximadamente una hora y después lava tu cabello de manera normal. Puedes realizar este tratamiento previo al lavado una vez a la semana para mantener tu pelo hidratado.

Manteca de karité: otra aliada contra las puntas abiertas

La manteca de karité, que es una sustancia especialmente grasa, suele emplearse en la formulación de muchos champús y cremas. Para utilizarla en casa, solo tienes que coger una pequeña cantidad y deshacerla con los dedos, y aplicarla sobre medios y puntas. Igual que con el aceite de coco, déjala actuar durante una hora y aclara el cabello con abundante agua.

Crema de aguacate: perfecta también fuera de la cocina

Este fruto, además de estar riquísimo, te puede ayudar a suavizar tu melena y mantenerla hidratada gracias a su alto contenido en vitamina E. Además, su textura untuosa lo hace muy moldeable y fácil de aplicar. Simplemente, tritura con un tenedor medio aguacate y añádele un par de cucharadas de aceite de almendras o coco, mézclalo bien y aplícalo sobre medios y puntas. Déjalo actuar durante media hora y a continuación lava el cabello con agua fría.    

Mascarilla de huevo: la receta de la abuela

Las proteínas y grasas del huevo ayudan a humectar el cabello de forma natural. Por eso es uno de los remedios caseros más antiguos y conocidos. Es muy fácil: solo tienes que batir uno o dos huevos, en función de la longitud de tu melena, y mezclarlos con un par de cucharadas de aceite de oliva. La mascarilla resultante será muy efectiva. Tras aplicarla sobre las puntas y dejarla actuar unos tres cuartos de hora, enjuágala con agua fría y lava tu pelo con tus productos habituales.  

Aceite de almendras: el tónico perfecto

El aceite de almendras es el remedio más sencillo de preparar pero es muy efectivo. Solo necesitas aplicar este ingrediente mechón a mechón insistiendo en las puntas, tapar la cabeza con un gorro de ducha y dejarlo actuar unos treinta minutos. Una vez transcurrido este tiempo, enjuágalo con abundante agua tibia y ¡seca el pelo como lo hagas siempre!

Otros contenidos del dosier: Consejos para cuidar tu cabello

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test