La pedida de mano: ¿aún se celebra? Razones para hacerlo

¿Qué es y quién debe asistir?

Típicamente, la fiesta de pedida de mano servía para oficializar el compromiso y darlo a conocer a las familias de los novios. De ese modo, si hoy quieres celebrar una fiesta de pedida de mano, además de vosotros dos, deberán estar presentes como mínimo vuestros respectivos padres. La mayoría de los novios invita también a los hermanos de la pareja, no te olvides de que se trata de hacer “oficial” lo vuestro a ojos de vuestras familias. De hecho, sea cuál sea la relación existente entre vuestras familias, deben estar las dos reunidas en la misma fiesta si quieres atender al protocolo de las fiestas de pedida. Si hasta ese momento vuestros padres no habían coincidido, es un buen momento para hacer las presentaciones.

¿Se sigue celebrando?

La verdad es que las fiestas de pedida se han ido abandonando poco a poco (una pena ya que era una bonita forma de celebrar el compromiso con vuestros familiares). En muchos casos, los padres de ambos ya se conocen y ya no existe la necesidad de antaño por formalizar el compromiso entre las dos familias y pedir la mano al padre de la novia. Todo ello, unido a que en muchos casos los padres de uno y otro viven en ciudades diferentes ha hecho que la fiesta se sustituya, muchas veces, por una cena entre las dos familias previa a la boda (normalmente la víspera o un par de noches antes).

Razones para celebrarla

Para nosotros, sin embargo, la celebración de una fiesta de pedida de mano es una buena idea y una bonita forma de compartir con los vuestros el importante paso que vais a dar. Por ello, te damos varias razones para lanzarte a la piscina y preparar una pedida de mano en toda regla.

1.- Una buena excusa para celebrar una fiesta con vuestras familias: Actualmente, son muchas las ocasiones en las que las familias de los novios viven en ciudades diferentes y no tienen muchas oportunidades de compartir una celebración.  Celebrar la pedida de mano es la excusa perfecta para que todos podáis estar juntos en una ocasión especial.

2.- El ritual de los regalos: Tradicionalmente, en la fiesta de pedida de mano el novio hace entrega del anillo a la novia y la novia, a su vez, obsequia al novio con un regalo, unos gemelos o lo que ella considere oportuno. Se trata sin duda de una buena excusa para ponerte manos a la obra con tu fiesta.

3.- Puedes aprovechar la prueba de menú para celebrarla: A muchas parejas les echa para atrás el hecho de tener que celebrar esta fiesta en un restaurante si tienen un presupuesto limitado para la boda y las celebraciones relacionadas. Si es vuestro caso, podéis aprovechar la prueba de menú que os ofrecen en el restaurante para llevar a vuestros respectivos padres y celebrar la fiesta en ese momento.

4.- La ilusión de vuestras familias: Aunque no os lo digan  (sobre todo para no presionaros) seguro que a vuestros padres les hará mucha ilusión poder compartir con vosotros la celebración de vuestro compromiso. Es una bonita manera de agradecerles todo lo que han hecho por vosotros, el apoyo que os han dado en vuestra relación y lo mucho que, seguro, os están ayudando en los preparativos de la boda.

5.- Una buena ocasión para ultimar los detalles: Si celebráis la fiesta de pedida unos días antes de la boda (algo cada vez más frecuente), esta puede ser una buena ocasión para compartir con vuestros familiares los últimos detalles de los preparativos en los que os pueden ayudar. ¿Cómo será la logística de los desplazamientos? ¿Hay invitados de parte de vuestros padres que aún no han confirmado asistencia? Si vuestros padres son de fuera, ¿ dónde van a alojarse  y cómo se desplazarán hasta el lugar de la ceremonia? Son pequeños flecos que deberéis limar para que todo salga perfecto.

Y si lo celebro, ¿qué me pongo?

Aunque antes era una fiesta formal entre las dos familias, las pedidas de mano actuales cada vez se afrontan con más naturalidad y ya no hay un protocolo implicado en lo que a vestir se refiere. De este modo, lo más importante es que utilices el sentido común a la hora de escoger tu etiqueta: si has decidido reunir a la gente en tu casa puede que te baste con un sencillo vestido y a tu chico con una camisa y unos vaqueros, mientras que si habéis apostado por una cena en un restaurante, tendréis que ir más arreglados. Tened en cuenta en todo momento que en este caso, el protocolo lo marcáis vosotros.

Ahora que ya lo sabes todo sobre la pedida de mano, está en tu mano celebrarla o no y seguir cumpliendo con una de las tradiciones más antiguas relacionadas con las bodas.  Y tú, ¿te animarías a ello?

María Arribas

Otros contenidos del dosier: El día de la boda

Comentarios

Artículos destacados

Las mechas que más te favorecen según tu pelo
Las mechas que más te favorecen según tu pelo

Balayage, californianas, clásicas, baby lights… Mechas hay para todos los gustos pero sobre todo para cada tipo de pelo....

Apúntate al multimasking
Los complementos del novio
Ajustar el presupuesto de la boda
¿Qué protector solar debes elegir?
Flequillo: ¿Me quedaría bien?

¿Te gustan los flequillos? Cuidado, el flequillo no sienta bien a todo el mundo. Para saber si puedes caer en la tentación...

Hacer otros Test