Tonifica tu cuerpo y aumenta tu fuerza con ejercicios pliométricos

¿Recuerdas los juegos infantiles en donde corrías, saltabas y jugabas todo el día en el parque? Pues, los ejercicios que te traemos a continuación imitan el dinamismo propio de la niñez, en donde entrenas todo tu cuerpo de manera divertida con saltos y rebotes de todos tipos.

Los ejercicios pliométricos son una técnica que puedes usar para alcanzar objetivos diferentes. Muchos deportistas de variadas disciplinas los usan para mejorar su desempeño. Por ejemplo, puedes entrenar con pliométricos si prácticas baloncesto, voleibol, tenis, o cualquier otra actividad en la que necesites realizar movimientos repentinos.

Los ejercicios pliométricos incluyen una serie de saltos y rebotes, como sentadillas o “squats”. Puedes simplemente saltar hacia arriba desde tu nivel o sobre una caja o banco, o saltar sobre los conos. Algunos movimientos serán más rápidos que otros.

Cada vez que aterrizas durante un salto, la fuerza de gravedad hace que tus músculos se extiendan, lo que hace que tu siguiente salto sea  mucho más potente. La combinación constante del estiramiento y la contracción de los músculos los pone en forma.

¿Puedo hacer pliométricos todos los días?

No debes realizar los ejercicios pliométricos todos los días, porque tus músculos necesitarán un descanso después de cada entrenamiento, por lo menos un día. Si aún no estás en forma, deberás comenzar con ejercicios más básicos antes de poner a prueba tu cuerpo con pliométricos.

Los ejercicios pliométricos son una alternativa divertida a tu entrenamiento habitual de pesas, ya que aumenta tu fuerza muscular, el equilibrio y la agilidad. Puedes hacer un entrenamiento basado en pliométricos o simplemente incorporar unos cuantos ejercicios pliométricos a tu rutina.

¿Qué necesito para comenzar a realizar ejercicios pliométricos?

No necesitas de ningún equipo para comenzar con un entrenamiento basado en ejercicios pliométricos. Una vez comiences el entrenamiento podrías comprar bancos o cajas para realizar saltos a diferente nivel, pero eso ya queda a elección propia y no son necesarios.

Puedes realizar los pliométricos al aire libre, sólo deberás asegúrate de elegir una superficie suave para el aterrizaje, como la hierba.

¿Cuáles son los beneficios de un entrenamiento pliométrico?

Aparte de los beneficios que son poder realizarlo en cualquier lugar y no necesitar de ningún equipamiento adicional, el entrenamiento pliométrico tiene las siguientes ventajas sobre tu cuerpo:

  • Fuerza: Con el poder y la velocidad de los pliométricos viene el aumento de la fuerza muscular, tanto para el tren superior como para el inferior. Algunos ejemplos de pliométricos para el tren inferior son las sentadillas, los saltos de cuclillas y los saltos hacia la caja. El objetivo de estos saltos es llegar más alto cada vez, utilizando la fuerza de las piernas para mejorar la altura del salto. Los pliométricos del tren superior incluyen las flexiones con aplauso y los lanzamientos del balón medicinal.
  • Pérdida de peso y tonificación muscular: Los ejercicios pliométricos requieren de mucha energía, por su intensidad. Utilizan todo el cuerpo y activan la mayoría de los grupos musculares, por lo tanto queman muchas calorías en una sola sesión, lo que contribuye con la pérdida de peso. El aterrizaje repetitivo hace que los músculos de las piernas se contraigan, ayudando a mejorar el tono general y la definición. Los pliométricos combinan el entrenamiento de fuerza con el ejercicio cardiovascular, lo que te permite "matar dos pájaros con un solo tiro".

¿Tiene desventajas el entrenamiento pliométrico?

La única desventaja real del entrenamiento pliométrico es el alto riesgo que tienes de lesionarte. Como todo ejercicio, este entrenamiento debe ser progresivo, los principiantes deben comenzar con ejercicio ligero y de bajo impacto, para luego progresar gradualmente a medida que se va ganando fuerza.

Los saltos repetitivos pueden causar daños en las articulaciones. No realices pliométricos si tienes artritis o problemas articulares, a menos que tu médico lo autorice. Si no estás en forma, el riesgo de lesiones es elevado, debido a que los músculos que rodean tus articulaciones son débiles y no te darán el apoyo que necesitas, por lo que se recomienda que primero te pongas en forma y después entrenes con pliométricos.

FUENTES:

Advantages and Disadvantages of Plyometric Exercises, Riana Rohmann           

Otros contenidos del dosier: Ejercicios de musculación

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test