Masaje de la embarazada

No hay nada para el embarazo como hacer un paréntesis para darse un masaje. Para disfrutar de unos momentos de relax absoluto y también aliviar las pequeñas molestias que salpican esos nueves meses. Antidolor, antiestrés… el masaje puede resultar beneficioso en muchos sentidos. ¡No te lo pienses y pruébalo ya mismo!

Un masaje especial para embarazadas es útil para aliviar los dolores más comunes del embarazo: dolor de espalda, lumbar y de piernas. Para efectuar el masaje, recurre a un aceite neutro que no contenga aceites esenciales y evitarás posibles alergias. Asimismo, conviene elegir un masajista experimentado y no darse masajes durante los tres primeros meses, porque algunos puntos de presión de los masajes clásicos pueden tener consecuencias negativas para el embarazo. Pero, aparte de tomar estas precauciones, el masaje procura un confort especial y muy merecido al cuerpo de una mujer embarazada, que está sometido, por desgracia, a las pequeñas molestias causadas por el abdomen hinchado.

Las lumbares, que son particularmente dolorosas porque sostienen el peso del bebé, te agradecerán profundamente las atenciones del masajista. Además, las sensaciones agradables se multiplican al estar embarazada y el masaje es una buena oportunidad para aprovecharlas al máximo.

C. Béguin

Otros contenidos del dosier: Masajes

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test