Masaje plantar: claves para empezar el día con el pie derecho

La medicina china considera que los pies son el espejo de nuestra salud. Están encerrados durante la mayor parte del año en unos zapatos, y a menudo olvidamos mimarlos. Sin embargo, ocuparse de ellos de vez en cuando aporta un gran bienestar y relajación. ¿Lista para una pequeña pausa?

Caminar con los pies descalzos

El reflexólogo Jean-Louis Bertholotti aconseja caminar descalzos lo más a menudo posible: en el césped, en la arena, en casa, en la oficina… Todas las situaciones son buenas para caminar descalzos. Liberados de los zapatos, los pies desarrollan su musculatura y se convierten en estabilizadores más seguros para todo el cuerpo. Por otro lado, para fortalecer la función de equilibrio de los pies, el reflexólogo aconseja hacer regularmente a lo largo de la jornada, flexiones y extensiones poniéndose en punta de pies y apoyándose en los talones.

¿Por qué hacer un masaje de pies?

Porque además de sostenernos durante toda la jornada, los pies contienen “7500 terminaciones nerviosas ligadas a diferentes órganos y partes de nuestro cuerpo. Efectuar presiones sobre esas zonas reflejas libera las energías, lo cual tendrá como efecto estimular y aliviar nuestro organismo”.

Jean-Louis Bertholotti recuerda que la función del masaje plantar conlleva una profunda relajación, distensión y evacuación del estrés. No se trata en ningún caso de un tratamiento médico, incluso si “la reflexología es una medicina preventiva gracias a la cual los reflexólogos pueden detectar ciertos problemas que luego se han de consultar con un médico .”

Con el automasaje casero no podrán resolverse problemas particulares, sin embargo la distensión y el bienestar estarán asegurados.

Es importante tener en cuenta que mientras el podólogo trabaja con músculos y tendones bien palpables, el reflexólogo trabaja con meridianos que son invisibles.

La opinión del médico: esta técnica no se basa en conceptos científicamente comprobados pero podría mejorar problemas leves. No deben sin embargo reemplazar a una consulta médica en caso de persistencia de los síntomas.

Mi sesión de automasaje

En reflexología plantar se trata al pie en su conjunto. Aunque quieras tratar un problema particular, deberás masajear todo el pie. “Se masajea una zona, ya que no se trabaja con una precisión milimétrica”, destaca el facultativo.

Comenzamos por instalarnos cómodamente (con las piernas cruzadas para los más flexibles, cada pie bajo el muslo opuesto) efectuando movimientos para “entrar” en el masaje y distenderse. Luego, masajeamos el dedo gordo, los otros dedos y descendemos hacia el centro del pie, los talones, el borde interno y el tobillo, el borde externo y el tobillo para terminar con la parte superior del pie. La sesión finaliza con un masaje relajante del pie en su conjunto.

Una sesión debe durar al menos 10 minutos y puede repetirse varias veces por semana, por la tarde, por la mañana, a elección de cada uno.

Debe tenerse en cuenta que en reflexología una mano mantiene el pie apretado y sirve de apoyo mientras la otra trabaja efectuando presiones sobre las zonas reflejas.

La forma correcta

Generalmente el pulgar es el encargado de efectuar las presiones. Trabaja por reptación, es decir que efectúa una serie de presiones avanzando cada vez algunos milímetros hacia adelante. Pero también podemos “tomar el tiempo de masajear el arco plantar con el puño cerrado. Utilizamos las falanges para presionar haciendo rotaciones. La presión debe ser bastante firme, no deben hacerse masajes ligeros”, explica el facultativo.

Al cabo de algunas sesiones, quienes dominen bien el masaje podrán comprarse un pequeño palo de reflexología para tratar las pequeñas zonas, teniendo cuidado de hacer movimientos suaves y no ejercer una presión demasiado fuerte con el palo.

Usar aceites esenciales

Aunque el masaje en seco permite un mejor manejo, utilizar una crema neutra asociada a aceites esenciales aportará un toque suplementario de relax a tu sesión de reflexología casera. Jean-Louis Bertholotti recomienda tres aceites esenciales diferentes para curar tres males cotidianos:

  • ¿Dolor de pies al final del día? Mezcla 10 ml de aceite de almendras dulces o pepitas de uva con 3 o 4 gotas de aceites esenciales de majorana.
  • ¿Pequeño empujón antifatiga? Agrega 4 gotas de aceites esenciales de menta con pimienta a 10 ml de aceite de almendras dulces.
  • ¿Estrés? Mezcla 3 gotas de aceites esenciales de manzanilla con un poco de aceite de almendras dulces.

Beber mucho

“Cuando se practica reflexología, ya sea en casa o con un profesional, hay que beber más que de lo que se bebe generalmente”, explica el reflexólogo.

La opinión de Nicolas Forcet, fisioterapeuta y podólogo

Ciencia y reflexología: por ahora la reflexología es una medicina alternativa, paralela, no reconocida oficialmente. Los estudios sobre las consecuencias de los efectos de la reflexología no están suficientemente desarrollados. Hay pues que ser cuidadosos sobre los motivos de consulta, aunque las contraindicaciones son casi inexistentes. El único límite es consultar a un reflexólogo buscando bienestar y relajación y no el tratamiento de una enfermedad.

Así como las otras medicinas alternativas, interviene como complemento de la medicina tradicional. Debe regularse pero por ahora faltan estudios que permitan demostrar posibles efectos.

El interés de la reflexología: el objetivo de la reflexología es aportar distensión, bienestar y alivio a las personas que consultan. Por otro lado, hay muchos pacientes que hacen preguntas sobre la reflexología o que consultan reflexólogos como complemento de un tratamiento fisioterapéutico. La reflexología podría quizás ayudar a resolver problemas como insomnio o cefalea. Pero en todos estos casos, se necesita una opinión médica. El aspecto psicológico es importante, ya que se trata aquí de una consideración global de la persona que a menudo se revela muy eficaz.

Las contraindicaciones: existen casos muy específicos para quienes la reflexología está formalmente desaconsejada:

  • Problemas venosos arteriales diagnosticados (arteritis de miembros inferiores, flebitis) ya que masajear venas enfermas puede provocar embolias pulmonares.
  • Mujeres embarazadas de menos de 3 meses.
  • En los primeros meses de diagnóstico de un cáncer. Ya que la reflexología activaría la circulación sanguínea y el sistema linfático, provocando un riesgo de diseminar las metástasis. Por el contrario, se puede recurrir a la reflexología en fase de tratamiento para atenuar algunos efectos secundarios (vómitos, cefaleas, etc.)
  • En caso de patologías cutáneas ligadas al pie como la psoriasis, las verrugas, las micosis, pues para tratar estas enfermedades, las reglas de higiene son muy estrictas.
  • Las personas mayores y los niños pequeños.

J. Xavier

Agradecimientos: a Jean-Louis Bertholotti y Nicolas Forcet por toda la información proporcionada.

Otros contenidos del dosier: Masajes

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test