Reflexología de manos: hazlo tú mismo en 10 pasos

La reflexología es una terapia manual que consiste en ejercer presión mediante los dedos (digitopuntura) en distintas zonas del cuerpo, que están energéticamente enlazadas con los órganos internos, con la finalidad de equilibrarlos y sanarlos. A continuación te comentamos cómo puedes usar la reflexología de manos para sanar tu cuerpo.

La reflexología de manos te dará los mismos resultados que la reflexología de otras partes del cuerpo, pero estos tomarán un poco más de tiempo en notarse, dado que se requiere de una mayor presión de la que usarías en tus pies porque los puntos de reflexión en tus manos no son tan superficiales.

La reflexología de manos se suele utilizar en los casos en donde quieras sanarte a ti mismo, sin necesidad de un reflexólogo, o para aliviar síntomas como dolores de cabeza, estreñimiento, dolores en los hombros... y ¡mucho más! La reflexología de manos utiliza una técnica completamente diferente a la utilizada en la reflexología de pies.

Debido a su naturaleza complementaria, no invasiva y no farmacológica, la reflexología es ampliamente aceptada en todo el mundo y existen evidencias anecdóticas de su efecto positivo en una variedad de condiciones de salud, según Nurul Haswani en su artículo publicado en la Journal Of Traditional and Complementary Medicine.

Estos son los 10 pasos que puedes seguir mediante la reflexología de manos:

Paso 1: Siéntate en una silla cómoda y en una habitación tranquila, con poco o nada de ruido.

Paso 2: Fomenta un estado de relajación utilizando un poco de tu aceite favorito en las manos. Los aceites y cremas normalmente no se usan en sesiones profesionales de reflexología, pero no habrá problema si la utilizas para tu sesión personal.

Paso 3: Frota la crema o el aceite en tus manos durante varios minutos hasta que se absorba completamente. Esto relajará tus manos y aumentará su flexibilidad, preparándolas para la reflexología. Asegúrate de no usar una crema o aceite muy grasoso, para que sus manos no estén excesivamente resbaladizas.

Paso 4: Cierra los ojos y enfócate en cualquier área de tu cuerpo donde sientas dolor o aquella parte que creas y sientas desalineada.

Paso 5: Consulta nuestro mapa de reflexología de manos para identificar los puntos de reflexión en las manos que corresponden a las partes de tu cuerpo que deseas trabajar. Por ejemplo, si tienes dolor en tu hombro izquierdo, consultas el mapa y observas que los puntos de reflexión se encuentran en el dedo meñique de la mano izquierda.

Paso 6: Presiona  firmemente un punto de reflexión. Puedes aumentar gradualmente la presión para asegurarte de que se está "activando" el punto, pero si sientes dolor disminuye la presión.

Paso 7: Mantén la presión durante 30 segundos y suelta. Espera unos segundos y repite.

Paso 8: Si sientes dolor al presionar, puedes utilizar tu pulgar para aplicar la técnica de presión ligera. Para ello, realiza un movimiento circular sobre el mismo punto de reflexión durante unos 5 segundos, luego gira en sentido opuesto durante 5 segundos más. Se repite varias veces para cada punto de reflexión.

Paso 9: Puedes aplicar la reflexología en todas las áreas de ambas manos, pero préstale más atención a las áreas relacionadas con tus dolencias.

Paso 10: Cuando hayas terminado tu sesión de reflexología, siéntate en silencio durante al menos 10 minutos y después bebe varios vasos de agua. El agua ayudará a drenar las toxinas liberadas de tus órganos y músculos.

Ahora que conoces los pasos para sanar las dolencias que comúnmente te aquejan, como el dolor de cabeza, síguelos y comprueba por ti mismo los beneficios que la reflexología de manos tiene en tu salud.

Fuentes:

  • “Revisiting reflexology: Concept, evidence, current practice, and practitioner training”, Embong, N., et al, Journal of Traditional and Complementary Medicine. 2015;5(4):197-206. doi:10.1016/j.jtcme.2015.08.008.

Otros contenidos del dosier: Masajes

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test