Las principales curas termales y sus efectos

Muchos centros termales proponen estos tres tipos de técnicas, que se modifican en función de la afección que se quiera tratar. Un baño asociado al agua mineral y a una temperatura específica permite calmar el dolor (efecto sedante). Con el gas termal se favorece la circulación sanguínea (vasodilatación). En cuanto a las técnicas de aerosolterapia, tienen un efecto curativo local y regulan la inflamación de los tejidos de las vías respiratorias (nariz, garganta y oídos).

La duración y el ritmo de las sesiones son factores importantes en la eficacia del tratamiento, que deberá elegir el médico termal.

Cuidados dispensados por profesionales

Dispensados por especialistas en curas termales o médicos, los cuidados siguen procedimientos muy rigurosos. Las sesiones de reeducación y de masaje, por su parte, las dirige un fisioterapeuta.

Descubre las técnicas que se aplican en cada tipo de afección y los efectos que producen.

Reumatología, secuelas de traumatismos osteoarticulares/neurología

Los baños calman el dolor y relajan. El barro, aplicado de manera local o general, calma el dolor de las articulaciones, relaja y ablanda los músculos. Las técnicas de fisioterapia (piscina de movilización, masaje bajo el agua o en seco) ablandan y relajan.

Para saber más sobre las aplicaciones que tiene el termalismo en los problemas reumáticos, descubre nuestro artículo “Termalismo y reumatismo”.

Vías respiratorias

El objetivo principal es hacer que el agua o el gas termal entren en contacto con los tejidos que tapizan las vías respiratorias, por medio de diferentes técnicas de aerosolterapia. De esta manera se consigue limpiar, despejar y regular las vías respiratorias. Estos cuidados estimulan las defensas locales y consiguen bien crear una cicatrización, bien disminuir la frecuencia de las crisis.

Para saber más sobre las aplicaciones del termalismo en los problemas otorrinolaringológicos, descubre el artículo “Termalismo y vías respiratorias”.

Dermatología y afecciones bucolinguales

En dermatología las principales técnicas termales son los baños de agua mineral, que ablandan la piel, y las duchas filiformes, que, mediante una presión regulable, limpian y desinfectan, lo que ayuda a combatir los picores. Las pulverizaciones de agua mineral, por su parte, cicatrizan y calman.

Para saber más sobre las aplicaciones del termalismo en los problemas dermatológicos, descubre nuestro artículo “Termalismo y dermatología”.

Afecciones bucolinguales

Aplicada en las encías, el agua termal limpia los tejidos de la boca y calma el dolor. Para este tipo de afecciones existen las siguientes técnicas:

Nombre del tratamiento

Efecto

Ducha local

Limpieza

Baño local

Alivio del dolor

Flebología

Las duchas jet o chorros termales mejoran y regulan la circulación venolinfática, y, cuando se aplican con mucha presión, relajan los músculos y drenan los tejidos (eliminación del edema).

Para saber más sobre las aplicaciones del termalismo en los problemas venosos, descubre nuestro artículo “Termalismo y flebología”.

Afecciones psicosomáticas

Los baños y las duchas tienen un efecto relajante que puede mejorar afecciones psicosomáticas como la ansiedad y los problemas del sueño. El tratamiento termal se acompaña de sesiones de fisioterapia para relajar y de sesiones de apoyo psicológico. Las técnicas que se pueden emplear son las siguientes:

Nombre del tratamiento

Efecto

Baño general

Calma el dolor y tranquiliza

Baño general con duchas sumergidas

Agudiza los sentidos y reorganiza el sueño

Ducha general

Estimula

Fisioterapia

Mejora las relaciones

Enfermedades cardioarteriales

Los baños y las duchas, asociadas al gas termal, aumentan el calibre de los vasos sanguíneos y mejoran y regulan la circulación sanguínea (vasodilatación). Caminar en el agua ayuda a activar los miembros inferiores. Los tratamientos posibles son:

Nombre del tratamiento

Efecto

Baño general

Ayuda a readaptarse

Baño carbogaseoso

Vasodilatación

Ducha general aplicada

Mejora de los reflejos

Ducha con gas seco

Mejora la atrofia muscular

Caminar en el agua

Ayuda a readaptarse

Enfermedades metabólicas y del aparato urinario

La ingestión de agua es el principal tratamiento termal para eliminar cálculos y reequilibrar el aparato urinario. Los baños y las duchas funcionan como complementos para facilitar la expulsión de los cálculos residuales. Así pues, se puede recurrir a los siguientes tratamientos:

Nombre del tratamiento

Efecto

Baño general

Calma el dolor

Baño general con ducha sumergida

Previene la infección

Ducha general

Libera la obstrucción y estimula

Ducha general aplicada

Regula

Baño con ducha submarina

Regula

Aplicación local de barro

Calma el dolor

Tabla vibradora

Libera la obstrucción, estimula

Problemas de desarrollo en los niños

Las diferentes técnicas termales calman el dolor y estimulan y se aplican en el marco de una abordaje global, que incluye aspectos psicológico y de educación sanitaria. Para saber más sobre las aplicaciones del termalismo en los niños, descubre nuestro artículo “Termalismo y pediatría”.

Enfermedades del aparato digestivo y enfermedades metabólicas

La ingesta de agua termal es el tratamiento principal de la colitis, los problemas de digestión y del funcionamiento del hígado. Se asocia a los baños y a las duchas, que tienen un efecto regulador y laxante del aparato digestivo, así como a la educación nutricional adaptada. Los tratamientos para estas afecciones son:

Nombre del tratamiento

Efecto

Baño general

Regula y favorece la motricidad

Baño con ducha submarina

Estimula y calma el dolor

Baño carbonogaseoso

Regula y favorece la motricidad

Ducha intestinal

Alivia el picor y es laxante

Ducha general aplicada

Estimula y calma del dolor

Enteroclisis

Es laxante, regula y favorece la motricidad

Aplicación local de barro

Regula

Fisioterapia

Calma el dolor y favorece la motricidad

Ginecología

Los baños y las técnicas específicas asociadas al agua mineral permiten luchar contra las infecciones, al tiempo que calman los dolores pélvicos (dolores posoperatorios, reglas dolorosas). Para saber más sobre las aplicaciones del termalismo en los problemas ginecológicos, descubre nuestro artículo “Termalismo y ginecología”.

A. Rolland

Otros contenidos del dosier: Termalismo y medicina

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test