Pilates: un deporte para todas las edades

Joseph Hubertus Pilates: su creador

Nace en 1880 en una pequeña ciudad alemana y sufre muchos problemas físicos como reumatismo, raquitismo y asma. Decide entonces entrenar su cuerpo y, gracias a su fortaleza mental, inicia un viaje interior que le llevará a poner a prueba su físico más allá de sus propios límites. Empieza a practicar boxeo, gimnasia, lucha libre y defensa personal (estas últimas en un campos de concentración nazis durante la primera Guerra Mundial). Más tarde trabaja como enfermero y se ocupa de la rehabilitación de soldados mutilados y paralizados en la batalla. Perfecciona así sus técnicas de rehabilitación motora a las que llama Contrología (Contrology), y que hoy en día llevan su nombre. Después de la guerra se muda a Estados Unidos y abre un gimnasio en Nueva York donde enseñar su método y difundir su idea a través de esta disciplina innovadora y original. En sus inicios, muchos bailarines y atletas recurren a la experiencia de Pilates para sacar el máximo partido a su rendimiento deportivo. Con el tiempo, estas técnicas se han puesto de moda gracias a los medios de comunicación y al poder mediático de las celebrities que han hablado tan bien de ellas y les han hecho tanta publicidad que se ha convertido en el deporte más de moda de los últimos años.

¿En qué consiste el Pilates?

El método Pilates se inspira en el fitness del mundo occidental y en disciplinas orientales como el Yoga, de ahí la importancia de la respiración, la concentración y la relajación de cuerpo y mente. Pilates estaba convencido de que una postura y una respiración incorrecta pueden afectar a nuestra salud corporal: por eso pretendía entrenar a sus alumnos a conseguir el control total de su cuerpo en cada movimiento y ejercicio, trabajando la columna vertebral y todos los músculos para alcanzar el equilibrio y la resistencia perfectos. El aumento de la masa muscular no es el objetivo de este método que, en cambio, consiste en un entrenamiento muy heterogéneo y escaso de repeticiones realizado con la máxima concentración para que sea realmente efectivo.

Pilates inventó unos 500 ejercicios diferentes para ser practicados tanto en suelo, con una colchoneta, como con la ayuda de aparatos específicos construidos por él mismo. Entre ellos figuran el Snake, el Short Spine y el Long Spine, todos utilizados para trabajar la parte central del cuerpo (abdomen y espalda). También existen otros instrumentos cuyo nombre hace referencia tanto a la forma como a la finalidad: Cadillac, Torre, Círculo, Silla, Barril, Reformer y Mat, cada uno formado por una estructura de madera, cables y muelles para mantener en tensión las partes del cuerpo que se están trabajando (excepto el Mat que es una colchoneta en forma cilíndrica sobre la que se apoya la espalda en posición supina y el Círculo que es un aro de plástico y metal que se coloca entre las rodillas para reforzar el interior de los muslos).

El principio fundamental del Pilates

Pilates estaba convencido del gran poder que la mente ejerce sobre nuestro cuerpo y lo transmite a través de su método, innovador también por este motivo. La percepción exacta del movimiento es la clave de un resultado de alto nivel: pocos esfuerzos bien hechos son más eficaces que horas de entrenamiento agotador y mal hecho. Por lo tanto, harmonía y equilibrio son condiciones necesarias para conseguir un cuerpo y una mente sanos y en perfecta sintonía.

El método Pilates trabaja cada parte del cuerpo, manteniendo también el control de los dedos durante los ejercicios: el objetivo de la respiración es el de relajar el músculo, permitiéndole un mejor alargamiento, y el mantener las posiciones durante un intervalo prolongado favorece un incremento de la tonicidad y de la fuerza muscular. Por último, agilidad y estabilidad también son elementos importantes para conseguir el objetivo marcado.

Los beneficios del Pilates

Además de los claros beneficios a nivel muscular, el Pilates ayuda a estilizar la silueta, y a volverla más tonificada y flexible; a mejorar la circulación y la microcirculación sanguínea; y a reducir el estrés y las tensiones acumuladas durante el día. También mejora la postura, aportándole al cuerpo un aspecto más atlético y esbelto.

Aunque el Pilates se haya convertido en toda una moda en los últimos años, su fama también se debe a que es un método eficaz y saludable para el bienestar de cuerpo y mente: las estrellas de Hollywood, y las nacionales, lo han escogido como el mejor método para mantenerse en forma, mostrando en primera personas los resultados obtenidos. Son muchos los médicos y fisioterapeutas que alaban estas técnicas que deben ser combinadas con ejercicios aeróbicos si lo que se buscar es perder peso. En España existen muchos gimnasios que ofrecen clases de Pilates en sus programas, unas clases que siempre tienen mucho éxito.

L. Fioravanti

Otros contenidos del dosier: Pilates

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test