Relajarse con la respiración en el yoga

Para ponerlo en práctica basta con inspirar profunda y lentamente por la nariz, hasta que los pulmones estén llenos. Retendremos el aire unos segundos y después lo expulsaremos lentamente por la boca, hasta que los pulmones se vacíen. Repetiremos esta acción un mínimo de diez veces.
Si queremos tranquilizarnos rápidamente o relajar una mente fatigada podemos hacer un ejercicio que si lo realizamos de día aclarará nuestra mente y por la noche nos ayudará a dormir. Consiste en inspirar por la nariz mientras contamos mentalmente hasta cuatro (a medida que adquiramos práctica ascenderemos de forma gradual hasta llegar a ocho). Seguidamente, mantendremos la respiración tanto tiempo como el que hayamos empleado para la inspiración.
Para acabar, expulsaremos el aire contando de nuevo hasta cuatro (u ocho) con el cuerpo completamente relajado. Tras acabar la serie, podemos comenzar de nuevo si es necesario.

Otros contenidos del dosier: Yoga

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test