Remedios caseros que avala el doctor

Resultado de años de experiencia y conocimiento popular; transmitidos de generación en generación, los remedios caseros o naturales de las abuelas tienen bases médicas empírico, como comenta el Dr. Javier Sánchez Nava, pediatra del Colegio de Pediatras de la  Ciudad de México.

Estos son algunos de los remedios más comunes, los que se ha confirmado que funcionan y funcionan bien.

Remedio casero para las rozaduras

Si tu bebé se rozó, cada vez que cambies el pañal, utiliza fécula de maíz como talco. Para limpiar la zona, utiliza agua previamente hervida con una cucharada de vinagre blanco o de bicarbonato de sodio.

Remedio casero para el estreñimiento

Para las abuelas nada como la ciruela pasa para mejorar los síntomas de este “apretado” mal. Pon a hervir cinco ciruelas pasas en medio litro de agua; toma medio vaso de esta infusión cada 12 horas por dos días. Notarás el cambio.

Remedio casero para la tos

Las abuelitas solían recomendar, además de la miel con jugo de limón, una infusión de las flores y ramas del gordolobo –una planta  de color verde grisáceo y flores amarillas con numerosas aplicaciones medicinales- en leche. Había que tomarla tres veces al día durante los episodios de tos. El Dr. Sánchez Nava confirma que es un excelente remedio.

Remedio casero para la fiebre

Para bajar la temperatura sin necesidad de tomar pastillas, hay que poner compresas de agua fría en axilas, frente, ingles y pantorrillas o tomar un baño de diez minutos con agua tibia (¡no caliente ni fría!). Por el contrario, el Dr. Sánchez Nava desaconseja uno de los más recomendados remedios de las abuelas: las friegas o masajes con alcohol en el cuerpo; “no ayudan en nada y pueden ser tóxicos”.

Remedio casero para la diarrea

La popular “agua de arroz” para las diarreas es un estupendo remedio para este trastorno gástrico. Hierve un litro de agua; agrega dos puños de arroz y una cucharadita cafetera de sal. Deja reposar y bébela como agua de uso. El especialista también recomienda otra de las curas de las viejitas: comer manzana o guayabas. “Ambas son astringentes”, asegura el especialista.

Remedio casero para las anginas

Los cambios de clima están entre los factores que más nos “tiran en cama”. Para las molestas anginas, las abuelas recomendaban hacer gárgaras con el jugo de tres limones, tres cucharadas de agua y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Esto al menos tres veces al día. 

Remedio casero para los dolores de cabeza

“El romero en té es un remedio buenísimo”, explica el Dr. Sánchez Nava. “Era una de las curas más utilizadas por nuestras abuelas; habría que retomarlo”.

Remedio casero para la congestión nasal o flemas

Las inhalaciones de agua hirviendo con tomillo son una de las terapias más efectivas para mejorar estos síntomas. Cuando esté hirviendo la infusión, toma una toalla e inhala los vapores. ¡Mucho cuidado con quemarte!

Como te darás cuenta, las abuelas tenían y tienen razón cuando te recomiendan uno de sus remedios. No eches en saco roto sus palabras; evitarás tomar más medicamentos de los necesarios y resguardarás tu salud digestiva.

TE RECOMENDAMOS:

Los remedios de la abuela contra la tos

El limón: remedio natural y multiusos

Todos los remedios para la aliviar los dolores menstruales

10 remedios naturales contra el insomnio

10 remedios naturales contra la fatiga

Otros contenidos del dosier: Terapias y remedios naturales

Comentarios

Artículos destacados

Los complejos de inferioridad
Los complejos de inferioridad

Menos guapos, menos inteligentes, más cobardes… Siempre te sientes inferior a los demás y lo sufres. ¿De dónde proviene ...

Cómo gestionar el rencor
¿Cómo mantener una relación a distancia?
¿Amor a primera vista o simple deseo?
¿Estoy en el trabajo correcto?
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test