Reconcíliate con tu cuerpo

Nuestro cuerpo no deja de emitir señales, de placer o dolor, dependiendo de cómo lo tratemos… «Aumentar nuestra consciencia corporal y ampliar el abanico de sensaciones es una vía para alcanzar un mayor bienestar», afirma Dany Cerisier, psicoterapeuta especialista en somato-psicopedagogía. Su trabajo es fruto de una constatación: la dificultad que tienen los pacientes que van a relajarse a un centro de talasoterapia para enfrentar los problemas y desprenderse de ciertos tics. Nos hemos vuelto tan exigentes con nuestro cuerpo que somos muy poco indulgentes con él. Lo que encima empeora cuando se acerca o llega el verano e interfieren numerosos mensajes contradictorios (espalda rígida, pelvis contraída, abdomen tenso, algunos kilos de más no muy bien aceptados…). 

Al asociar el tacto con el movimiento y la palabra, la somato-psicopedagogía constituye una auténtica herramienta de transformación. Objetivo: comprender mejor la imagen corporal, ponerse en movimiento y prestar atención al cuidado del cuerpo.

¡Deja de ver todas las cosas por separado!

Una de las causas de esta discordia con nuestro cuerpo es una visión dividida de la que no siempre somos conscientes. Hablamos sin cesar de lo que observamos, por ejemplo, de un cuello tenso, unas piernas pesadas, o de la celulitis y el vientre hinchado. Problemas a los que, por otro lado, intentamos buscar una solución específica. «Mientras que lo que se debe hacer es empezar por recuperar la sensación de unidad corporal y de conjunto», precisa Dany Cerisier. A través de una serie de presiones suaves en los tejidos, la somato-psicoterapia restablece la sensación de homogeneidad. El dedo meñique del pie está unido a la oreja, nuestras rodillas son articulaciones, al igual que nuestras caderas y nuestros hombros… Tomar consciencia de nuestra imagen corporal global es ya un primer paso.

Liberación de tensiones

Al revelarnos tanto nuestras emociones como nuestras tensiones, nuestro cuerpo es nuestro más íntimo mensajero. Siempre y cuando lo escuchemos…. Entre el chocolate que consumimos a la mínima decepción, el cigarrillo en respuesta al estrés o esos mareos ligeros, previos a las reuniones familiares, las señales están muy presentes… Nuestro cuerpo es muy a menudo el primero en expresar lo que nos afecta. Para restablecer un diálogo armonioso con nuestra interioridad, Dany Cerisier propone una serie de movimientos simples, pero poco habituales, una especie de gimnasia sensorial: «El primer efecto que producen es el de relajar la mente para poder sentir… ¡pero sobre todo el de volver a ponernos en movimiento!».

Causas: «En el interior de nuestro cuerpo, todo se mueve de forma permanente, tanto los tejidos como los órganos. De esta armonía depende nuestro equilibrio interior y exterior. Ahora bien, la mayoría de nuestros condicionantes modifican ese precioso equilibrio, al ralentizar el movimiento o, al contrario, acelerarlo, lo que afecta inmediatamente a nuestras vidas, en las que vivimos sometidos a sacudidas de  aceleración y desaceleración. Al tomar conciencia de este movimiento interior, entraremos en contacto con nuestra interioridad. Una clave importante para aportar a nuestro cuerpo lo que realmente necesita, en lugar de responder a los objetivos vinculados a nuestra obsesión de aparentar o a la ignorancia».

¡Estar bien con uno mismo!

La reconciliación es un camino que podemos buscar día tras día. En lugar de pasarte el día intentando coger sol siguiendo un programa planificado al milímetro a fin de obtener un bonito bronceado, o buscando el momento adecuado en el agua para endurecer los muslos, nos dedicamos a escuchar y sentir… nuestro movimiento interior.  

Si aprendemos a escucharnos mejor, a nuestro propio ritmo, y a adaptarnos a nuestro entorno más que a sufrirlo, podemos poner fin a nuestras exigencias y ¡sentirnos bien con nosotros mismos! Y aprovechar al máximo las vacaciones…

C. Maillard

Otros contenidos del dosier: Autoestima

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test