Prejuicios desmentidos sobre los padres homosexuales

La Sociedad Americana de Psicología (APA) ha publicado una guía que resume los resultados de las investigaciones sobre madres lesbianas, padres gays y sus hijos. La publicación, dirigida principalmente a psicólogos, abogados, trabajadores sociales u otros profesionales implicados en procesos de adopción o custodias legales, pretende desmitificar las creencias acerca de la capacidad de crianza de las parejas del mismo sexo y del comportamiento y las tendencias sexuales de sus hijos. Muchos de los prejuicios que recoge la publicación, que resumimos a continuación, no nacen de la experiencia, sino que se transmiten culturalmente, y no tienen fundamento científico alguno.

Homosexualidad y salud mental

En 1973, la Sociedad Americana de Psiquiatría eliminó la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales. Dos años después, la Sociedad Americana de Psicología tomó la misma decisión, e instó a los profesionales de la salud mental a que contribuyeran a desterrar la idea de que los homosexuales padecían un trastorno psicológico, explica la guía. “No existe evidencia de que la orientación homosexual perjudique la salud mental, pero las circunstancias en las que viven los gays y las lesbianas, entre ellas la exposición a los prejuicios y la discriminación, suelen provocarles un gran sufrimiento”, recuerdan desde la APA.

Ser homosexual y padre o madre

Según se señala en el documento, las creencias de que no están preparados para ser padres no tiene fundamento empírico. Su manera de criar no difiere demasiado de la de los padres heterosexuales, tal y como han revelado las investigaciones. Muy por el contrario, se ha observado que las parejas homosexuales que crían juntas hacen un mejor reparto de las tareas domésticas y del cuidado de sus hijos. Podrían, incluso, tener mejores habilidades parentales. Así lo reveló un trabajo realizado con 256 familias con padres homosexuales, en el que se observó que, a la hora de elegir una técnica disciplinaria, la mayoría prefería el diálogo al castigo físico, al contrario de lo que sucede en la mayoría de los hogares norteamericanos.

¿Qué pasa con los hijos criados por parejas del mismo sexo?

Las investigaciones que recoge la guía desmontan los principales prejuicios y temores que existen sobre estos: que serán homosexuales como sus progenitores, que tendrán problemas para adaptarse y relacionarse, así como mayores problemas conductuales, y, finalmente, que tendrán más probabilidades de sufrir abusos sexuales.

Sobre su identidad sexual y su conducta de género

En las investigaciones, la gran mayoría de los hijos de padres gays y madres lesbianas se describen a sí mismos como heterosexuales, sin diferencias con los hijos de parejas heterosexuales. Respecto a su comportamiento de género, en la guía se explica que en los estudios no se han observado diferencias en sus preferencias, intereses u ocupaciones. En un trabajo con hijos de madres lesbianas, se observó que aquellos no presentaban diferencias en su grado de masculinidad o androginia, pero manifestaron sentir niveles más elevados de “feminidad psicológica”, en contra de la creencia de que estas madres son menos femeninas.

Sobre su desarrollo personal

Todos los trabajos indican que los problemas psiquiátricos, conductuales, de inteligencia o de adaptación escolar que se teme puedan presentar los hijos de madres lesbianas o padres gays no están justificados.

Sobre sus relaciones sociales

Los informes revelan patrones normales en las relaciones con los iguales. En cuanto a las relaciones con los adultos, las relaciones de los adolescentes con sus padres homosexuales se describen como cálidas y atentas.

Sobre los abusos sexuales

Las preocupaciones sobre los abusos sexuales tampoco tienen base en la literatura científica. No hay evidencia de que un hombre gay sea más proclive a cometer abusos sexuales que uno heterosexual.

Conclusiones del estudio

Según se explica en la publicación, no hay evidencia de que las madres lesbianas o los padres gays estén menos preparados para ser padres ni de que el desarrollo de sus hijos se vea comprometido.

Fuentes:

www.apa.org

Otros contenidos del dosier: Educación

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test