Superar los conflictos en vacaciones

Esos días tan esperados durante todo el año por toda la familia, "las vacaciones”, pueden convertirse en una pesadilla; problemas en la pareja, discusiones con los hijos y un mal ambiente que arruine todas las expectativas.

Los conflictos ya existen

El error es tratar de ocultarlos o incluso esperar que las vacaciones entierren los problemas que no hemos sabido solucionar antes.El tiempo libre lo único que hace es agravar la situación, poner de manifiesto esos conflictos con mayor intensidad.

A veces nos cuesta reconocerlo, pero utilizamos el trabajo, las obligaciones, los amigos o los compañeros como un refugio o un apoyo para ir tirando sin hacer frente a los problemas familiares. Los escondemos detrás de la rutina y, al romperla con las vacaciones, es cuando surgen con más intensidad.

Aún estás a tiempo

Echa un vistazo a tu relación de pareja, a los problemas más recientes que has tenido con tus hijos y a las alternativas que podrían mejorar entre unos y otros. Las vacaciones no van a hacer milagros, pero puedes hablar y buscar algunas soluciones:

1ª.- Pensadas para todos

Especialmente si cada uno tiene gustos, edades y expectativas distintas; los niños, los adolescentes y vosotros mismos esperáis de las vacaciones cosas diferentes. Una fórmula que da buen resultado es recordar que hay tiempo para compartir y tiempo para disfrutarlo individualmente, forzar las actividades en común más de la cuenta es una equivocación.

2ª.- Sin idealizarlas

Así os evitaréis el riesgo de sufrir desengaños. Por mucho que te esfuerces nunca se puede tener todo previsto, y mucho menos esperar que en vacaciones sucedan cosas maravillosas por el mero hecho de haber elegido el lugar perfecto.

3ª.- Con mucha tolerancia

Sobre todo a la hora de evitar roces y discusiones por cuestiones insignificantes. Los primeros días de las vacaciones son algo estresantes para todos; el equipaje, el cambio de horarios, la impaciencia por empezar a disfrutar…

Hay que tomarlo con calma hasta que cada uno se adapte un poco a la situación, un mal comienzo puede ser irreparable.

Otros contenidos del dosier: Familia

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test