Adolescentes: ¡Nadie me entiende!

La adolescencia es la etapa en que se manifiestan los primeros síntomas de maduración sexual, y dura hasta el momento en que se alcanza la madurez física, mental y emocional.
Los cambios que experimentan las chicas en estas edades dependen mucho de los factores sociales, la educación recibida y el entorno afectivo en el que hayan vivido durante la infancia. Por ejemplo, aquellas adolescentes que en su niñez han tenido carencias afectivas y han presenciado situaciones violentas, se comportan de un modo conflictivo en sus posteriores relaciones; en cambio, quienes han vivido una infancia caracterizada por la contención, el respeto, la confianza y la afectividad suelen ser más sociables.

Como entender a las adolescentes

La adolescencia es un período de transformación subjetiva en el que se debe confirmar la propia identidad. Además acontece una serie de cambios corporales, psicológicos y sociales que afecta mucho a las niñas. Predomina el sentimiento de extrañeza, puesto que los cambios producen dudas y temores que afectan el comportamiento y las actitudes de las adolescentes.
Tan a menudo se sienten tristes como molestas o enfadadas. Entender estas actitudes es muy necesario para ayudarlas y compartir con ellas sus diferentes estados de ánimo.
Es el momento en que necesitan tomar decisiones para sentirse independientes, pero al mismo tiempo quieren permanecer en la seguridad y en la protección de la infancia. De esta forma se dan avances y, a la vez, retrocesos con conductas regresivas.
Los conflictos que puede vivir una adolescente constituyen episodios absolutamente normales dentro del mismo proceso del desarrollo de la persona. Sin embargo, no es de extrañar que este proceso de cambio comporte, a su vez, temores y dudas a los padres y los adultos que la rodean.

La construcción de su propia identidad

La joven lucha por construir una nueva realidad psíquica y reconstruir nuevas relaciones y vínculos con el mundo exterior. Se ha de enfrentar con ella misma, con sus seres queridos –la familia– y con la propia sociedad de la que espera muchas cosas. Por ello tiene que superar sus inseguridades, tomando decisiones y buscando su proyecto de vida.
La identidad no es una posesión, sino un proceso dinámico que se experimenta a través de los vínculos sociales y las relaciones interpersonales.
Durante esta etapa, la niña trata de identificarse con diferentes modelos preestablecidos o alternativos, experimenta y prueba. Para formarse un autoconcepto positivo y una autoimagen saludable, necesita de la cultura y la sociedad. Algunos factores la estimulan y otros, por el contrario, dificultan la construcción de su identidad. En este sentido, la adolescencia es más que una edad crítica: se trata de un proyecto de vida en el cual todo está por hacer.

Aceptación de sí misma

Por un lado, la joven necesita escapar del control adulto pero, por el otro, le hace falta aceptarse a sí misma para poder asumir el mundo en que vive.
En esta búsqueda del yo, la adolescente crea su identidad. Para ello, es de suma importancia que se relacione con gente fuera del entorno familiar. La aceptación y la rebeldía desempeñan un papel de gran relevancia en este proceso. Se conjuga la necesidad de diferenciarse o romper con las normas preestablecidas con la necesidad de aceptación de los demás.
La propia aceptación significa que la adolescente se ve dueña de su cuerpo y de sus actos, y también implica asumir las consecuencias. Este proceso es el inicio de un proceso cuyo objetivo es la emancipación.

Sociabilidad

Este período se ha descrito como el paso de una actitud egocéntrica (mirarse ella misma), propia de la infancia, a una actitud sociocéntrica (mirarse en relación con los demás). Así, las adolescentes suelen establecer interacciones sociales con el deseo de generar ideas, elaborar teorías y participar en corrientes de pensamiento o ponerse en sintonía con los demás.
La comunicación, el apoyo y el intercambio son manifestaciones de una adolescente que busca moldear y afirmar su identidad, realizarse como persona y ampliar su autonomía.

Edad de la creatividad

Durante el crecimiento, la niña ha de desprenderse del pasado para poder tomar decisiones por sí misma. Decisiones que difieren de las de sus padres para poder darse cuenta y demostrar que es capaz de generar ideas propias.
Se trata de una etapa clave en el desarrollo de la personalidad, el desarrollo social, emocional y psicológico.

Creatividad de pensamiento

«Si la niña tiene la capacidad de manipular objetos, la adolescente tiene la facultad de manipular ideas», según Jean Piaget, un estudioso de la adolescencia.
En la adolescencia se inicia la etapa del pensamiento, que permite a las jóvenes reflexionar, generar ideas, elaborar teorías y proyectar su futuro. Este proceso puede variar mucho en función de variables socioeconómicas y culturales, así como de las experiencias provenientes de la educación y el ambiente.

La etapa de los duelos

Se trata de una etapa de duelos entre la infancia y la adultez.
No son de extrañar los temores y las angustias de la niña que necesita dejar de lado la seguridad que le proporcionaban sus padres en la infancia, abandonar su cuerpo y su rol infantiles para llegar a tener autonomía y asumir sus propias ideas, sus propias decisiones y sus propias responsabilidades.
Por tanto, cuando la adolescente quiere desprenderse de los lazos pueriles para poder hacer su inserción en el mundo adulto, entra en conflicto con las personas que no quieren o no pueden comprenderla.

Otros contenidos del dosier: Psicología en la adolescencia

Comentarios

Artículos destacados

Educación constructivista: en qué consiste
Educación constructivista: en qué consiste

En estas escuelas no hay libros de texto, sino que se trabaja por proyectos. Los niños dirigen su propio proceso de...

La felicidad de las parejas en igualdad
Adicto a las relaciones complicadas
¿Qué es el “gaslighting”?
Brownout: el trabajador desmotivado
¿Tu hijo puede ser un genio de las mates?

Los estudiantes suelen quejarse de que muchas de las materias que estudian no les servirán después. Sin embargo, tener un ...

Hacer otros Test