Riesgos de la automedicación en el embarazo

Embarazo y dolores diversos

Migrañas, dolores de cabeza, de espalda, ardor de estómago… Son síntomas que sienten casi todas las embarazadas. Pero cuando aparecen no debemos tomar cualquier medicamento. Los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, que tomamos como si nada en épocas normales, están totalmente prohibidos durante el embarazo: pueden dañar la salud del bebé y perjudicar su desarrollo.
En algunos casos, el médico puede recetarlos –de manera precisa y por tiempo limitado– si el estado de salud de la mujer lo impone. Pero de ninguna manera debes tomarlos por tu cuenta. Para atenuar los dolores puedes recurrir al paracetamol.

Para los dolores importantes a veces se receta codeína de manera puntual. Pero dado que puede afectar al feto, deben limitarse las tomas.

En casos extremos, cuando la embarazada está enferma, el médico puede administrar morfina en dosis mínimas.

Embarazo y resfriado

En invierno la mujer embarazada no está exenta de contagiarse virus y diversas infecciones. Aquí van algunos consejos.

Combatir el resfriado

Los medicamentos contra el resfriado están prohibidos. En caso de fiebre puede tomarse paracetamol, no más de un gramo por comprimido. Los lavados nasales con agua de mar o suero fisiológico son muy útiles. También la homeopatía. Un comprimido de Coryzalia a cada hora puede limitar los efectos del resfriado. Lo mismo sucede con las tisanas y las inhalaciones.

Aliviar el dolor de garganta

También para las anginas y los dolores de garganta los tratamientos son limitados. Las gárgaras y las pastillas homeopáticas pueden suavizar la garganta; también las tisanas con miel. Lo importante es apostar por la prevención: utiliza pañuelos y evita los lugares concurridos o muy calefaccionados, donde es más probable que circulen los virus.

Calmar la tos

La tos puede ser extremadamente molesta para una mujer embarazada. Hay algunos jarabes que se pueden tomar de manera puntual. Dentro de la homeopatía, el Stodal también puede ayudar a aliviar la tos seca. En caso de tos productiva deben evitarse los antitusivos. La tos productiva sirve para expulsar los microbios y los medicamentos que la combaten impiden la expulsión.

¿Qué pasa con los antibióticos?

En general, deben evitarse. Tan solo se permiten los compuestos a base de penicilina como el Clamoxyl y el Augmentine, siempre y cuando la paciente no sea alérgica a esta sustancia. Los macrólidos también se autorizan, a diferencia de las ciclinas, que son peligrosas para el desarrollo del bebé. En cualquier caso, debe ser el médico quien los prescriba. Si tienes fiebre no dudes en acudir a su consulta.

Embarazo e hipertensión

Hay pacientes que sufren hipertensión crónica y toman medicamentos específicos para combatirla. La mayoría de los antihipertensivos son muy peligrosos para las gestantes. De manera que es primordial revisar el tratamiento desde el comienzo del embarazo para descartar cualquier riesgo para el feto.

Los betabloqueantes y los inhibidores cálcicos se autorizan en algunos casos pero, una vez más, es esencial consultar con el médico previamente.

Embarazo y problemas venosos

En caso de varices en las piernas debes llevar siempre medias de contención del tipo 2, andar regularmente y beber dos litros de agua al día, de ese modo mejorarás la circulación. Para las varices pélvicas, desafortunadamente, no hay remedios efectivos, salvo el reposo.
Aunque no se ha demostrado el eficacia del Daflon hay mujeres embarazas que le son fieles. Aunque no está contraindicado, habla con tu médico antes de tomarlo.

Embarazo y hemorroides

Suele ser el estreñimiento el que causa las hemorroides. Estas son frecuentes en el embarazo, por eso es importante prevenirlas siguiendo una higiene de vida estricta: evita la comida picante, bebe mucho líquido e intenta no estar de pie durante mucho tiempo. Si tienes problemas para ir al baño, no te fuerces. Para mejorar el tránsito intestinal vigila la dieta: come más verduras y sustituye las harinas blancas por las integrales.

No dudes en utilizar supositorios de glicerina si los necesitaras. Y para calmar el dolor recurre a las pomadas antihemorroides. Habla con tu médico.

Embarazo y sueño

Durante el embarazo el insomnio es frecuente, dada la dificultad de encontrar una postura cómoda para dormir. Para favorecer el sueño puedes tomar Donormyl de 15 mg, que es el único medicamente permitido para este fin.
No lo tomes durante el día porque es un antihistamínico sedativo y produce somnolencia. Hay mujeres que lo toman al principio del embarazo para luchar contra las náuseas y los vómitos. Al final del embarazo su consumo debe reducirse. Está, asimismo, prohibido durante la lactancia.

Embarazo y problemas digestivos

Tanto el Gaviscon como  el Mopral se permiten durante el embarazo para evitar el reflujo y la acidez gástrica. Pero lo mejor es cuidar la dieta: evita los tomates, la lechuga y, sobre todo, no te acuestes inmediatamente después de comer.

V. Chaouat

 

Fuente: doctora Anne-Gaël Cordier, ginecóloga del servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital Antoine Béclère de Clamart (Francia).

Otros contenidos del dosier: Automedicación

Comentarios

Artículos destacados

Medicamentos: la mejor hora para tomarlos
Medicamentos: la mejor hora para tomarlos

Algunos medicamentos incluyen recomendaciones sobre el momento en el que deben ser consumidos y la distancia que se debe...

Los errores más comunes al consumir calmantes
¿Qué puede curar un placebo?
Resistencia a los antibióticos
Fármacos que nunca mezclar con alcohol