Los secretos de un buen botiquín de viaje

Acudir al médico y a la farmacia

Además de visitar al médico, es aconsejable ir a la farmacia para comprar los medicamentos que no necesitan receta. Es el caso de las tiritas, los antisépticos y de algunos medicamentos. Si se visita un país de clima cálido, ir al médico es imperativo porque es muy posible que ciertas vacunas sean un requisito para cruzar la frontera. Si se visita una región afectada por el paludismo, seguramente habrá que seguir un tratamiento preventivo.

Un botiquín acorde a las vacaciones

El botiquín debe adecuarse a cada tipo de viaje, a su duración y al modo de viajar de cada uno. Es importante llevar suficientes productos y medicamentos para toda la estancia, sobre todo si es larga o si se siguen tratamientos a largo plazo, como los antihipertensivos, los hipolipolipemiantes, etc. Dormir en una tienda de campaña no es igual que hacerlo en un hotel cinco estrellas, por eso el contenido del botiquín debe adaptarse a cada tipo de aventura…

Mejor los medicamentos en pastillas

De manera general, es mejor llevarse de viaje medicamentos en comprimidos o cápsulas, puesto que los líquidos, una vez abiertos, duran menos. Los supositorios son muy sensibles al calor, y una vez que se han derretido… ¡es difícil aplicarlos! Es importante llevar la caja de los medicamentos o al menos el prospecto. Para saber más, puede recurrir al apartado Guía de medicamentos.

Doctissimo propone una lista detallada de medicamentos, cosméticos y material médico de utilidad en los viajes; no hace falta llevarse todo, si no, no quedará espacio para la ropa. Para facilitar la lectura de la lista, los medicamentos se han clasificado según el tipo y el modo de utilización de cada uno.

 

François Resplandy

Otros contenidos del dosier: Los medicamentos en los viajes

Comentarios