Embarazo y medicamentos: consejos básicos

Consejos para las mujeres embarazadas o que den el pecho

  • No se deben tomar medicamentos que no hayan sido recetados por un médico. Atención: un medicamento autorizado al principio del embarazo puede no estarlo durante los últimos meses.
  • Si estás embarazada, es importante que se lo comuniques a los profesionales de la salud, ya sea un médico, un farmacéutico o una enfermera.
  • En caso de duda es aconsejable consultar con el médico o el farmacéutico.

¿Cuáles son los riesgos?

Muchos medicamentos pueden pasar a la sangre del feto a través de la placenta, lugar de intercambio entre la madre y el bebé. En efecto, esta barrera permite el paso del oxígeno y de los nutrientes pero también de ciertos medicamentos.

Los medicamentos de riesgo son los que se encuentran en el torrente sanguíneo, es decir, aquellos que se ingieren de manera oral, sublingual, rectal, cutánea o inyectable. Aunque los medicamentos que se ingieren por otras vías no ingresan en la sangre, es mejor tomarlos con prudencia.

Las cifras:

  • Tasa de anomalías congénitas: 10 % de los embarazos
  • Anomalías congénitas debidas a los medicamentos: del 4 al 5 % de las anomalías congénitas totales, es decir, un embarazo sobre 200.

Los medicamentos que se toman durante el embarazo no necesariamente tienen que provocar consecuencias dramáticas. Además, las malformaciones eventuales suelen ser mínimas.

No obstante, administrados a través de vías a menudo poco conocidas, ciertos medicamentos pueden originar malformaciones o causar intoxicaciones al feto. Las consecuencias de la administración de medicamentos varían según el momento del embarazado en el que se esté. La toxicidad de los medicamentos puede incluso manifestarse antes de la concepción.

Lactancia y medicamentos

Al igual que durante el embarazo, la toma de un medicamento durante la lactancia puede suponer un riesgo. Si el medicamento pasa a la leche es absorbido por el bebé y puede provocarle una intoxicación.

Los medios de estudio de la toxicidad en los niños son, al igual que durante el embarazo, difíciles de evaluar desde un punto de vista ético. Sin embargo, puede saberse si el medicamento ha pasado a la leche o no, lo que permite establecer el periodo durante el cual no se podrá amamantar.

Como sucede en el embarazo, no es aconsejable medicarse en el periodo de amamantamiento sin consentimiento médico.

En caso de duda, debe consultarse con un especialista.

F. Respland

Otros contenidos del dosier: Medicamentos y embarazo

Comentarios