Fármacos y embarazo

Fármacos que se han de evitar

Se han de evitar durante el embarazo todos los medicamentos que no sean necesarios, y aún así sólo cuando el beneficio supere el riesgo de su administración. Además siempre se ha de valorar con un profesional si es realmente necesario el fármaco y elegir el más inocuo de todos los disponibles.
Se deben evitar fármacos tales como anticancerosos, talidomida, isotretinoína y etretinato (productos contra el acné), andrógenos, estrógenos y gestágenos; fármacos tiroideos, antiepilépticos, antidiabéticos orales, y determinados sedantes, analgésicos y antibióticos, como también los anticonceptivos orales, el danazol, el dietilestilbestrol, los anticoagulantes orales y los glucocorticoides, entre otros.
Se deberán de evitar en lo posible vacunas con virus vivo como las de la poliomielitis, rubéola, fiebre amarilla o viruela.

Fármacos en el embarazo

Durante el embarazo se suelen emplear  suplementos de hierro y de yodo así como complejos polivitamínicos para complementar la dieta. En caso de cefalea u otros dolores se puede emplear el paracetamol (analgésico).Si se presentan vómitos o nauseas  se pueden usar la doxilamina y la metoclopramida (antieméticos).También se pueden usar  antiácidos y los antibióticos como la penicilina.

Actualizado por el Dr. José Manuel Marín

Otros contenidos del dosier: Medicamentos y embarazo

Comentarios