Medicamentos teratógenos. Precauciones durante el embarazo

¿Qué es un medicamento teratógeno?

Tradicionalmente se consideraban medicamentos teratógenos aquellos susceptibles de producir malformaciones visibles en el recién nacido, alterando la colocación natural de los órganos en el estado embrionario.

Actualmente la definición se extiende a un conjunto de sustancias que tienen efectos nefastos en el embrión y el feto."Sabemos que ciertos medicamentos pueden perturbar la diferenciación y la maduración de los órganos, los tejidos y ciertos tipos de células. Su acción no se manifiesta a través de malformaciones visibles sino con disfunciones en el nivel fisiológico o de comportamiento, como retrasos en el desarrollo de las capacidades", precisa la doctora Elisabeth Elefant del Centro de referencia de los agentes teratógenos (CRAT).

¿Cómo reconocer un medicamento teratógeno?

Con excepción de las moléculas grandes, todos los medicamentos pasan a través de la placenta. La información que viene con los medicamentos menciona los riesgos para las mujeres embarazadas.

Contraindicados: La utilización de ciertos medicamentos está contraindicada cuando presentan riesgos de malformación y riesgos feto tóxicos probados, independientemente de la frecuencia con que se presente el problema (inferior a 5% en el caso del litio o la carbamazepina, por ejemplo, y superior al 20% en el de la talidomida).En caso de tener que tomar estos medicamentos se requiere un sistema anticonceptivo eficaz durante la duración del tratamiento.

Desaconsejados: Se desaconsejan pero no se prohíben formalmente a pesar de riesgos de malformación y feto tóxicos cuando el efecto terapéutico es el objetivo principal;

A evitar: Se deben evitar por razones de prudencia cuando los datos científicos brindan seguridad pero de forma parcial.

Factibles: Si los datos ofrecen seguridad global

Posibles: Si los datos no dejan dudas sobre su seguridad.

Teniendo en cuenta los datos disponibles y el tiempo corto de utilización, se puede afirmar que hay pocos medicamentos de los que se pueda decir con certeza que no presentan riesgos teratógenos.

El doctor Elefant insiste en que, aparte de la contraindicación, las otras precauciones se han establecido basadas en sospechas pero no en efectos reales. Las prescripciones se deben estudiar caso por caso y en función del beneficio que le aporte a la madre.

Enfermedad crónica. ¿Qué hacer si se desea un hijo?

"Cuando una mujer sigue un tratamiento de largo curso es fundamental que le comunique al médico responsable su deseo de quedar embarazada Igualmente debe hablar con un ginecólogo-obstetra´´, aconseja la doctora Elefant.

El embarazo puede afectar la evolución de la patología y ciertos períodos pueden favorecer su inicio Prevenir permite también diseñar el esquema terapéutico que mejor se adapte al caso, como reducción del tratamiento habitual, sustituciones en las fases de mayor riesgo o, si se justificara, su interrupción. Si se decide interrumpirlo puede ser necesario dejar pasar un cierto tiempo entre la última toma.y el inicio del embarazo. Este lapso se calcula en función del tiempo que el organismo necesita para eliminarlo, el cual puede llegar a ser de varias semanas.

¿Y si ya hay embarazo?

Cuando una mujer sigue un tratamiento con medicamentos de alto riesgo y descubre que ha quedado embarazada,´´nunca debe interrumpir el tratamiento por su cuenta -advierte la doctora Elefant- y debe hablar con el médico que lo ha recetado´´. Para tomar una decisión sobre los pasos a seguir, el médico hará una evaluación individualizada y documentada, posiblemente ayudado por el CRAT (Centro de Información sobre los Agente Teratógenos, en Francia) o un centro regional de vigilancia farmacológica´´.

Se trata de tener en cuenta el conjunto de los datos publicados sobre el medicamento, los riesgos en función del momento y la duración del tratamiento, la evolución de la enfermedad y los antecedentes de la paciente y también lo que ella desea.

Se puede recomendar además una vigilancia prenatal con ecografías y un diagnóstico prenatal. En algunos pocos casos se podría recomendar la interrupción del embarazo.

Después del nacimiento podría ser beneficioso que el bebé reciba control y cuidados especiales.

Otros agentes teratógenos

Los medicamentos teratógenos no son los únicos responsables de las malformaciones fetales Las enfermedades como la rubeola, la varicela y la toxoplasmosis; los contaminaste presentes en el medio ambiente, como los metales pesados o el consumo de alcohol pueden también afectar al feto y ser causantes de malformaciones Por otro lado, hay un alto porcentaje de casos de malformaciones fetales cuyo origen se desconoce.

A Plessis

Otros contenidos del dosier: Medicamentos y embarazo

Comentarios