Café y descafeinado: ¿amigos o enemigos de la salud?

Café y cafeína: beneficios

Según afirman varios estudios, la cafeína, principal sustancia del café, poseería importantes propiedades beneficiosas: por ejemplo, actuaría de manera positiva en las secreciones gástricas y biliares, ayudando así a la digestión. También actuaría en el corazón, estimulando su funcionamiento. Además, estaría especialmente indicada para las dietas hipocalóricas, gracias a su capacidad para reducir el apetito. Y todavía más conocidas son sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Café y cafeína: riesgos

Contrastando con lo mencionado en el párrafo anterior, la cafeína también puede tener riesgos para nuestra salud. Por ejemplo, el efecto estimulante de las secreciones gástricas podría causar daños graves en el aparato digestivo. Por lo tanto, está totalmente contraindicada para aquellas personas que tengan úlcera o reflujo gastroesofágico. La cafeína, consumida en exceso, puede provocar insomnio, taquicardia, hipertensión y temblores.

Cafeína: dosis recomendadas

Es difícil establecer una cantidad exacta de la cafeína que debemos consumir para disfrutar solo de sus beneficios. De hecho, depende de las condiciones de salud de la persona y de otros factores. Sobre todo, en personas hipertensas o ansiosas, y durante el embarazo, una dosis excesiva de cafeína puede generar varios problemas. En general, los especialistas aconsejan un consumo máximo de 300 mg de cafeína al día. Una taza de espresso, por ejemplo, contiene 60.

¿El descafeinado es el amigo del corazón?

Las siempre contradictorias declaraciones científicas dividen a la opinión pública y las reacciones de la gente. Ante la advertencia de que el café puede ser perjudicial para la salud, los bebedores asiduos preferirían invitar a su suegra a comer todos los domingos que renunciar a ese breve pero intenso momento de placer. De la salud que se preocupen otros. Los escépticos, por precaución, reducen sus dosis. En cambio, la situación es diferente si los médicos alaban los beneficios de la famosa planta brasileña: es el pretexto ideal para permitirse una tacita de más –la salud es lo primero– y la suegra que se quede tranquilamente en su casa los domingos.

Imposible solucionar el problema. Mientras tanto, en la Università degli studi di Palermo, Italia, se ha llevado a cabo un estudio que podría alegrar a los apasionados del café, y que sería capaz –al menos aparentemente– de disolver todas estas dudas. Un investigador del Departamento de Medicina Interna y Enfermedades Cardiovasculares de esta universidad de la capital siciliana, el Dr. Silvio Buscemi, ha revelado, a través de un estudio, que el tan criticado café descafeinado, tendría efectos beneficiosos para el sistema cardiovascular. He aquí cómo.

La investigación se ha valido de un experimento: a un grupo de personas en buen estado de salud se le administraron, en dos momentos diferentes, una y dos tacitas de café descafeinado. Una hora después de haber ingerido la bebida, se monitorizaron las variaciones de la función endotelial, el revestimiento de las arterias. El resultado demostró algo sorprendente: el consumo del primer café descafeinado mejoró, en más del 25%, la función del endotelio. Después de beber el segundo café, el porcentaje casi se duplicó, llegando hasta el 45%.

Todavía no se han definido bien las razones científicas que provocarían tales mejoras. Estos científicos italianos afirman que probablemente se trate de algunas sustancias presentes en el café que no son del todo conocidas. Sustancias que también estarían presentes en un café clásico pero que estarían contenidas por la acción de la cafeína.

Descafeinado: algunas contraindicaciones

A pesar de este estudio, el descafeinado tampoco estaría exento de algunas consecuencias negativas para el organismo. Según algunos expertos, aumentaría la tasa de colesterol malo en la sangre. Esto dependería de las técnicas utilizadas para trabajar los granos de café utilizados en el descafeinado. Además, no debemos olvidar que incluso en el descafeinado existe un pequeño porcentaje de cafeína. Se recomienda el consumo de dos, como mucho tres, tazas al día.

Los amantes del café podrían estar tranquilos y cuidar de su salud con un buen descafeinado, sin por ello renunciar a una costumbre tan arraigada en nuestro país.

G. Mannino

Otros contenidos del dosier: Café

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test