Alimentos azucarados

Interés para el equilibrio alimentario

Feto, recién nacido y lactante. El feto aprecia los sabores dulces, ya en el útero materno. Esta atracción por los sabores azucarados se prolonga después del nacimiento: el recién nacido sonríe cuando se coloca en sus labios una gota de agua azucarada. En pleno crecimiento y con pocas reservas, el organismo del lactante necesita energía que pueda utilizar rápidamente.
Niño, adolescente y adulto. El niño de más edad, el adolescente y el adulto poseen más reservas de energía. Además, pueden consumir numerosos alimentos no azucarados y ricos en energía, como frutas, pan, legumbres, patatas, pasta, arroz o maíz. A estas edades, los alimentos azucarados ya no son absolutamente indispensables para el metabolismo. Se puede vivir sin consumirlos jamás. Pero la atracción por el azúcar suele prolongarse hasta la edad adulta.
Anciano. Después de los 70 años, la atracción por el azúcar tiende a aumentar. Los alimentos azucarados completan la nutrición de numerosos ancianos, ya que, a su edad, suele apetecer menos la carne o el pescado. Los alimentos dulces ricos en proteínas –como derivados lácteos, flanes, pasteles o arroz– pueden sustituir estos productos.

Lugar en la mesa

Los alimentos azucarados son muy variados y pueden consumirse de muchas formas (por ejemplo, azúcares, helados, bizcochos, pasteles, bollería, chocolate o bebidas azucaradas).
Postres sabrosos. El mejor momento para tomar un alimento azucarado es el postre. Se integra armoniosamente en el equilibrio de la comida. Si se elige un postre más bien graso, como un pastel de chocolate, es preferible que el resto de la comida haya sido ligero. La fruta, en cambio, es más suave y se integra bien en todo tipo de comida;
además, proporciona múltiples vitaminas y minerales.
Bollería, bizcochos y chocolate. La bollería es bastante grasa, pero puede tomarse una o dos veces por semana en el desayuno, y más a menudo en la merienda, si la tarde es activa desde el punto de vista físico. Las mismas normas se aplican para los bizcochos. Los más equilibrados son los secos, como las galletas: son las más ricas en trigo y las menos ricas en grasas. Una porción de chocolate de vez en cuando no supone ningún problema.
Bebidas azucaradas y dulces entre comidas. Las bebidas azucaradas deberían consumirse de forma excepcional, una o dos veces por semana. Su abuso provoca un exceso de peso. Comer dulces entre las comidas también favorece el aumento de peso. En caso de obesidad o diabetes, es primordial evitar estos dos hábitos, pero, en general, puede tomarse un postre azucarado al final de la comida.

Azúcar y caries

Aunque los azúcares son imprescindibles en la alimentación, hay que diferenciar los azúcares altamente recomendables de los que pueden evitarse.
Entre los primeros se encuentran los azúcares llamados de absorción lenta, presentes en los propios alimentos, como el pan, las patatas o las frutas. Entre los segundos se hallan los llamados azúcares de absorción rápida, como el azúcar refinado que se añade al café (siempre es preferible el azúcar «moreno», menos refinado) o los azúcares de las bebidas carbonatadas y de los productos de bollería industrial.
Todos estos alimentos superfluos aportan exclusivamente calorías vacías, sin otros nutrientes asociados (como minerales o vitaminas), que contribuyen –por un lado– a un exceso de aporte energético y, por lo tanto, a la obesidad y –por otro lado– favorecen el crecimiento de la flora bacteriana de la boca y la formación de la placa bacteriana, con la consiguiente producción de caries dental.

Otros contenidos del dosier: Tipos de alimentos

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test