Frijoles: ocho razones para que los sigas incluyendo en tu dieta

Los frijoles han sido parte de la dieta mexicana desde hace miles de años: algunos hallazgos arqueológicos en nuestro país y Sudamérica indican que ya se conocía 5,000 años a.C. y hoy siguen siendo elemento básico de nuestro menú diario. De hecho, México se ha reconocido como “el más probable centro de su origen, o al menos, como el centro primario de diversificación al mundo”, de acuerdo con el Centro de Tecnología de Alimentos, de la Universidad Autónoma de Nayarit.

Frijoles: variedades y ventajas nutricionales

Se conocen alrededor de 150 variedades de frijoles y en México se estima que existen entre 50 y 70.

Estos son algunos hechos sobre los frijoles:

  1. Aportan carbohidratos, un alto contenido de proteína vegetal, los minerales calcio y hierro y vitaminas del complejo B. 100 gramos (una taza) proporcionan 14 gr de fibra dietética, buena para tu salud digestiva.
  2. Los hidratos de carbono contenidos en los frijoles son complejos, esto significa que satisfacen el hambre por más tiempo y proveen energía por un periodo de tiempo más prolongado.
  3. La clase de fibra que se encuentra en ellos ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre y reduce el riesgo de padecimientos crónicos, tales como diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer
  4. Poseen un bajo contenido de grasa y, como toda planta, no contienen colesterol.
  5. El frijol es la principal fuente de proteínas vegetales en la dieta. Su papel es muy significativo para las personas de bajos recursos que, al no tener acceso a proteínas de origen animal, encuentran en el frijol esos nutrimentos esenciales.
  6. Si se combinan con alimentos con alto contenido de vitamina C, como los tomates o los cítricos, nuestro organismo absorbe de mejor forma el tipo de hierro que se encuentra en los frijoles.
  7. Debido a su cantidad de fibra y carbohidratos, pueden resultar un poco indigestos. Pero basta con dejarlos en abundante agua toda la noche para que pierdan esa pesadez. Tira el agua en que los remojaste; lávalos y cocínalos a tu gusto.
  8. De las variedades de frijol, las favoritas de los mexicanos son los negros, amarillos, blancos, morados, bayos, pintos y moteados.

Frijoles: si no los puedes cocinar, pasa por el súper

Pese a estos beneficios nutricionales, se ha observado que, desde la década de los 80, hay una disminución en su consumo, la cual se puede explicar en parte por el cambio de estilo de vida de población y la poca disposición de tiempo para la preparación alimentos que requieren de varias horas, como los frijoles. Lo bueno es que tenemos muchas opciones en el supermercado para quienes vivimos corriendo todo el tiempo, así que consumir una ración de frijoles diariamente, se hace casi obligatorio. 

FUENTES:

Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad

Idaho Comisión de Frijol

TE RECOMENDAMOS:

Sofrito de pollo con frijoles negros

Los alimentos más ricos en fibra

Fibra, vitaminas y minerales

Alimentación rica en fibra

Alimentación rica en hierro

Otros contenidos del dosier: Tipos de alimentos

Comentarios

Artículos destacados

Blue Majik: el superalimento que debes probar
Blue Majik: el superalimento que debes probar

¿Un superalimento? ¿Un colorante? ¿Una especia? Si estás en las redes seguro que ya has visto platos de comida de color...

Todo sobre el té matcha
Vegetarianos: ¿viven más?
Nitratos y nitritos en alimentos
Café: alternativas sin cafeína
Vegetariano: ¿Sabes elegir las proteínas?

Ser vegetariano o vegano es una tendencia que gana adeptos día a día, pero ¿sabes cómo elaborar menús vegetarianos...

Hacer otros Test